Argentina. Un 1º de Mayo con memoria en Plaza Constitución // Se recordó con poesía, teatro y música a las y los luchadores de la clase obrera

Resumen Latinoamericano 30 de abril de 2021

Plaza Constitución, en la Ciudad de Buenos Aires, fue el escenario elegido esta vez para homenajear al 1º de Mayo y la lucha de todas y todos los trabajadores que a lo largo de muchos años sacrificaron libertad y la vida para que la explotación de los poderosos retroceda. Murales realizados por Ignacio Liang, de Agustín Tosco y los trabajadorxs de Luz y Fuerza marchando hacia el Cordobazo, junto a otros de mujeres luchadoras de todas las épocas, presidieron la actividad político-cultural convocada por el Frene Cultural Che Adelita y la OLP-Resistir y Luchar. También se exhibieron y homenajearon las fotos de Raimundo Ongaro, Felipe Vallese, Emilio Jáuregui, Teresa Rodríguez, Irma Laciar, Azucena Villaflor, Héctor Carrica, la anarquista Juana Rouco Buela y los obreros norteamericanos asesinados por el terrorismo estatal Sacco y Vanzetti.

Durante la actividad se leyeron textos de varios de estos y estas hijas de la rebeldía y también se recordaron los puntos principales del histórico y tan vigente Programa del 1º de Mayo de 1969 de la CGT de los Argentinos. Particular homenaje se realizó al dirigente de ATE fallecido hace exactamente un año, Héctor «Pelusa» Carrica, cuya compañera se hallaba presente. Y también se recordó ese primer 30 de abril (de 1977) en que las Madres de Plaza de Mayo comenzaron a marchar frente a la Casa de Gobierno exigiendo aparición con vida para las y los 30 mil detenidos-desaparecidos.

A nivel artístico, se pudo escuchar el canto y la poesía del “Pampa” Jorge Ubertalli, quien estrenó un tema dedicado al 1º de Mayo. La actriz Eliana Wassermann interpretó un monólogo de su autoría sobre la Huelga de las Escobas (la lucha de las mujeres de los conventillos en 1907 para que los dueños no les aumenten los alquileres), Norman Briski, también interpretó otro monólogo (¿Dónde estás Chicago?), y por último, el canto del Mapu, en solitario primero y luego  junto a las compañeras del Che Adelita, marcó el cierre de una actividad con memoria y ganas de que semejante fecha no pase desapercibida.

Fotos Julia Mottura, María Torrellas

Jorge «Pampa» Ubertalli
El actor Norman Briski

La actriz Eliana Wassermann interpretando La huelga de las Escobas
Mapu, canto y guitarra

¡Dónde estás Chicago! (texto de Norman Briski)

Se acuerdan… 1° de Mayo. Lo saben… Memoria por los mártires de Chicago que están

solos en Google. 1° de Mayo… Ah, la marcha. Hoy es el día del trabajo. (Cantando). Hoy es

el día del trabajo. (Deja de cantar). ¿De qué trabajo me hablás si nos están apagando el

fuego a puros miserables subsidios? Y el Fondo se lleva los verdes.

Unidos por el amor de Dios. (Cantando). Unidos por el amor de Dios. (Deja de cantar).

Parece más bien que el amor es el odio a los que trabajan. ¡Necesitamos trabajar! Aunque sea para que el patrón se lleve la guita, y el fondo se lleva los verdes. Al pie de la bandera sacrosanta. (Cantando). Al

pie de la bandera sacrosanta. (Deja de cantar). A la bandera, le metieron el sol los milicos.

Sol para algunos… si parece que sigue la dictadura. Pobre Belgrano si viera esta vergüenza

Juremos defenderla con amor. (Cantando). Juremos defenderla con amor. (Deja de cantar).

Cuando juran, mienten. Nos rompen el culo con las urnas para, para controlarnos con una

llamada democracia donde la vacuna no es para todos. Y el fondo se lleva los verdes.

Nuestro pabellón azul y blanco. (Cantando). Nuestro pabellón azul y blanco. (Deja de

cantar). Si, ¡el amor a la patria! Está en el museo el amor a la patria. Y nuestros

trabajadores se ponen cualquier camiseta y los piqueteros nos salvan con su dignidad. ¡Uy

la dignidad! La CGT, pura mafia organizada. Ni una huelga, aunque las bases le gritan

¡hasta cuándo, hacete algo! Gordos a puros intereses, burócratas de la política de Vandor.

¿Dónde estás Tosco, López, Villaflor… CGT de los argentinos? Yo voy a seguir regando

aunque las semillas estén en el aire. Aunque los helicópteros pasen llenos de asesinos.

Aunque la yuta mate a los invencibles. Aunque callen las sirenas de las ambulancias.

Aunque el virus me obliga a enterrarme. Voy a seguir regando porque soy un renegado.

Regando el verde de todos los juegos de nuestros hijos, las palmeras de los desiertos, la

revolución me lo pide. Hasta que vuelva la lluvia, sí, seguiré regando porque falta poco para

que sepan que somos invencibles.

Norman Briski, Abril 2021

You must be logged in to post a comment Login