Argentina. Falleció la intelectual y exdiputada nacional Alcira Argumedo

 Resumen Latinoamericano, 2 de mayo de 2021.

La socióloga, docente y exdiputada nacional entre 2009 y 2017, Alcira Argumedo, falleció en la tarde de este domingo. Así lo comunicaron familiares y amigxs desde su propia cuenta de Twitter. Tenía 80 años.

Argumedo había nacido en Rosario y estudió sociología en la Universidad de Buenos Aires, recibiendo su título en 1965. A fines de la década de 1960 comenzó a colaborar con el cineasta Pino Solanas, a quien ayudó a difundir clandestinamente el documental La Hora de los Hornos.

Junto con intelectuales como Roberto Carri y Horacio González fue parte de las Cátedras Nacionales en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA entre 1968 y 1974. Con la última dictadura cívico militar debió exiliarse en México, donde trabajó en el Instituto Latinoamericano de Estudios Trasnacionales (ILET).

La docente, socióloga e investigadora del Conicet en 2007 participó en la creación de Proyecto Sur, movimiento con el cual obtuvo su banca en la Cámara de Diputados en las elecciones de 2009.

Durante sus períodos como legisladora presentó diversos proyectos de ley, entre los que se pueden nombrar: ley de propiedad comunitaria indígena,​ un proyecto de reparación para las víctimas de la tragedia de Cromañón y un sistema nacional de gestión social del reciclado. En el último año se había sumado al Consejo Consultivo de Malvinas, de la Cancillería argentina. 

Dolor en la política

Tras conocerse la noticia de la muerte de la dirigente, varios funcionarios del Gobiernos y otros dirigentes políticos despideron a Argumedo en las redes sociales: 

«Se nos fue la querida Alcira Argumedo. Me quedo con su frase ‘La Hidrovía es una de las venas abiertas de la Argentina’, dejando en claro su posición ante la fuga que nuestro país por allí padece. Vamos a extrañar su capacidad en el debate, su pasión y su coherencia», escribió la Presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz.

«Hermosa mujer, inteligente, aguda y valiente. Buena compañera. Pero por sobre todo una maravillosa persona. Te vamos a recordar como una de las mejores», comentó María Teresa García, ministra de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

Myriam Bregman, legisladora porteña por el PTS/Frente de Izquierda, conmemoró a Argumedo: «Compartimos muchas charlas, y también extensas sesiones; no siempre votábamos igual, pero lo debatíamos con un enorme respeto. Siempre interesada por denunciar al imperialismo». «La vamos a extrañar», completó.

Alcira Argumedo, una gran luchadora revolucionaria

Nació en Rosario, en una familia adinerada. Su padre era, en sus propias palabras «un médico playboy». En su adolescencia, se destacó como nadadora (fue compañera de un joven Roberto Fontanarrosa) y con la intención de continuar desarrollándose en la disciplina llegó a Buenos Aires a mediados de los años 60.

Como estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras (Universidad de Buenos Aires) tomó contacto con la resistencia peronista y definió su vocación intelectual y militante. Obtuvo su licenciatura en sociología en la Universidad de Buenos Aires en 1965.

Décadas de 1970 y 1980

A fines de la década de 1960 comienza a colaborar con el cineasta Pino Solanas, a quien ayudó a difundir clandestinamente el documental La Hora de Los Hornos. Junto con intelectuales como Roberto Carri y Horacio González fue parte de las Cátedras Nacionales en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, entre 1968 y 1974. Militante peronista, fue secretaria de Cultura de la Provincia de Buenos Aires entre 1973 y 1974.

Cuando se dio el golpe de estado en 1976, se mudó un tiempo a México, donde trabajó en el Instituto Latinoamericano de Estudios Trasnacionales (ILET) y fue asesora de Gabriel García Márquez y Juan Somavía, representantes latinoamericanos en el debate de UNESCO sobre el Nuevo Orden Mundial de la Información y las Comunicaciones (NOMIC).3 

Décadas de 1990 y 2000

En 1989 obtuvo el Doctorado en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires.4 Es profesora de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, investigadora del CONICET y autora de numerosos trabajos sobre política y sociedad latinoamericana. Era colaboradora habitual del diario Página/12.

En 1993, participó de la conformación del Frente Grande junto a Pino Solanas, un partido con orientación progresista formado por los miembros del Partido Justicialista que se oponían al gobierno de Carlos Menem.

Participó como investigadora en los documentales Memoria del saqueo (2004) y La dignidad de los nadies (2005), de Pino Solanas, premiados en festivales internacionales.5 

Diputada nacional (2009-2017)

En 2007 participó en la creación de Proyecto Sur, movimiento con el cual obtuvo su banca en la Cámara de Diputados en las elecciones de 2009.

En las elecciones primarias de 2011, fue la pre-candidata a presidente de Proyecto Sur, pero no alcanzó los votos necesarios (1,5%) para presentarse en las elecciones generales de octubre.6 Como parte del frente UNEN, fue reelegida diputada por la ciudad de Buenos Aires en las elecciones de 2013. 

Durante sus períodos como legisladora presentó diversos proyectos de ley, entre los que se pueden nombrar: ley de propiedad comunitaria indígena, un proyecto de reparación para las víctimas de Cromañón y un sistema nacional de gestión social del reciclado.10 

Pensamiento

El pensamiento teórico de Argumedo, expuesto en Los silencios y las voces en América Latina, su principal libro, se nutre del nacionalismo popular y de la teoría crítica latinoamericana. A partir de una categoría que ella elabora, «matriz de pensamiento», Argumedo se opone a las distintas matrices del pensamiento de lo que llama «mundo central» (entre las que incluye al liberalismoeconómico y político y a la versión del marxismo que juzga «eurocéntrica»), frente a la cual construye, retomando expresiones políticas populares del continente, una matriz latinoamericana.

En opinión de esta socióloga, dicha matriz contiene como elementos principales, en primer lugar, la consideración del hombre en cuanto «ser social identificado» como punto de partida (dando cuenta, con esta idea, de la trascendencia de las identidades sociales en la sociedad) y, también, el supuesto de la «primacía de lo político» frente a otras esferas de lo social, principalmente la economía. Así, en contra del economicismo, Argumedo considera que todas las «leyes de la economía», así como otras instituciones y realidades sociales, constituyen fetichizaciones de relaciones políticas de poder, y no regularidades inmutables o naturales. Según la socióloga, esta matriz constituye la sistematización de las «otras ideas» latinoamericanas, opuestas, de modo abierto o subyacente, a las matrices de pensamiento y acción «oligárquicas» a lo largo de toda la historia del continente, y expresadas concretamente en la resistencia indígena a la colonización europea, en las luchas del federalismo del siglo XIX, en los nacionalismos populares del siglo XX, etcétera. Entre las principales influencias del pensamiento de Argumedo, además de sus compañeros de las Cátedras Nacionales, pueden mencionarse a Juan José Hernández Arregui, José Carlos Mariátegui, Michel Foucault, Arturo Andrés Roig, Samir Amin y el pensamiento crítico latinoamericano en general.

You must be logged in to post a comment Login