Argentina: Los buitres, el default y los bancos privados (opina un economista de izquierda)

Resumen Latinoamericano / RNMA, 30 de julio 2014.- Eduardo Lucita, del EDI (Economistas de Izquierda) en una entrevista realizada este jueves por la Red Nacional de Medios Alterntivos en su programa de radio, opina sobre el tema de los fondos buitre y el default.

Lucita comenzó opinando sobre el tema del default y afirmó que lo que está sucediendo es una “situación inédita en la historia internacional porque el sistema armado por los bancos para que Argentina pague la reestructuración implica tres pasos. El primero que Argentina saque la plata del bolsillo y la deposite en un banco, el segundo es que el banco lo distribuya entre los acreedores, y el tercero es que los acreedores cobren. El primer paso se cumplió y cuando el banco va a cumplir el segundo paso aparece el juez (Griesa) y le dice: ‘usted no puede pagar’. El tercer paso está incumplido. Entonces qué clase de default o falta de pago es este, porque un default es cuando un país no está en condiciones de pagar. Pero acá el país puede pagar a tal punto que giró el dinero. Argentina acaba de pagar 600 millones de dólares al Club de Paris o sea que no es un problema de falta de fondos”.

Enredando las Mañanas: Nos preguntamos si hay que pagar más o si se debe o no pagar…

Eduardo Lucita: De toda la dirigencia política, sindical, salvo los sectores de  izquierda, no hay nadie que diga que no hay que pagar, son todos pagadores seriales. En el medio surgió la jugada de los bancos que no son solo según se dice los bancos argentinos que están en ADEBA (:::..) con excepción de los bancos nacionales, sino los bancos privados y el Banco Ciudad sino también el Citibank, el HSBC y otra corporación bancaria internacional, dispuestos a comprar la totalidad de la deuda, cerca de 1.600 millones de dólares, pero no todo con capitales propios, sino con encaje bancario. El encaje es una garantía para los depósitos de los ahorristas de distinta naturaleza y es plata que los bancos tienen inmovilizada por ley. Entonces le estaban pidiendo al Banco Central que le dé esos fondos hasta fin de año.

EM: ¿Y por qué harían esto los bancos?

EL: En primer lugar si el default efectivamente, como los bancos tienen bonos y acciones, esos valores se les derrumban y los bancos pierden mucha plata. Y habría que ver si en el medio no se les paga alguna comisión o contribución por este servicio patriótico que prestarían los bancos.
Pero ahí hay un problema y es que si los bancos compran los 1650 millones de dólares (1500 de capital y el resto de intereses que se van acumulando) se les estaría pagando el 100%, entonces por más que no esté la cláusula RUFO (1), Argentina estaría transgrediendo la ley cerrojo (2) que tiene un punto que dice lo mismo que la RUFFO.
La RUFFO vence el 30 de diciembre de este año, pero en la Ley Cerrojo que se sancionó durante la presidencia de Néstor Kirchner en el marco de la reestructuración del año 2005, hay un artículo que dice lo mismo que la RUFFO y ese artículo no vence.

ELM: Entonces aun pagando después de diciembre cabe la duda si no tendría que pagarle más a todos los otros acreedores..

EL: Sí, porque estaría transgrediendo sino su propia ley (la ley cerrojo) y daría motivo a nuevos juicios. Es una situación casi sin salida salvo que consigan los votos en el Congreso para anular la ley cerrojo definitivamente. Ahora, eso tendría un costo muy fuerte para el gobierno que ha dicho “nosotros reestructuramos la deuda con una quita del 65/70%”, que fue la quita más grande de la historia de las deudas de países soberanos. Y ese es un tema que el sistema financiero internacional no perdona y ha dicho “quita como ésta nunca más”.

ELM: ¿Podemos decir que ayer fue como el “7D” para la Ley de Medios? Nos referimos a que todos decían que se caía el mundo y al final no pasó nada de lo que se decía que iba a pasar.

EL: En realidad se decía que no se caía el mundo porque iba a haber un arreglo que al final no se produjo y estamos esperando a ver qué pasa. O sea que es como el “7D” pero a la inversa. Las cosas que están diciendo los gurúes de la “City” es que están muy contentos con esta situación.  Apostaban a que no hubiera acuerdo y que impacte políticamente.
Hay una cosa que es cierta y es que Argentina hace años que no toma deuda internacional. Por lo tanto por ese lado no puede pasar nada, no se le corta el crédito porque ya no tiene crédito. Es cierto que durante este último año Argentina había hecho un esfuerzo pagando lo que nunca iba a pagar y pagando más de lo que tenía que pagar al Club de Paris, a Repsol, etc., para volver a los mercados de crédito. Ahora esto cortó esa posibilidad. Es muy difícil que de aquí a fin de año consiga algún crédito para recuperar la economía.
Por lo tanto es casi seguro que vamos a seguir en recesión y si esto continúa, las suspensiones se van a seguir traduciendo en despidos de manera casi inevitable. Porque en la crisis de 2009 que fue una crisis muy fuerte el gobierno recurrió al sistema REPRO (3) que le permitió evitar despidos en masa, pero este año el sistema fiscal no sé si aguanta un nuevo REPRO.

ELM: ¿Por qué el gobierno no toma una medida como la que tomó el gobierno de Eduardo Duhalde en su momento, de instituir la doble indemnización para evitar los despidos? ¿Lo hace para negar esta situación como hizo con la inflación?

EL: Yo pienso que sí. Hasta ahora hay dos sectores afectados: la construcción que ya tuvo despidos y que perdió varios miles de puestos de trabajo en el último año, y por otro lado el sector automotriz. Pero en este último hay un acuerdo de las terminales automotrices con el gobierno y con el SMATA que si este año la producción llegaba a 750 mil vehículos (en 2013 fue más de 800 mil) no iba a haber despidos porque con las suspensiones se arreglaban.
Uno ve que las terminales no han despedido, que los que lo han hecho son las autopartistas. Y en algún caso, como LEAR, están despidiendo sin ningún justificativo, porque trabaja exclusivamente para Ford y es la única terminal automotriz que no redujo su producción. Lo que pasa es que LEAR está reemplazando producción local por importada.
Ahora los cálculos dicen que la industria automotriz no va a llegar a los 750 mil vehículos, que en el mejor de los casos podría llegar a 700 mil. Entonces ahí hay que ver si no habrá despidos.

ELM: Hubo comentarios de que existía como una especie de interna entre dos sectores del gobierno, unos que estaban a favor de ponerse bajo el ala rusa y otros bajo la china. Eso se desmoronó cuando en dos semanas vino primero el presidente ruso y luego el chino. ¿Qué implica tener relaciones con esos dos países que tiene políticas imperialistas de diferentes estilos?

EL: Acá hay sectores internamente que ven a los BRICS (integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en una dinámica anti imperialista. Pero es una actitud peligrosa ya que remite a la idea populista de los años ‘70 de distinguir entre el imperialismo norteamericano y el europeo y decir que el europeo era mucho mejor. Ahora hay una alianza Estados Unidos-Europa y ante eso aparece el sub imperialismo de los BRICS que serían mejor que los otros. En realidad no son competitivos en nuestro país China y Rusia porque los acuerdos con China tienen más que ver con una cuestión política. Se han apoyado mutuamente Rusia y Argentina en los foros internacionales  por el caso de Malvinas, de Ucrania y de Siria. En cambio los intereses con China son de otra naturaleza porque nosotros le exportamos bastante soja y aceite de soja y China es para Argentina hoy prácticamente el único financista de largo plazo para las dos represas que va a financiar con una tasa de interés muy baja del 4%, la rehabilitación del ferrocarril Belgrano que a ambos les interesa como salida al Pacífico ahorrando costos de transporte, etc.
Entonces los acuerdos tienen que ver con los intereses de esos dos países que en algún momento coinciden con los de Argentina. Pero las condiciones que ponen en los acuerdos de los créditos son tan leoninos como los otros. En el caso de Rusia no hay que obviar que vino acompañado por el titular de GAZPROM, la principal empresa gasífera del mundo y si Vaca Muerta es lo que se dice que es ninguna compañía gasífera internacional se puede quedar afuera de esto. GAZPROM está ya asociada acá en Argentina con una empresa alemana que está trabajando en Vaca Muerta. Ahí sí hay un problema de competencia porque hubo mucha cáscara con los BRICS, con la visita de Putin y de China pero casi no salió en ningún diario que 15 días antes estuvo de visita en nuestro país el secretario de Energía de Estados Unidos.

Así terminó Eduardo Lucita su paso por el Enredando las Mañanas, y al final compartimos con él la tranquilidad de que como economista evalúe que estos son temas complejos para así sentirnos nosotros un poco menos ignorantes.

You must be logged in to post a comment Login