Colombia. Duque apuesta a militarizar aún más el país pero la resistencia no cede

Resumen Latinoamericano, 2 de mayo de 2021.

El presidente de Colombia ordena el despliegue de las fuerzas militares en las calles del país para reprimir las masivas protestas contra la reforma fiscal.

Desde la Casa de Nariño, Iván Duque dijo el sábado que la figura bautizada como “asistencia militar” se mantendrá hasta que “cesen los hechos de grave alteración del orden público”, y que será coordinada con alcaldes y gobernadores.

El mandatario, que, en los últimos días, había apoyado la represión policial en algunas ciudades que se saldaron con decenas de heridos y detenidos, intentó justificar la militarización del país, afirmando que la asistencia militar “está consagrada en la Constitución y la ley, y se mantendrá”.

 

Las multitudinarias manifestaciones continuaron también el sábado por cuarto día consecutivo en Bogotá, la capital, Cali y varias otras localidades contra la polémica reforma fiscal del Gobierno, que, según varios expertos, castiga a los sectores más vulnerables del país ante los efectos económicos y sanitarios provocados por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El Gobierno envía 2500 militares más a Cali para reprimir protestas contra la reforma tributaria del Gobierno derechista de Colombia toman más fuerza, a pesar del enorme despliegue de policías y militares en el país.

El jefe de Estado colombiano afirmó que respeta el derecho del pueblo a la protesta pacífica, pero advirtió que no permitirá que las “vías de hecho, la destrucción de bienes públicos y privados o el mensaje de odio tengan cabida” en Colombia.

A pesar de haber prometido revisar la reforma de las leyes tributarias, Duque no hizo una sola mención a la iniciativa que originó las protestas.

En Bogotá, los manifestantes se reunieron frente a la residencia privada del mandatario para expresar su descontento con el Gobierno y su gestión económica.

Igual que los días pasados, entre los lemas más populares estuvo la siguiente: “Si el pueblo marcha en pandemia es porque el Gobierno es más peligroso que el virus”.

En Cali, la tercer mayor ciudad de Colombia, donde se registraron ocho muertos durante las últimas protestas, decenas de miles de personas se congregaron en el sector conocido como Loma de la Cruz y en otro, llamado Puerto Rellena, que a raíz de las protestas se le denomina Puerto Resistencia.

El mandatario derechista, que enfrenta una popularidad en rojo (-33%), es blanco de críticas por sus políticas económicas, la creciente ola de violencia, así como por su mala gestión de coronavirus que ha empujado al país hacia una tercera ola del virus que ha amenazado con abrumar las unidades de cuidados intensivos hospitalarios.

Manizales amaneció militarizada este domingo

Toque de queda, despliegue militar y hasta helicópteros blackhawk solicitaron los mandatarios de Caldas y Manizales para mantener el orden público.

2 de Mayo de 2021Manizales (Colprensa - Camila Díaz)Manizales (Colprensa – Camila Díaz)

La Alcaldía de Manizales y los demás municipios del departamento de Caldas endurecieron las medidas para el restablecimiento del orden público luego de las fuertes protestas contra el gobierno que se vivieron durante el sábado 1 de mayo. Las autoridades solicitaron la asistencia militar que ofreció el presidente Iván Duque a las ciudades que son focos de gran resistencia popular.

El alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín, y el gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, junto al comandante de la Policía del departamento, Eiver Alonso Moreno, y el comandante del batallón Ayacucho, Eduar Delgado Hernández, realizaron un Puesto de Mando Unificado, después de las manifestaciones por el Día del Trabajador.

Las manifestaciones concluyeron, durante la noche, en varios enfrentamientos con la policía a lo largo de la ciudad. Según el reporte del PMU, hubo un incendio en una sucursal del Banco Caja Social en la avenida Santander, un saqueo a un supermercado Olímpica del sector de Plaza 51, así como los locales comerciales de los edificios Torres Panorama también fueron atacados.

Adicionalmente, varios cajeros de la ciudad fueron destruidos, de diferentes bancos; el monumento patrimonial de un busto de Gilberto Alzate Avendaño fue tumbado por manifestantes y algunas señalizaciones de tránsito fueron retiradas para ser usadas como armas.

Las autoridades señalaron que hubo detenidos por estos hechos, pero no se determinó la cifra. Agregó que 37 personas en “alto grado de exaltación” fueron remitidos al Centro de Traslado por Protección y cuatro menores de edad fueron llevados al Centro de Recepción de Menores.

Las autoridades, así mismo, reconocieron que por fortuna no se han presentado muertes a lo largo de las jornadas de manifestaciones en la ciudad y convocaron a la calma de la ciudadanía. El coronel Raúl Vera, comandante de la Policía Metropolitana de Manizales, aseguró que se busca la judicialización de los responsables de los desmanes.

Sin embargo, a raíz de esa situación, el alcalde Carlos Mario Marín y el gobernador Luis Carlos Velásquez establecieron nuevas medidas para controlar el orden público. Entre ellas se estableció un toque de queda general hasta las 5:00 am. del lunes 3 de mayo, el cual se extiende en el área metropolitana y cobija a los municipios de Viterbo, Anserma, Supía, Riosucio, Marmato y Belalcázar.

Tras el anuncio del presidente Iván Duque, los mandatarios caldenses solicitaron asistencia militar para Manizales y Chinchiná. Según el gobernador, serán 40 miembros del Ejército para el área metropolitana y 30 para el municipio.

Adicionalmente, se anunció el envío de dos helicópteros blackhawk autorizados por el ministro de Defensa, Diego Molano, para el apoyo de la fuerza pública en la ciudad.

“Ha sido el día más crítico desde que empezó esta movilización nacional, por una razón, la reforma que el presidente Iván Duque no ha querido retirar. Señor presidente, retire esa reforma porque se están incendiando nuestras ciudades. Manizales hace mucho tiempo no vivía una situación de orden público como esta”, indicó el alcalde de la ciudad.

El alcalde aseguró que así como están al lado de los ciudadanos para pedir el retiro de la reforma tributaria, también deben buscar el control del orden público, en apoyo con las autoridades policiales y Ejército que han actuado con “contundencia”, pero también con calma, según dijo.

Por su parte, el comandante Vera le envió un mensaje al líder de los desmanes y afirmó que irán tras él con una orden de captura, la cual buscarán hacer efectiva rápidamente. “No vamos a permitir que sigan afectando la ciudad y los bienes públicos y privados de los manizaleños”, agregó el coronel.

Según confirmaron el coronel Vera y el gobernador de Caldas, el líder de la resistencia popular ya está identificado y esperan poder darle captura en los próximos días. “No vamos a permitir que ningún vándalo se robe los sueños de ningún manizaleño y ningún caldense”, agregó el gobernador.

“Queda pues, a partir de este momento, militarizado Chinchiná y Caldas”, concluyó Velásquez al anunciar las determinaciones del consejo de seguridad departamental.

You must be logged in to post a comment Login