Argentina. Denuncian al gobierno de Jujuy por permitir perforaciones en Calilegüa

Resumen Latinoamericano / Agosto 2015 .-  Activistas de Greenpeace, caracterizados como animales de la Selva de Yungas, protestaron frente a la Casa de Jujuy en Buenos Aires y colocaron un cartel con la leyenda “Fuera petroleras del Parque Nacional”.

La organización denunció que el gobierno de Jujuy autorizó a una empresa china a extraer petróleo en el Parque Nacional Calilegüa y a expandir sus actividades.

Según  Greenpeace, la extracción de petróleo en un parque nacional viola tres leyes e implica riesgos de contaminación por derrames, incendios y derrumbes sobre más de 20.000 hectáreas. El gobierno provincial otorgó una concesión hasta el año 2037 a la empresa china JHP International Petroleum Engineering Ltd. Los primeros 6 años pretenden realizar 3 nuevas perforaciones.

“Extraer petróleo en un parque nacional es completamente absurdo e ilegal. Y es un precedente muy peligroso que no podemos permitir. Calilegüa es una maravilla de todos los argentinos que debemos proteger”, afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace, quién detalló que se está violando la Ley de Parques Nacionales (22.351), la Ley de Bosques Nativos (26.331) y la Ley de Hidrocarburos (17.319).

 

A fines de abril los trabajadores del Parque Nacional Calilegua presentaron un petitorio al Directorio de la Administración de Parques Nacionales (APN), donde denuncian y exigen una rectificación del acto administrativo mediante el cual el presidente del organismo, Carlos Corvalán, autoriza a la empresa china JHP International Petroleum Engineering Ltda, a presentar el Estudio de Impacto Ambiental de su proyecto de perforar tres pozos para la extracción de petróleo y dos pozos sumideros, en jurisdicción del área protegida, comprendidos por el yacimiento Caimancito. En la demanda, afirman que el hecho representa una “flagrante violación” a la Ley 22.351 de Parques Nacionales, norma que prohíbe tal actividad extractiva. El plan de JHP, que conformó una Unión Transitoria de Empresas (UTE) con Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE) tiene una duración de 24 años, pero la APN sólo solicitó un estudio, de tres años.

Los trabajadores del Parque consideran que ese proyecto debió ser “rechazado en todos sus términos” ante la inviabilidad legal de realizarlo. Cabe recordar que esta área natural protegida es de prioritaria conservación porque constituye uno de los pocos sectores de selva pedemontana del país que ha sobrevivido a los desmontes impulsados por la ampliación de la frontera agropecuaria. Forma parte de la zona identificada como el corredor ambiental de mayor importancia del NOA, imprescindible en términos de conectividad biológica por constituir el último nexo funcional entre los sectores norte y centro de las yungas argentinas y por su rol en la conectividad con el ambiente chaqueño. Su importancia se pone de manifiesto al ser declarada Reserva Natural Estricta y Área Núcleo de la Reserva de la Biósfera de Yungas.

You must be logged in to post a comment Login