MUTAD HIJAZI NUEVO MARTIR DE LA RESISTENCIA PALESTINA

RESUMEN LATINOAMERICANO, 1 de noviembre 2014.- Cientos de indignados palestinos acompañaron el funeral del ex preso palestino asesinado ahora por los sionistas.Le acusaban sin ningún tipo de pruebas de haber disparado contra un activista ultra sionista.

301494

JERUSALÉN (Ma’an) – Alrededor de 300 palestinos participaron en el funeral de Mutaz Hijazi, de 32 años, la noche del jueves, a pesar de una orden judicial israelí que sólo permitía concurrir a 45 personas.

La alta participación en el funeral de la noche, que se celebró después de que fuerzas israelíes devolvieron su cuerpo  refleja la ira generalizada en el barrio de al-Zawri en Silwan, donde vivió Hijazi.

Hijazi fue asesinado la madrugada del jueves por las fuerzas israelíes que dijeron que era un sospechoso en el tiroteo del activista nazi-sionista judío Yehuda Glick. Ese hecho provocó una incursión de soldados sionistas y el asesinato de Hijazi y ha elevado las tensiones en toda Jerusalén e indignado a muchos palestinos, muchos de los cuales lo vieron como una ejecución extrajudicial.

La madre de Hijazi dijo a Ma’an que vio por última vez a su hijo el miércoles por la tarde antes de ir a trabajar y que ella estaba en la cercana ciudad de al-Eizariya, cuando oyó la noticia de que el vecindario de al-Zawri donde vivían había sido cerrado por la policía .

«Caminé  desde la Puerta de Damasco hasta  casa,» dijo ella. «Vi a las fuerzas israelíes que rodeaban nuestra casa, y nosotros no teníamos ninguna información sobre Mutaz hasta que fue llevado en la ambulancia de la Media Luna Roja.»

«Entramos a la casa y vimos que fue arrasada en el interior y que había un fuerte olor a humo. Yo no sabía lo que pasó, pero al parecer Mutaz huyó a la azotea para ocultarse y ellos (las fuerzas israelíes) lo persiguieron y lo asesinaron sin más.»

La madre de Hijazi agregó que su hijo fue detenido cuando tenía 17 años por «participar en actividades de la intifada», y que fue condenado primero a seis años y recluido en régimen de aislamiento antes de que sus detenciones se renovarn por otros tres años, y luego otros dos. »

«Él pasó 10 años en régimen de aislamiento», agregó.

«¿Por qué no detener e interrogarle? ¿Por qué deliberadamente le disparan y lo dejan  desangrar hasta la muerte?»

La hermana de Hijazi Shaymaa dijo que estaba al otro lado de la calle, en la casa de su hermano mayor cuando se produjo el incidente.

«Yo no sabía lo que estaba ocurriendo en nuestra casa. Pensamos que era una redada de detención en el barrio y luego oímos de repente un intenso tiroteo”

Shaymaa añadió que sabía que su hermano había sido asesinado cuando ella le oyó gritar «Alá Akbar».

Dijo que también las fuerzas israelíes dispararon balas de acero recubiertas de goma en varias casas y locales  cuando los vecinos intentaron «comprobar lo que estaba pasando con Mutaz.»

Ella dijo que el padre de  Hijazi, el tío y el hermano fueron detenidos brevemente para identificar el cuerpo de Mutaz.

Otro testigo, Khalid Ghaith, dijo que no escuchó a los soldados pidieran a Hijazi  entregarse o rendirse, y que él sólo escuchó un intenso fuego de cuatro a seis minutos. “Fueron directamente a asesinarlo”.

You must be logged in to post a comment Login