LA MASACRE DE CEUTA: la Guardia Civil española provocó con sus disparos una matanza de inmigrantes

Resumen Latinoamericano /Agencias/ 17 de febrero 2014.- El fascismo español lleva a cabo una carnicería de inmigrantes africanos que ha sacudido Europa y el mundo. Es la impunidad total de un gobierno inspirado en el franquismo. Es una llamada de alerta al movimiento popular, a los sindicatos y a las organizaciones sociales de lucha acerca de cual es el camino elegido por el gobierno de Rajoy y el PP.
Una tragedia de 10 minutos y 14 muertos

Interior admite ahora disparos de fogueo y pelotas al agua en Ceuta
La Guardia Civil calcula que fallecieron 14 inmigrantes en el espigón de Ceuta

La secuencia de los hechos que el pasado 6 de febrero acabaron en la tragedia de la playa del Tarajal de Ceuta -con 14 muertos, pero 12 cadáveres recuperados, uno esta tarde- ha sido ampliada y corregida durante la explicación al Congreso que hoy ha ofrecido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que a su vez se basa en los informes de la Guardia Civil. La nueva versión de Interior coincide más con las declaraciones de los inmigrantes, que en todo momento aseguraron que les dispararon cuando estaban en el agua, pero se mantiene el enfoque inicial del instituto armado de que no se tiró a dar a los inmigrantes. Se quería trazar una especie de frontera acuática con los impactos en el agua, asegura Jorge Fernández. La existencia misma de los disparos al agua de pelotas de goma fue negada por el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, así como por portavoces del cuerpo. Este es el relato oficial, versión ministro del Interior:

05.45. Las cámaras térmicas de la frontera permiten avistar la llegada de unos 200 inmigrantes acercándose al perímetro fronterizo desde los motes próximos al vallado.

07.30. El grupo sigue sin ser interceptado, por lo que se despliega una unidad de la Guardia Civil (el módulo de intervención rápida) especializada en «control de masas e impermeabilización de la frontera».

07.35. Los inmigrantes llegan a la carrera a la zona de obra próxima a la aduana de El Tarajal. Algunos de ellos portan «objetos para utilizar supuestamente como salvavidas». La Guardia Civil se desplaza a esa zona y también a la playa colindante. «El grupo de inmigrantes mostraba una inusitada actitud violenta, agrediendo continuamente con palos y piedras al personal del Ejército marroquí que trataba de contenerlos», dice Interior.

07.38. Los subsaharianos llegan a la playa, donde se topan «con un nutrido grupo de militares marroquíes» que impidieron su entrada al interior de la aduana y mantuvo al grupo de inmigrantes «en la zona de la playa».

07.40. Los inmigrantes, «muchos de los cuales presentaban signos de agotamiento físico por el intento de intrusión, corrieron hacia el espigón que separa las partes española y marroquí de la playa de El Tarajal».

El relato del ministro deja de tener horas a partir de ahora y detalla qué hizo la Guardia Civil, se supone que a partir de las 7.40, que es cuando comienzan a entrar en el agua los inmigrantes:

Los disparos al agua: «La Guardia Civil delimitó un área con medios antidisturbios y, para frenar su avance, se lanzaron medios para delimitar la traza fronteriza en el mar. La orden, como en otras ocasiones, fue que siempre hubiese varios metros entre el lugar de impacto en el agua y los propios inmigrantes. Todos los lanzamientos se hicieron desde tierra, con una distancia superior a 25 metros, y la zona de impacto siempre correspondió a aguas españolas, lejos de donde se encontraban los inmigrantes». El ministro aclaró que se dispararon “cartuchos de proyección, que son de fogueo, que solo hacen ruido» y «pelotas de goma».

«En ningún momento el objetivo del uso de los medios en la mar fue alcanzar a ninguno de los inmigrantes, sino hacer visible una barrera disuasoria».

La vuelta atrás: «Se consiguió que desistieran del intento la mayor parte de los inmigrantes, sin que ninguno de ellos hubiera sido alcanzado por medios de la Guardia Civil, lo que en ningún caso era su objetivo».

Los que llegaron: «Un grupo de 23 inmigrantes consiguió acercarse a menos de 25 metros de esa barrera, momento en que “se dio la orden tajante e inmediata de cesar el lanzamiento de medios para no poner en ningún caso en peligro la integridad de inmigrantes”.

«De forma inmediata fueron rechazados y se hicieron cargo de ellos las Fuerzas marroquíes de las que habían escapado y que los estaban reclamando».

El final. La Guardia Civil cifra en 14 los fallecidos en el incidente, pero solo se han recuperado 11 cadáveres, dos en aguas españolas y el resto en Marruecos. No hay cifras oficiales. El resto de inmigrantes no logró entrar en España.

____________________

Hallan dos cadáveres en Ceuta que elevan a 15 la cifra de víctimas mortales

Los agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil aún mantienen su dispositivo de búsqueda en el mar, ante las noticias de que todavía pueden quedar cadáveres en el agua
15/02/2014

La Guardia Civil de Ceuta ha encontrado a las 13,00 horas de este sábado en las inmediaciones de la playa de La Almadraba, en aguas jurisdiccionales españolas, otro cadáver de un joven subsahariano supuestamente fallecido también durante el intento de entrada a la frontera española por parte de un grupo de personas indocumentadas el 6 de febrero. Suceso en el que perdieron la vida al menos 15 personas, que son los cuerpos sin vida que ya han sido recuperados, según han confirmado fuentes del Instituto Armado.

Este fallecido se suma al cuerpo sin vida que la Benemérita ha encontrado esta mañana, a las 10,00 horas, a 200 metros de la playa de la Ribera según la Guardia Civil, dato que varía a 500 metros según la versión de la Delegación del Gobierno.

Las autoridades españolas han barajado desde el día de la tragedia la cifra de 14 víctimas mortales, el primer jueves de febrero. Nueve fueron localizados en Marruecos esa misma jornada. Otro llegó a la playa del Tarajal, en suelo español, el sábado siguiente. El lunes sucedió lo mismo con otro cuerpo sin vida. El pasado miércoles el Servicio Marítimo de la Guardia Civil encontró una víctima más en la misma zona.

Los cadáveres aparecen cada vez más lejos. Este viernes las Fuerzas de Seguridad marroquíes localizaron el décimo en su territorio a aproximadamente dos kilómetros de la frontera y este sábado han sido encontradas otras dos víctimas, de nuevo en España. Las tres autopsias practicadas a los cadáveres recuperados por la Guardia Civil han señalado ahogamiento como la causa de sus fallecimientos, en los que no se han apreciado signos de violencia.

Los agentes aún mantienen el dispositivo de búsqueda en el mar

Los agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil aún mantienen su dispositivo de búsqueda en el mar,  ante las noticias de que todavía pueden quedar cadáveres en el agua. Según han indicado fuentes del Instituto Armado, los agentes han prolongado la búsqueda a raíz de los testimonios de personas subsaharianas que indican que todavía quedan, al menos, uno o dos cadáveres en el mar.

El rastreo se realiza teniendo en cuenta que las corrientes han arrastrado ya tres cuerpos a las aguas de la playa del Tarajal, que ya han sido enterrados en el cementerio católico de Santa Catalina. La patrullera rastrea la zona próxima a la costa, aunque el último cadáver fue hallado un poco más alejado de la orilla, al contrario de los dos primeros. Las fuentes han dicho que Marruecos no ha solicitado colaboración para ampliar la búsqueda a sus aguas.

Entierran en Ceuta al tercer inmigrante hallado sin vida en la costa española

El cadáver del tercer inmigrante subsahariano hallado en aguas españolas fue enterrado ayer por la tarde en el cementerio católico de Santa Catalina de la ciudad autónoma. Al igual que ocurrió con los otros dos cadáveres rescatados anteriormente en la costa española, esta víctima mortal ha sido enterrada en una de las galerías del camposanto ceutí sin una inscripción en la lápida al no haber sido identificado. Según han informado fuentes de las organizaciones no gubernamentales, el cadáver ha sido enterrado después de rezar una oración en francés.

El cuerpo enterrado se corresponde con un joven de unos 30 años que fue localizado en la playa del Tarajal de Ceuta, lugar donde también se hallaron los otros dos cadáveres. La Guardia Civil suspendía ayer las labores de rastreo en la zona sin hallar nuevos cuerpos.

Ceuta: Cronología de una tragedia

MADRID 15/02/2014

El 6 de febrero a las 5.45 de la madrugada, unas 300 personas se reúnen en el bosque del auyal, cerca del límite entre Marruecos y España. Desde allí, se acercan a la frontera. A las 7,35 intentan cruzar la frontera por tierra y no lo consiguen.A las 7,38, un grupo de inmigrantes se lanza al mar para llegar a España a nado. La guardia civil no ha difundido imágenes de ese momento, pero ahora se sabe que 14 inmigrantes se ahogaron. Otros 23 llegaron a España y fueron devueltos en el momento a Marruecos.

Esas muertes y esas expulsiónes son las dos claves de este caso. Sobre el grupo que se ahogó, la polémica empieza cuando un  grupo de ONGs, basándose en testimonios de los inmigrantes, denuncian a la guardia civil ante la fiscalía por un presunto mal uso de material antidisturbios. Aseguran que les dispararon pelotas de goma mientras nadaban y que eso pudo provocar los ahogamientos.

El director de la guardia civil aseguró que, según las primeras informaciones, no se habían usado pelotas de goma en el mar. Pero empiezan a hacerse públicas imágenes que muestran disparos cerca de los inmigrantes. Una semana después de la tragedia, el ministro del Interior reconoce que sí hubo disparos de balas de fogeo y pelotas de goma, pero asegura que eso no causó los ahogamientos. La comisión europea pidó explicaciones a España por ese uso de material antidisturbios.

La segunda polémica afecta a  los 23 inmigrantes que llegaron a España. En un primer momento, el gobierno negó que eso hubiera ocurrido, pero estas imágenes lo confirmaron. El gobierno lo ha reconocido después, y ha explicado que ese grupo fueron devuelto a marruecos en el acto. Las ONGs y la oposición aseguran que esa devolución es ilegal. El ministro, sin embargo, dice que es legal porque no rebasaron el dispositivo de seguridad que crearon los agentes, así que entraron geográficamente en España pero no jurídicamente.

Esos dos temas polémicos, el uso de material antidisturbios y la devolución de los inmigrantes que llegaron a España, se han convertido en estos nueve días en un importante problema para el Gobierno.

_________________

La Guardia Civil sí usó antidisturbios desde un barco y el disparo de pelotas no fue reglamentario

por Kaos. Derechos Humanos
14 de Febrero de 2014

En contra de lo afirmado por el ministro en el Congreso, las imágenes demuestran que la Guardia Civil sí usó material antidisturbios no solo desde tierra sino también desde el agua. Las pelotas de goma no pueden utilizarse a menos de 50 metros de las personas…
La decisión de los mandos del instituto armado en Ceuta de disparar pelotas de goma alrededor de los inmigrantes mientras intentaban cruzar la frontera a nado no es reglamentaria. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha justificado esta acción argumentado que, cuando los subsaharianos estaban a 25 metros de los agentes, se ordenó cesar el lanzamiento de pelotas. No obstante, las normas de las fuerzas de seguridad nacionales sobre el uso de antidisturbios no mencionan esta distancia mínima porque en realidad no recogen en ningun caso su uso contra personas que están en el agua. El portavoz de la Guardia Civil reconoce a eldiario.es que «no está recogido en ningún reglamento interno el lanzamiento de pelotas de goma en el agua».

En todo caso, la distancia mínima establecida como norma general por el reglamento interno del uso de material antidisturbios de las fuerzas de seguridad es de 50 metros y no de 25, como dijo Fernández Díaz, que sí es aplicable pero solo para casos extremos, siempre y cuando las personas a disuadir están sobre tierra y nunca impacten directamente sobre su cuerpo.

Según explican las mismas fuentes, «el reglamento interno de la Policía y la Guardia Civil que regula el uso de sobre pelotas de goma esta pensado únicamente para operaciones en tierra». De esta forma, jamás se ha contemplado su uso en una situación de tanta vulnerabilidad como la padecida por personas que están en el agua o, como en este caso, mientras tratan de cruzar la frontera de Ceuta a nado.

En este misma línea se expresan fuentes de las unidades de intervención policial (UIP), que añaden que el uso de material antidisturbios, como pelotas de goma o gases lacrimógenos está indicado para casos de alteración grave y violenta del orden público. La distancia de 25 metros está reservada en los reglamentos para casos extremos, que, según estas fuentes, no responde a una travesía a nado de inmigrantes por la frontera.

En sede parlamentaria, Fernández Díaz ha afirmado que «todos los lanzamientos se hicieron desde tierra, de acuerdo con los protocolos de utilización de los medios antidisturbios, y la zona de impacto siempre correspondió a aguas españolas, lejos de donde se encontraban los inmigrantes».

Según se observa en algunos de los vídeos difundidos, una línea de agentes de la Guardia Civil que custodia la playa efectúa varios disparos, algo que indican no sólo las detonaciones, sino también los fogonazos que salen de las bocachas de las escopetas, el complemento que permite disparar las pelotas o los botes lacrimógenos.

Sí se usó material antisturbios desde el barco

En algunas de las imágenes se observa también que los agentes disparan al menos una vez al aire desde la patrullera de la Guardia Civil, en el agua. El ministro ha afirmado que los agentes «nunca» usaron material antidisturbios desde las embarcaciones. Sin embargo, en las imágenes emitidas en Telecincoo elmundo.es y grabadas por un testigo se ve claramente un fogonazo una vez que los inmigrantes han superado la embarcación. Las salvas de fogueo, que tienen carácter disuasorio, están tipificadas como material antidisturbios: «se usan para asustar», abundan estas fuentes policiales. Los muertos confirmados de la tragedia fallecieron ahogados en una avalancha dentro del mar, ha confirmado el propio ministro.

Planos de uno de los vídeos, difundido por elmundo.es, donde se ven los destellos de material antidisturbios utiizados desde la barca de la Guardia Civil. (Fotomontaje: Merche Negro)

Por otro lado, en las imágenes no es posible apreciar si los disparos se corresponden a salvas o al lanzamiento de pelotas reconocido por Interior. «El ruido se corresponde con el del cartucho de proyección, que se usa para las salvas y también es el que hace que el proyectil, en este caso las pelotas, salgan disparadas. No hay manera de ver si las pelotas salpican el agua, y tampoco podemos decir que sean botes de gas lacrimógeno, porque pesan un kilo y se hunden directamente en el mar», explican las fuentes consultadas.

Los protocolos de actuación policial también establecen un orden en el lanzamiento de los proyectiles, y señalan que antes del lanzamiento de pelotas debe dispararse siempre una salva sin carga: «Tiene un objetivo claro de disuasión. Si la situación sigue siendo violenta se lanzan ya pelotas o lo que proceda dentro del equipo antidisturbios», explican.

La Comisión Europea recomendó la desaparición de las pelotas de goma para finales de 2012. Son 90 gramos de caucho macizo, de algo más de cinco centímetros de diámetro, lanzados a una velocidad de salida de 720 kilómetros por hora. En Italia, Grecia y Alemania ya no se usan. Frontex no dice nada específicamente sobre el uso de material antidisturbios, salvo que debe usarse de forma proporcional al objetivo que se persiga.

A pesar de que el ministro Jorge Fernández Díaz ha insistido en su comparecencia que no existe una relación causa-efecto entre el uso de material antidisturbios en el agua y el fallecimiento de los inmigrantes, ha admitido que los agentes dejaron de disparar cuando se dieron cuenta de que corría peligro la vida de las personas que estaban en el mar. «En el momento en el que el lanzamiento de esas pelotas de goma como material disuasorio, de acuerdo con los protocolos de actuación establecidos, se entendió por parte del oficial al mando que podían poner en riesgo mínimamente a esas personas, se dio la orden inmediata de dejar de utilizarlas», ha asegurado el ministro.

En este caso el objetivo disuasorio no se cumplió, ya que el grupo de inmigrantes continuó a nado hasta la playa, donde les aguardaba la línea de agentes de la Guardia Civil. «En las imágenes se aprecia que los agentes no apuntan ni encañonan a ninguna de las personas que llega del agua, pero sí es reprobable que no tengan un papel más activo en la situación de rescate, aunque han podido valorar que, ya que el grupo de inmigrantes era muy nutrido, la entrada en el agua de algún agente podía ponerle en riesgo. Y siempre se ha de mantener la autoprotección», señalan desde las Unidades de Intervención Policial.

______________________

ONG de Ceuta exigen que una comisión internacional investigue «las graves violaciones de derechos» en la frontera

por Kaos. Derechos Humanos
14 de Febrero de 2014

Las ONG especializadas en atención a inmigrantes en Ceuta exigen la creación de una comisión internacional sobre las «graves violaciones de derechos humanos en las fronteras de Melilla y Ceuta», ciudad ésta donde el pasado jueves se produjo el ataque asesino de la G.C. contra decenas de personas.
Agencias

«Desde los graves acontecimientos del 2005, que provocaron 15 muertos,  las ONGs de derechos de migrantes no hemos cesado de denunciar y reclamar en memoria de las víctimas el respeto de los derechos humanos en las fronteras de Ceuta y Melilla, exigiendo una investigacion con la participacion de observadores internacionales para aclarecer la verdad», dicen en un comunicado Chabaka, AMDH region du nord, y Pateras de la Vida.

Según afirman, en relación a lo sucedido el jueves en El Tarajal, a pesar de los continuos llamamientos, «Marruecos, España y la UE han seguido con la misma  política migratoria obsesionada con el blindaje de las fronteras por encima de cualquier consideración de tipo humanitario y despreciando la voz de las ONG de derechos de migrantes, llevando su guerra salvaje e inhumana contra los migrantes al limite produciendo una de las tragedia más graves desde los acontecimintos de 2005».

Por ello exigen «una urgente investigacion con la participacion de obsevadores internacionales para aclarar la verdad y las responsabilidades de los dos Estados», así como reclaman «el fin de la militarización de la cuestión migratoria» en estas zonas fronterizas y expresan su «profunda condena» de la política europea que convierte a Marruecos en «gendarme de la frontera sur», convirtiéndose en «cómplice de su criminal guerra contra los migrantes».

_________________________________
LA TRAGEDIA DE CEUTA
Los otros ojos de la tragedia de Tarajal

Reconstrucción de la madrugada del 6 de febrero, según el relato de los subsaharianos

14 FEB 2014

Dos versiones distintas de una misma historia. Por un lado, la ofrecida por el Ministerio de Interior —que ya ha desmentido las anteriores del delegado del Gobierno en Ceuta y del director de la Guardia Civil—. Y, por otro, la narrada por las ONG y los inmigrantes que el 6 de febrero se lanzaron al Mediterráneo para cruzar a nado el espigón situado junto al paso fronterizo que separa la ciudad autónoma de Marruecos. Un incidente que acabó con, al menos, 14 muertos. Desde un primer momento, los subsaharianos han repetido que la Guardia Civil les disparó pelotas de goma y gases lacrimógenos cuando estaban en el agua. Aquí el relato detallado de los supervivientes de la playa de Tarajal, con las horas aproximadas que ellos mismos han calculado:

00.00. Los inmigrantes que viven ocultos en las montañas marroquíes que bordean Ceuta, cerca de Fnideq (Castillejos), se concentran a medianoche en una explanada redonda de piedras localizada entre dos montes. Más de 300 personas, según su versión, se citan en este punto de difícil acceso, rodeado de densa maleza y arbustos, al que denominan «campo de fútbol».

02.00. El grupo inicia su marcha. «Era una noche muy fría», subraya Buback, un maliense de 17 años, que participó en el intento de entrada a España. Varios de los inmigrantes llevaban flotadores por si, como así sucedió, trataban de acceder a nado a Ceuta.

05.00. Pasadas las cinco de la madrugada, llegan a la valla entre la ciudad autónoma y Marruecos. A la carrera, bajan las lomas del Auyal y se dirigen contra la verja, cerca del paso del Biutz. Pero los subsaharianos —unos 200 según Interior, frente a los más de 300 que cifran los inmigrantes— fracasan en este primer intento de sobrepasar la frontera.

07.30. El grupo alcanza el paso de vehículos y viandantes que existe entre Ceuta y Marruecos, junto a la playa de Tarajal. Los subsaharianos, cuentan ellos mismos, se dividen entonces en varios grupos. Uno trata de atravesar sin éxito la frontera por los carriles de los automóviles. Otro se dirige hasta la zona de costa.

07.45. Decenas de inmigrantes se meten en el mar para llegar a nado a suelo español. Con el Mediterráneo en calma, apenas unos treinta metros y un pequeño espigón los separan de Europa. Entonces, según denuncian, los agentes de la Guardia Civil les disparan pelotas de goma al cuerpo y gases lacrimógenos mientras se hallaban en el agua. Esta versión, en un primer momento, la negó el delegado del Gobierno en Ceuta y el director de la Guardia Civil. Pero, este jueves en el Congreso, Jorge Fernández Díaz reconoció que sí se habían producido esos lanzamientos, aunque «lejos» de donde estaban los inmigrantes. Aún así, desde el punto de vista de las ONG y de los propios subsaharianos, esta intervención causó el pánico y provocó las muertes de las 14 personas.

Las imágenes grabadas sobre la tragedia

VÍDEO La Guardia Civil difunde un vídeo para defenderse de la muerte de 14 inmigrantes
VÍDEO Los inmigrantes nadan hacia la frontera
VÍDEO Los inmigrantes se despiden de los muertos en la playa del Tarajal
La vuelta atrás. Tras el choque con los agentes, desiste la mayor parte de los subsaharianos, que regresan a la playa de Marruecos. Allí, ellos mismos sacan a los primeros muertos del agua, los depositan sobre la arena y los homenajean en una improvisada ceremonia. Se escuchan rezos, cánticos y llantos. Las ONG afirman en el informe que presentaron que, ya en el lado marroquí, la Guardia Civil siguió disparando desde la torre de control. “Nos disparaban como a pollos”, denuncian.

Los que llegaron. El número de subsaharianos que alcanzó la costa española, según la versión de los inmigrantes, varía. No ofrecen una cifra exacta. Eso sí, todos coinciden en que más de veinte pisaron suelo ceutí. «Pero los agentes los devolvieron», incide Musa Khalifa, un nigeriano de 20 años. Este joven recalca que 26 de sus compañeros alcanzaron la ciudad autónoma. El delegado del Gobierno dijo el primer día, en cambio, que ninguno consiguió llegar a Ceuta.

Las ONG narran en su informe la versión de uno de los inmigrantes que llegó a suelo español: «Una guardia civil le obligó a ponerse de rodillas golpeándole con las defensas de goma. Luego fue entregado a la policía marroquí». Este testigo también explicó que a bordo de un barco de la Guardia Civil, «una persona con un palo largo, iba empujando a los heridos, y cadáveres al lado marroquí». La Guardia Civil insiste en que esta persona era miembro de la policía marroquí.

Los enfrentamientos violentos. El director de la Guardia Civil, el delegado del Gobierno ceutí y el ministro del Interior han denunciado en reiteradas ocasiones la actitud «violenta» de los inmigrantes. De hecho, para defenderse de las muertes, el instituto armado difundió un vídeo editado donde se observaba a varios subsaharianos lanzando piedras (ya de día) contra la frontera. Los supervivientes de Tarajal, ocultos en las montañas, relatan que empezaron a tirar los cantos por la «indignación» tras la «devolución» de quienes habían pisado suelo español y después de conocer la muerte de sus compañeros.

___________________________

Una quincena de ciudades sale a la calle en solidaridad con los 15 inmigrantes muertos en Ceuta

13 de Febrero de 2014

Este jueves tendrán lugar dos nuevos vuelos de deportación de inmigrantes. El 1º saldrá del aeropuerto de El Prat con destino Ceuta, donde la policía tiene previsto entregar a personas de nacionalidad marroquí a las fuerzas del orden de dicho país. Además, otro vuelo tendrá como destino Dakar…

Una quincena de ciudades del Estado han registrado concentraciones hoy por la dimisión del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y en solidaridad con los 15 inmigrantes muertos el pasado 6 de febrero cuando intentaban cruzar a nado la frontera entre España y Marruecos en Ceuta. Convocadas por grupos que trabajan en el ámbito de la inmigración y los derechos humanos, como el colectivo catalán Tanquem els CIE (Centros de Internamiento de Extranjeros) o las madrileñas Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos, las convocatorias han sido secundadas por multitud de asambleas, organizaciones y ONG. Además, se producen horas antes de la comparecencia de Fernández Díaz, prevista para mañana jueves en la Comisión de Interior del Congreso, para explicar la actuación de la Guardia Civil durante el intento de entrada del grupo de inmigrantes a España.

Desde Tanquem els CIE califican la intervención de la Guardia Civil el 6 de febrero de “extremadamente violenta” y denuncian, gracias a los testimonios de algunos supervivientes, numerosas ilegalidades como “disparos de balas de goma y botes de humo contra las personas que estaban en el agua, violencia física desmesurada contra las personas que consiguieron salir y expulsiones ilegales en la frontera marroquí”.

Por su parte, las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos califican las muertes de “asesinatos de la política racista y criminal de fronteras” y recuerdan que en los últimos años miles de personas han perdido la vida en el Mediterráneo “tratando de llegar a esta Europa fortaleza”. Para este colectivo “la actuación de las fuerzas del estado español y marroquí es la causante de las muertes y las personas heridas, y por tanto es responsabilidad de los autores de las mismas, y de sus responsables políticos, ministerios del Interior y gobiernos”.

Por ello, desde las Brigadas de Observación se exige “que se investiguen los hechos y se castigue a los responsables directos y a los políticos que ordenaron su actuación”. Además, apoyan la denuncia presentada ante la Fiscalía General del Estado por organizaciones civiles exigiendo responsabilidades.

Por otra parte, y tal como informa Diagonal, mañana jueves tendrán lugar dos nuevos vuelos de deportación de inmigrantes. El primero saldrá del aeropuerto de El Prat con destino Ceuta, donde la policía tiene previsto entregar a personas de nacionalidad marroquí a las fuerzas del orden de dicho país. Además, otro vuelo tendrá como destino Dakar, y en él viajarán senegaleses internos en diferentes Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) de todo el Estado. Según el quincenal, la Comisaría Central de Extranjería y Fronteras habría dado aviso a las Brigadas de Extranjería para capturar ciudadanos senegaleses y ya se han registrado redadas en Oviedo (en la puerta de entidades como Asturias Acoge o Cruz Roja, además de frente a la Oficina del Padrón Municipal), Barcelona, Madrid y Valencia.

http://disopress.com/gallery.php?mode=gallery&id=MDkzMTMxZTZmMjk3Nw==&page=1

You must be logged in to post a comment Login