ETA pone sus armas “fuera de uso operativo” ante comisión internacional

Resumen Latinoamericano/Agencias – La organización ETA y la Comisión Internacional de Verificación (CIV) han dado comienzo a un proceso de inventariado y de puesta “fuera de uso operativo” del arsenal de la organización armada. De ello da fe un vídeo en el que dos representantes de ETA y los miembros de la CIV, Ram Manikkalingam y Ronnie Kasrils, aparecen junto a una mesa en la que se observan diversas armas y explosivos.

Esta era la noticia que traen a Euskal Herria los verificadores y que tanta expectación ha creado en los últimos días. Se trata efectivamente de un paso inédito de ETA, reforzado por el impacto de una imagen no vista en otros procesos similares de resolución.

El video que ofrece NAIZ recoge el momento en que las dos partes comprueban que el material dispuesto por ETA coincide con el listado ofrecido por la organización. Sobre la mesa se ven pistolas, explosivos como Pentrita, cable detonador y otros elementos. A un lado está el anagrama de la organización vasca, y como fondo el ‘Guernica’ de Pablo Picasso.

CIV certifica

La CIV ha anunciado que el pasado mes de enero certificó que ETA “ha sellado y puesto fuera de uso operativo una cantidad de armas y explosivos”. Lo ha hecho en una comparecencia en el hotel Carlton de Bilbo, cuya sala de prensa se ha quedado pequeña ante la masiva presencia de medios de comunicación tras la expectación suscitada por su visita a Euskal Herria.

Manikkalingam ha comparecido junto a los miembros de la Comisión Fleur Ravensbergen, Aracelly Santana, Chris Maccabe y Ronnie Kasrils y ha recordado que el grupo se creó para verificar el alto el fuego anunciado por ETA en 2011 y el subsiguiente cese definitivo de su actividad armada.

Según ha explicado, en su última visita a Euskal Herria hace un año, la Comisión “constató” que el proceso había avanzado y animó a los actores implicados a dar pasos que incrementaran la confianza en su desarrollo.

La CIV ha informado de que, en abril de 2013, ETA la interpeló, “de manera confidencial”, que incluyera en su mandato la “verificación de un proceso unilateral” de sellado, puesta fuera de uso operativo de armas, munición y explosivos.

Tras aceptar la CIV esta solicitud, en setiembre, la organización armada le transmitió su disposición a dar el primer paso en este proceso, “el cual tuvo lugar en enero de 2014 en presencia de la Comisión”.

La CIV “tiene la confianza” de que este paso es “creíble y significativo” y ha añadido que creen que conducirá a la “puesta fuera de uso operativo de todas las armas, munición y explosivos de ETA”.

Desde su experiencia en otros procesos, la Comisión considera que “es un paso previo al desarme completo”.

Centrales sindicales creen en el paso de ETA

ELA y LAB han saludado el paso dado por ETA de iniciar un proceso de inventariado y sellado de armas. Para Ainhoa Etxaide, se trata de una iniciativa de “gran calado” que “quita la posibilidad al Estado de bloquear el proceso”, mientras que Adolfo Muñoz cree que certifica «la unilateralidad del proceso y su irreversibilidad y es coherente con las aspiraciones y demandas de nuestra sociedad, así como con las recomendaciones impulsadas por el Foro Social».

La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha opinado que la decisión de ETA de proceder al inventariado y puesta fuera de uso operativo de sus armas y explosivos y su verificación por parte de la CIV supone “un gran paso” que “quita la llave” al Estado para «bloquear el proceso».

Tras abandonar el encuentro conjunto mantenido por sindicatos, patronal y partidos con los verificadores internacionales, Etxaide ha aplaudido el paso de la organización clandestina vasca.

“Creemos que es una iniciativa de calado, que es un gran paso, un paso y una decisión con la que ETA le quita la llave al Estado y al Gobierno español de decidir cómo va a ser el futuro, cómo va a ser el proceso”, ha manifestado.

En su opinión, este paso de ETA “quita al Estado la posibilidad de bloquear este proceso” que “tantas expectativas genera en Euskal Herria” y que “con tantas ganas se quiere que se desarrolle”.

No obstante, ha advertido de que “corresponde a los agentes políticos, sociales, sindicales e institucionales” desarrollar “este camino, abrir las puertas de par en par a la normalización política”.

Ello implica, según ha remarcado, “resolver el problema de los presos, dejar de enjuiciar y condenar a la militancia política” vasca, y “normalizar un país en los términos de que todos los partidos políticos puedan competir en ello en igualdad de condiciones”.

“Hay un proyecto en marcha, el paso de hoy es determinante para que ese proceso avance. Constata que avanza, y depende de nosotros que sigamos dando pasos”, ha afirmado.

Por su parte, el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha mostrado su satisfacción por la decisión de ETA y ha valorado que este “paso certifica que el proceso es irreversible, no tiene marcha atrás” y además “es coherente con las aspiraciones y demandas de nuestra sociedad, así como con las recomendaciones impulsadas por el Foro Social”.

Ha advertido sin embargo de que “así como hasta ahora el alto el fuego unilateral y el proceso posterior hasta el día de hoy ha sido un proceso unilateral, y ETA ha hecho lo que tenía que hacer y tiene que seguir haciéndolo, un proceso de verificación del desarme no se puede hacer si los estados español y francés no ponen algo de su parte”.

En este sentido, ha explicado que la Comisión Internacional de Verificación les ha solicitado que transmitan a la sociedad vasca y a los estados francés y español que “tienen que poner de su parte para que el desarme completo se pueda realizar”.

You must be logged in to post a comment Login