Militantes argentinos solidarios con el pueblo vasco volvieron a recordarle a Garzón que la memoria no se compra con premios

4 de diciembre, 2013.- Varios militantes de EHL (Capítulo Argentino de Amig@s del Pueblo Vasco) se presentaron a las puertas mismas del sitio donde el ex juez español recibió su Premio a la Libertad de Expresión, y repartieron cientos de volantes entre todos los asistentes a la velada. La mayoría de las personas -periodistas de radio y TV también galardonados por sus respectivos programas- recibieron la información de EHL  donde se cuenta quien es en realidad ese hombre que iba a ser premiado un rato después. Algunos se ofuscaron, otros se asombraron y muchos de ellos coincidieron en voz baja con que era «una barbaridad» darle un reconocimiento a alguien que había hecho encarcelar periodistas y cerrado medios de comunicación. No faltó tampoco quien llamó a la seguridad del local para intentar impedir esa manifestación de auténtica libertad de expresión, y empujones mediante contra una militante de EHL, el reparto de volantes continuó.
El propio gestor de la «brillante» idea de sacar de la galera tan inmerecido premio, el presidente del AFSCA, Martín Sabbatella, fue abordado por una joven de EHL quien, ante su sorpresa, le entregó un volante y así debió enterarse de algo que por supuesto ya sabía (foto). Todo vale en Garzolandia, pero lo cierto es que el ex titular de la Audiencia Franquista Nº 5, otra vez debió entrar al recinto por una puerta colateral (algo que se está repitiendo bastante seguido) para no encontrarse cara a cara con las militantes de EHL.

Presidente del AFSCA, Martín Sabbatella mira la foto de Garzón rodeado de Policías españoles, comandando allanamientos en el País Vasco.

Más volantes para los invitados al evento donde se premió el ex juez español.

Así fue la entrega del premio a Garzón

En la ceremonia desarrollada en el Teatro Tango Porteño, el ex juez represor español Baltasar Garzón recibió una distinción a la desmemoria, ya que la misma habla de su lucha por la libertad de expresión y los Derechos Humanos. Seguramente tendrán en cuenta, quienes se la dieron (Sabbatella y compañía) los numerosos casos en que Garzón violó esa libertad y esos derechos encarcelando periodistas, callándose la boca ante las torturas de sus cuerpos, e impulsando el cierre de medios de comunicación. Un premio a la medida de un cómplice del Terrorismo de Estado.

Al recibir su premio, Baltasar Garzón señaló que «una sociedad democrática tiene que tener medios que respondan a la independencia y a sus ciudadanos», y en ese marco resaltó que «Argentina hace historia por el compromiso de su Estado reafirmando la libertad de expresión».

Luego, y tras recibir el premio de manos de Sabbatella, Garzón manifestó el «privilegio de estar en Argentina, para seguir construyendo la gran patria grande que todos queremos de esta latinoamérica».

You must be logged in to post a comment Login