Pentágono inverte $68 millones en bases militares de Estonia, vecina de Rusia

Resumen Latinoamericano / 08 de Agosto 2015  .- El Pentágono planea destinar 68 millones de dólares para la infraestructura militar de Estonia como parte de un programa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que ofrece ayuda militar y entrenamiento adicional a los países fronterizos con Rusia.

La ayuda a Estonia, que se enmarca en el programa Iniciativa de Reaseguramiento Europeo de la OTAN (IRE) ha sido anunciado por una delegación estadounidense, encabezada por el congresista Rob Wittman, tras mantener un encuentro con el ministro de Defensa estonio, Sven Mikser.

El jefe de la delegación, Rob Wittman, dijo que la presencia de tropas estadounidenses es importante porque la rotación de los soldados estadounidenses en Estonia ayudaría a ganar experiencia y conocimiento de la situación en la región», según el comunicado de la Defensa estonia.

Wittman, quien viajó al país báltico, abogó por invertir en las bases militares estonias de la localidad de Amari (noroeste) y la ciudad de Tapa (norte), de acuerdo con la agencia de noticias rusa RT.

 

«El jefe de la delegación, Rob Wittman, dijo que la presencia de tropas estadounidenses es importante porque la rotación de los soldados estadounidenses en Estonia ayudaría a ganar experiencia y conocimiento de la situación en la región», según el comunicado de la Defensa estonia.

1422117_xl                                                     Sven Mikser, ministro de Defensa de Estonia.

De acuerdo con la misma fuente, la base militar de Tapa, considerada la más grande del Ejército de Estonia, fue construida por la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y es adecuada para el entrenamiento de tiro de artillería y distintas maniobras militares. Mientras, la base aérea de Amari también fundada durante la misma era soviética será utilizada como campo de aviación para las fuerzas de la OTAN.

El referido programa IRE, cuyo objetivo es permitir la presencia militar permanente de EE.UU. en Europa oriental y central, ha sido financiado por el Congreso estadounidense, tras ser presentado el año pasado por el presidente Barack Obama como una necesidad para evitar un supuesto “ataque” de Rusia en la crisis ucraniana.

La OTAN junto con EE.UU. tiene previsto ampliar su presencia militar en Europa del Este en medio de la crisis en Ucrania y, desde hace un año, viene realizando numerosos ejercicios bélicos en esta zona.

El pasado 4 de mayo, la Alianza Atlántica inició uno de sus más amplios ejercicios antisubmarinos en el mar del Norte. Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania, Letonia, Polonia y Suecia participaron en esa maniobra realizada en Estonia, Lituania y Noruega cerca de las fronteras de Rusia, en víspera del llamado Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial.

Rusia y el Occidente viven, sin duda, uno de los momentos más tensos en su relación desde el final de la Guerra Fría, debido al conflicto en Ucrania. Para algunos analistas, Washington está allanando el camino para lanzar un ataque militar contra Moscú.

 

Foto: El desfile de los blindados de vehículos militares de EE.UU. en la ciudad estonia de Narva, ubicada a 300 metros de la frontera con Rusia, 25 de febrero de 2015.

fdd/ncl/hnb

You must be logged in to post a comment Login