Israel bombardea nuevamente y causa más muertos entre la población palestina

Resumen Latinoamericano/Agencias – Siete militantes del movimiento islamista Hamás han muerto en las últimas horas en los ataques de la aviación israelí sobre la franja de Gaza, en una jornada más de enfrentamientos que eleva la tensión entre israelíes y palestinos. Otras seis personas han resultado heridas de diversa gravedad.

Según el portavoz de emergencias de la franja, Ashraf al Qedra, citado por Efe, los cuerpos de seis milicianos han sido recuperados de un túnel que fue alcanzado el domingo por los bombardeos en la localidad de Rafah, fronteriza con Egipto. Hamás utiliza los túneles para introducir víveres y armas en la franja.

La televisión de Al Qasa, afín a Hamás, ha indicado que los seis milicianos pertenecen a la Brigadas al Qasam, ala militar del movimiento islamista. Otro miliciano del movimiento islamista ha muerto en circunstancias aún poco claras. Se trata de la jornada con más bajas para Hamás desde la guerra fronteriza de 2012.

Además, un miembro del grupo radical palestino Yihad Islámica ha muerto y uno más ha resultado herido de gravedad en un ataque israelí sobre el campo de refugiados de Al Bureij, en el centro de Gaza.

Según el Ejército israelí, los ataques se han producido como respuesta al lanzamiento desde la franja de más de 25 cohetes que alcanzaron territorio israelí este domingo. Un soldado israelí ha resultado herido por las esquirlas de uno de los tres cohetes que cayeron cerca de la localidad de Eskol.

En las últimas tres semanas, se han lanzado más de 150 proyectiles desde Gaza, según las mismas fuentes.

También en la mañana del lunes una unidad del Ejército israelí que patrullaba la frontera ha sido atacada con lanzagranadas, sin que se hayan producido víctimas.

Netanyahu descarta una confrontación abierta

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha prometido hacer «lo que sea necesario» para garantizar la seguridad de las localidades del sur del país. No obstante, el primer ministro también ha advertido contra una confrontación abierta con Hamás, tal y como postulan los miembros de extrema derecha de su gabinete, porque los arsenales del movimiento islamista incluyen misiles de largo alcance que podrían alcanzar el centro de Israel.

Esta negativa de Natanyahu para provocado que la coalición del ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, haya roto su alianza política con el Likud aunque Lieberman no abandonará el Gobierno.

«No es ningún secreto que hay desacuerdos fundamentales que ya no permitan el trabajo conjunto (con el Likud). Nos separaremos y haremos una facción separada», ha apuntado Lieberman, según AFP, quien ha el partidario más firme del Gobierno a una intervención militar sobre Gaza.

Hamas amenaza con responder a los ataques

Por su parte, un portavoz de las Brigadas Izz al Deen Al Qassam, el brazo armado de Hamas, Abu Ubaida, ha acusado a Israel de violar el alto el fuego negociado tras de la guerra de 2012, y ha amenazado con responder. «Nuestro pueblo sabe bien cómo cobrarle un precio muy alto al enemigo», ha apuntado Ubaida en una conferencia de prensa en Gaza, informa Reuters.

La tensión entre palestinos e israelíes va en aumento desde el secuestro y asesinato de tres jóvenes judíos en Hebrón y de un adolescente palestino en Jerusalén. Israel ha detenido a seis ultraderechistas judíos acusados de este último crimen, que ha provocado protestas de los palestinos en Jerusalén Este y entre la población arabe-israelí.

Los extremistas judíos detenidos por el asesinato de Abú Judeir intentaron secuestrar a un niño de nueve años

Los seis extremistas judíos detenidos por el secuestro y asesinato el pasado miércoles del adolescente palestino Mohamed Abú Judeir al parecer intentaron secuestrar a un niño palestino de nueve años un día antes, según recoge la prensa israelí.

Abú Judeir, de 16 años, fue secuestrado y quemado vivo. Su cuerpo fue hallado en el Bosque de Jerusalén el miércoles en lo que parece una venganza por el asesinato de tres jóvenes colonos israelíes secuestrados el 12 de junio cerca de Hebrón.

Un día antes del secuestro y asesinato de Abú Judeir los sospechosos habrían intentado raptar a Musa Zalum, de 9 años. El hecho fue denunciado a la Policía, pero no se le dio credibilidad, según se ha sabido este domingo.

Los detenidos están bajo custodia del Shin Bet, los servicios secretos israelíes para el interior de Israel y los terriotorios palestinos ocupados. La ley israelí permite mantener a los sospechosos de terrorismo bajo custodia sin recibir asistencia legal durante diez días, un plazo que puede ampliarse hasta los 21 días con autorización judicial. Durante este periodo la Policía no tiene necesidad de presentar cargos.

Desde la familia de Abú Judeir han asegurado que no han recibido ninguna información de la Policía sobre estos arrestos pese a que los agentes les aseguraron de que serían los primeros en conocer cualquier novedad en la investigación.

«Quiero que los israelíes sepan y vean por sí mismos lo que le ocurrió a Mohamed. Los asesinos estaban influidos por todos los que pidieron venganza», ha declarado un tío del adolescente asesinado, Sair Abú Judeir.

La madre de Abú Judeir, Suha, ha expresado su satisfacción por las detenciones, pero ha asegurado que tiene poca fe en el sistema judicial israelí. «No tengo paz en mi corazón. Aunque han apresado a quienes dicen que han matado a mi hijo, sólo van a responder unas preguntas y luego los pondrán en libertad. ¿Para qué?», se ha preguntado. «Que los traten igual que nos tratan a nosotros. Que derriben sus hogares y los detengan igual que hacen con nuestro shijos», ha añadido.

You must be logged in to post a comment Login