Irak. La ineficacia de los sistemas de defensa queda en evidencia ante el impacto de drones contra base de EEUU en el oeste del país

Resumen Medio Oriente, 16 de abril de 2021-.

Tres aviones no tripulados (drones) bombardean la base aérea estadounidense Ain al-Asad en la provincia de Al-Anbar, en el oeste de Irak.

“La base Ain al-Asad en Al-Anbar fue atacada por tres drones suicidas y los sistemas de defensa aérea emplazados en esta base no pudieron rastrear ni derribar” ninguno de ellos, ha informado este viernes el canal de Telegram Saberin News, citando a fuentes locales, que hablaron bajo condición de anonimato.

Según el reporte, varios soldados estadounidenses resultaron heridos y los aviones civiles en las provincias occidentales cambiaron sus rutas absteniéndose de entrar en el espacio aéreo del oeste de Irak.

Hasta el momento, ningún grupo o individuo se ha atribuido la responsabilidad de la ofensiva.

En la red social Twitter, los usuarios iraquíes y partidarios de los grupos de la Resistencia han instado a continuar la lucha hasta la retirada completa de las tropas estadounidenses de su país, usando la etiqueta #ainalasad.

Tras advertir a los ocupantes que el Eje de la Resistencia ha entrado en la etapa de reacción rápida y la respuesta se ha vuelto más intensa, han enfatizado que la Resistencia tiene la ventaja en el campo de batalla y finalmente se levantará victoriosa.

“Irak ha vuelto a tomar la delantera en la lucha y ha recuperado su historia original al limpiar su territorio de los ocupantes estadounidenses y bombardear la base estadounidense, que es la fuente del terrorismo en Irak y Asia Occidental”, han manifestado los internautas.

El ataque se ha producido en medio de tensiones en el país árabe. La noche del jueves también se registró una fuerte explosión frente a un convoy logístico estadounidense cerca de la base Ain al-Asad.

Además, el miércoles, un dron lanzó ataques contra el Aeropuerto Internacional de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, donde están apostados soldados norteamericanos. Como consecuencia del asalto, un almacén del complejo militar de EE.UU. resultó dañado.

La indignación de los iraquíes crece cada vez más después de que se destapara la implicación de los militares norteamericanos en distintos actos desestabilizadores, incluido el apoyo a los terroristas y ataques a las posiciones de las fuerzas populares que luchan contra el terrorismo. Los iraquíes urgen la retirada de las fuerzas de ocupación de EE.UU. de su territorio y afirman que Washington no debería tener ninguna base militar en Irak.

Fuente: HispanTV

You must be logged in to post a comment Login