Fuerzas iraquíes arrecian ataques aéreos contra bastiones islamistas

Resumen Latinoamericano/Prensa Latina – Aviones y helicópteros de la fuerza aérea iraquí intensificaron hoy los bombardeos a territorios controlados por extremistas sunnitas, en medio de la continuada ofensiva islamista, a pesar de asesoría y operaciones militares estadounidenses.

Un día después de que fuentes de seguridad reportaron ataques de drones de Estados Unidos a posiciones del Estado Islámico de Iraq y el Levante (EIIL) en Al-Qaim, limítrofe con Siria, la aviación se atribuyó exitosas incursiones en Mosul, Tikrit, Baiji, Al-Anbar y Balad.

En Al-Owesat, Al-Rowashid y Al-Hardaniya, áreas del norte de Balad, unidades terrestres y la aviación del Ejército dieron muerte a 60 terroristas y quemaron nueve vehículos, al tiempo que destruyeron otros cuatro carros equipados con ametralladoras automáticas en Al-Edhaim y Balad.

Según un comunicado del alto mando castrense citado por la agencia oficial NINA, la ofensiva por aire contra bandas del EIIL también abarcó la zona oeste de Mosul, capital de la provincia norteña de Nínive y segunda ciudad de Iraq que fue de las primeras dominadas por los islamistas.

En el distrito de Al-Bashir de esa misma urbe, los salafistas sunnitas (fundamentalistas) masacraron a decenas de civiles por disputas sectarias, según relataron algunos sobrevivientes a canales televisivos nacionales.

Basada en datos de su representación en Bagdad, la ONU estimó ayer que en 17 días de ofensiva (del 5 al 22 de junio) en el norte y occidente del país, los extremistas del AESH, nombre en árabe del EIIL, mataron al menos a mil 75 personas e hirieron a 658, la mayoría civiles de etnias y sectas rivales.

Otra incursión aérea abatió a por lo menos 38 islamistas e hirió a otros 17 en el estratégico poblado de Baiji, donde se ubica la mayor refinería de petróleo del país, mientras en Husseibah, en la provincia de Al-Anbar, otro bombardeo mató a siete takfiristas (extremistas) y a seis civiles.

Por otro lado, el portavoz del Ministerio del Interior, Saad Maan, anunció que destacamentos de inteligencia desmantelaron una célula terrorista en el norte de la provincia de Babel y arrestaron a sus miembros.

En medio de reportes contradictorios de las facciones beligerantes sobre éxitos en sus respectivas operaciones militares, comenzaron a trabajar en suelo iraquí los dos primeros grupos de asesores militares y 90 soldados norteamericanos para apoyar al Gobierno en el combate al EIIL.

Dichos equipos evaluarán la cohesión y disposición combativa de las fuerzas de seguridad iraquíes, y aconsejarán la forma más efectiva de continuar el envío de asesores al país y de otros 50 efectivos que deben llegar en los próximos días, explicó un oficial en Bagdad.

Mayoría en EE.UU. desaprueba manejo de Obama sobre Iraq

Un 52 por ciento de los estadounidenses desaprueba el manejo de la crisis en Iraq por parte del presidente Barack Obama, reveló hoy una encuesta de The Washington Post y ABC News.

Asimismo el 42 por ciento aprueba su gestión de la crisis en general, mientras sólo el 13 por ciento de los republicanos y cuatro de cada 10 independientes dicen que les gusta el enfoque del presidente en medio de la profundización de la violencia sectaria en la nación levantina.

La pesquisa encontró una división entre la población sobre la respuesta que el mandatario debe dar.

El 45 por ciento de preguntados apoya los ataques aéreos contra la creciente insurgencia sunita, una cifra casi similar, el 46 por ciento, que se opone a esa decisión.

Los que se dicen independientes son los menos proclives a dar respaldo a esa medida, apoyada por el 41 por ciento en ese bando.

Por el contrario, el 58 por ciento de los republicanos y el 44 por ciento de los demócratas dicen que apoyan la acción militar dirigida.

Casi un tercio de los republicanos avala sólidamente la idea, mientras que un tercio de los independientes y el 27 por ciento de los demócratas convencidos se oponen a esa medida.

Declaraciones del secretario de Estado John Kerry enfatizaron en la necesidad de un gobierno de unidad nacional inclusivo en Iraq para que la Casa Blanca tome algún tipo de acción, en especial el uso de la fuerza.

El estudio de los dos medios estadounidenses reveló que sólo el 30 por ciento apoya el retorno de los militares estadounidenses a territorio iraquí, mientras que el 65 por ciento se opone.

Así también dos tercios de los demócratas se oponen a tal acción, con un 42 por ciento subrayando su fuerte oposición. Por el contrario, el 68 por ciento de los independientes rechazan el retorno de las fuerzas de tierra.

En el lado republicano seis de cada 10 personas rechazan la idea, aunque algunas figuras prominentes de ese partido en el Congreso apoyan la intervención.

You must be logged in to post a comment Login