Colombia. Proyecto presupuestal del 2016 incrementa los gastos de defensa y reduce la inversión en el campo

Resumen Latinoamericano/ 08 de agosto de 2015  .-  El proyecto para el  Presupuesto del 2016 fue aprobado por el gobierno nacional, dicho proyecto está en consonancia con el Plan Nacional de Desarrollo el cual va en contra de los acuerdos parciales alcanzados en los diálogos de La Habana y  de las aspiraciones de los trabajadores del campo y de la ciudad.

El proyecto en cuestión no cumple con las demandas de los campesinos, planteadas en la Cumbre Agraria, ni de los trabajadores que han dejado en sus  pliegos sindicales las reivindicaciones sociales para mejorar su calidad de vida.

Mauricio Cárdenas Santamaría, Ministro de Hacienda, radicó el proyecto ante el Congreso de la República el cual será debatido en el marco de la campaña electoral de octubre próximo.

El presupuesto para 2016 está por 215.9 billones de pesos. El de 2015 fue de 210 billones de pesos, lo que representa un crecimiento del 2.5 por ciento y aunque el gobierno dice que se conserva una política de “austeridad inteligente”, el proyecto desestima el hueco fiscal de 9 billones de pesos, la devaluación que pasa del 50 por ciento y  la caída de las importaciones, en gran medida por los TLC, de 40 por ciento.

El 25 por ciento del presupuesto (48.6 billones de pesos) está destinado al pago del servicio de la deuda externa. Noventa y un billones van a las transferencias, 33.6 billones a los gastos de personal, dos billones de pesos a la operación comercial y 40.6 billones de pesos a la inversión.

El proyecto contempla una reducción de la inversión en 10. 5 por ciento que se reflejará  en la parte social, en particular en el transporte y la vivienda, hay que reseñar que el presupuesto para la defensa aumentó, dicho incremento es del 8.3 por ciento, con lo que pasa de 27.7 billones a 30 billones, un Billón menos que el presupuesto destinado para la educación la cual pasó de 29.3 billones a 31 billones.

Uno de los puntos que deja entrever la poca preocupación del gobierno nacional por el campo es la disminución del gasto presupuestado para el sector agrario el cual pasó de 3.9 billones en 2015 a 2.4 en 2016.

Esta situación pone en entredicho los acuerdos del gobierno con la Cumbre agraria y el movimiento campesino, pero también deja  en veremos las inversiones que se acordaron en el primer punto de  los diálogos de paz en la Habana, con estos recortes presupuestales también se pone en entredicho las políticas sociales de empleo y de mejores condiciones de vida. El deporte, la recreación y la cultura también se verán afectados por los recortes presupuestales contemplados en elproyecto radicado en el congreso de la republica.

La salud sale beneficiada con un incremento en su presupuesto, pero no se brindan soluciones de fondo para resolver la crisis del sector que tiene a la mitad de la red pública hospitalaria en alto riesgo por el incumplimiento de las EPS

“Debido a la información asimétrica, las EPS adquieren poderes monopólicos que les permiten entregar el monto de los servicios que les reportan la máxima ganancia. Luego de las múltiples reformas, el sistema opera con erogaciones mayores a los ingresos y las diferencias se cubren postergando las deudas a los hospitales y trasladando parte de los gastos al Fosyga”, sostiene el economista Eduardo Sarmiento Palacio.

Con este plan presupuestal se mantiene el nivel de gastos de funcionamiento y se reduce la inversión. Situación que se traduce en ríos de mermelada corriendo entre los amigos del gobierno, el proyecto plantea la historia de siempre, más presupuesto para la guerra y la mermelada y exclusión para la población de menor ingreso.

El proyecto sintetiza como el capital nacional y transnacional es el mayor beneficiario del dinero público

You must be logged in to post a comment Login