Militar turco que critica al Ejecutivo es investigado y denostado por el propio gobierno de Erdogan

Martín De Battista/Resumen Latinoamericano, 28 de agosto de 2015 – La Comandancia General de la Gendarmería comenzó una investigación contra el Teniente Coronel Mehmet Alkan, quien criticó duramente al gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, en turco) del presidente Tayyip Recep Erdogan por la guerra que lleva adelante y las muertes que provoca. Esto ocurrió el 23 de agosto pasado, en el marco del funeral de su hermano, el Capitán Ali Alkan, quien fue muerto durante un combate en la región kurda de Sirnak.

Cientos de personas seguían el féretro, y entre los más cercanos se destacaba una gorra de oficial. Los gritos y llantos característicos inundaban el aire alrededor del ataúd, cubierto con la bandera roja de la medialuna y la estrella. Como en todos los funerales de militares y policías caídos en la lucha contra la guerrilla, había un fuerte control del gobierno, ninguna transmisión en vivo, y agitación para hacer ver a los uniformados muertos como “mártires” honrosos para la patria.

El hombre de la gorra no pudo contener su indignación, y las pocas cámaras presentes lograron grabar cuando decía: “¿Quién es el asesino de mi hermano? ¿Por qué aquellos que ayer se llenaban la boca hablando de ‘solución pacífica’ ahora dicen ‘guerra total’?”, gritaba el Teniente Coronel con lágrimas en los ojos, envestido con sus rangos y uniforme ante el ataúd de su hermano.

1

Debido a estas declaraciones el aparato de prensa pro-AKP y los círculos de influencia del gobierno presionaron para que sea pasado a retiro y separado de la fuerza por “hablar con la mentalidad del Partido para la Democracia de los Pueblos (HDP, por sus siglas en turcos)”, que es el partido que agrupa a las fuerzas progresistas, democráticas, socialistas, kurdas y de diferentes nacionalidades en Turquía.

Fue el éxito electoral del HDP el 7 de junio pasado lo que determinó que el AKP cambiara la política de negociación con la guerrilla del PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) por la política de guerra total, ya que el gobierno de Erdogan y del primer ministro Ahmet Davutoglu no pudo sostener una mayoría absoluta en el Parlamento para seguir gobernando. Esto llevó a negociaciones para formar un gobierno de coalición, donde el AKP no quiso negociar con ninguna agrupación opositora, y comenzó una guerra interna arrestando a más de 1.000 opositores y desatando la guerra contra el pueblo kurdo. Las próximas elecciones fueron convocadas para el 1 de noviembre, y el AKP espera aniquilar a sus oponentes para lograr un buen resultado. Cualquier similitud con una dictadura no es mera coincidencia.

Durante el funeral, el Teniente Coronel Alkan también apuntó contra el ministro de Energía, Taner Yildiz, quien había tratado de hacer populismo y demagogia al afirmar que quisiera caer mártir. Sobre esto, Alkan dijo: “Aquellos que dicen que quieren caer mártires, se esconden en palacios tras 30 guardaespaldas y salen solamente en automóviles blindados. ¡No existe tal cosa! Si usted quiere caer mártir, entonces debería ir usted mismo al campo de batalla y hacerlo usted mismo”.

A pesar de que la guerrilla no quiere la guerra, y simplemente se mantiene en disposición defensiva, más de 200 soldados y policías han muerto en el último mes en el desarrollo de las acciones de represión al pueblo y operaciones anti-insurgencia.

Alkan, quien sostuvo que el AKP lideraba una guerra a costa de las vidas de los jóvenes, fue duramente atacado por la prensa adicta al gobierno, razón por la cual ahora la Comandancia de la Gendarmería inició una investigación contra el militar turco.

Tanto los videos como las declaraciones fueron en un principio fuertemente censurados, en un país donde Twitter, Facebook y Youtube suelen prohibirse y bloquearse más días que los que están en funcionamiento. Mucha prensa opositora (más de 96 sitios web) en Turquía han sido ilegalizados y censurados desde el último mes.

Así funciona la mentira reaccionaria en un país donde los servicios de inteligencia (MIT) colaboran con el Estado Islámico (EI), y luego el parlamento –cuando tenía mayoría absoluta el gobierno-, aprueba una ley donde pena con cárcel a los periodistas y directores de medios que afirmen que hubo colaboración del MIT con los terroristas.

La reacción de la Gendarmería, el Gobierno y de los medios adictos son una expresión más de lo dura que será la lucha por democratizar Turquía. Si estos sectores buscan degradar a un militar por tener opiniones y mentalidad de un partido democrático que se presenta a las elecciones, ¿serían capaces de gestar un nuevo genocidio en Turquía si mañana el HDP ganara los comicios?

La respuesta llegó tres días después, cuando el Ejército turco infiltró francotiradores en la ciudad de Cizre, matando a seis personas, entre ellas un niño de 7 años.

You must be logged in to post a comment Login