Euskal Herria. Con concentraciones recordaron al militante de ETA, Joseba Arregi // Actos por el «día contra la tortura»

Resumen Latinoamericano, 14 de febrero de 2021.

El doloroso recuerdo del asesinato por tortura del militante Joseba Arregi en febrero de 1981, volvió a sentirse en las calles del País Vasco a través de distintos homenajes llevados a cabo por el Movimiento Por la Amnistía y contra la Represión y también por Sortu y la Fundación Egiari Zor.

Comunicado del Movimiento Por la Amnistía y Contra la Represión :

Joseba Arregi fallece el 13 de febrero de 1981 en el hospital penitenciario de Carabanchel (Madrid, Estado español) a causa de las torturas infligidas por la policía española. Su asesinato señala desde entonces tal fecha como el día contra la tortura.

La tortura “clásica” ha sido uno de los instrumentos que los Estados que ocupan Euskal Herria han desarrollado durante décadas en contra de la Resistencia vasca. La han aplicado constantemente y, sobre todo, en su forma física y psíquica. En esa tarea inhumana han participado todos los cuerpos represivos. Aunque algunos no quieran oírlo, también ha participado la Policía Autonómica Española. También hay que decir que torturar es más difícil si el Estado español (sobre todo), no cuenta con el apoyo tácito de los partidos, sindicatos, intelectualidad, etc. del sistema.

A día de hoy los demócratas de la dictadura del capital dicen que la tortura no existe. Entonces, ¿cómo le llamamos a la salvaje actuación de la Policía Autonómica Española? ¿Cómo expresar la impotencia que supone esperar el día que te van a expulsar de tu casa? ¿Cómo calificar la situación de incomunicación, de indefensión, de desconocimiento, de abuso de autoridad… con el pretexto de la “pandemia”? ¿Cómo definir la angustia que trae el no saber si mañana trabajarás? ¿Cómo explicar a los adolescentes que el futuro viene negro para ellos y ellas y cómo se sentirán al imaginarlo? La tortura también tiene estas y otras muchas más caras.

Así pues, la tortura cambia en sus formas como también cambia la represión en su globalidad. Según avance la crisis del capital, la represión cambiará de cara o de intensidad o las dos a la vez. Es decir, la represión se llevará a cabo de múltiples formas para impedir la organización y la movilización. A su vez, la protesta o resistencia será cada vez más criminalizada.

Es evidente que la mayor represión (en toda su globalidad) caerá sobre la clase trabajadora y es esta clase la que tendrá que ser consciente de su situación para poder organizarse y luchar.

¡No a la tortura!

Amnistía Total

Por la Independencia y el Socialismo I

Otsailaren 13a, Baiona, torturaren aurkako eguna

Baiona

Otsailaren 13a, Donostia, torturaren aurkako eguna

Donostia

Otsailaren 13a, Iruña, torturaren aurkako eguna

Iruña

Otsailaren 13a, Bilbo, torturaren aurkako eguna

Bilbo

Otsailaren 13a, Bermeo, torturaren aurkako eguna

Otsailaren 13a, Bermeo, torturaren aurkako eguna

Bermeo

40 años sin reconocimiento ni reparación

Joxe Arregi murió el 13 de febrero de 1981 tras ser torturado. Cuatro décadas después, su nombre no aparece en ninguna lista oficial de víctimas de la violencia.

  • Maribi Arregi Maribi Arregi, frente al monolito en recuerdo a su hermano, en Zizurkil. Foto: EITB Media.
La localidad vasca de Zizurkil ha acogido el acto central del día contra la tortura. Allí han recordado a Joxe Arregi, muerto por torturas hace 40 años. Egiari Zor ha pedido reconocimiento y reparación para las víctimas

Hace 40 años fallecía el vecino de Zizurkil Joxe Arregi después de haber sido torturado en la Dirección General de Seguridad de Madrid por miembros de la Policía Nacional. Fue detenido acusado de pertenecer a ETA, y lo mantuvieron incomunicado durante nueve días. Tras el interrogatorio, en el que participaron 72 policías, fue trasladado al Hospital Penitenciario de Carabanchel, donde murió. Su cuerpo presentaba golpes, heridas y quemaduras. «Ha sido muy duro», fueron las últimas palabras que Arregi dijo a un compañero en la cárcel. Desde entonces, el 13 febrero figura como el Día Contra la Tortura en el calendario de Euskal Herria.

Tras casi cuarenta años de dictadura franquista, eran años muy convulsos y la muerte de Arregi conmocionó a la sociedad vasca; se llevaron a cabo numerosas movilizaciones para denunciar los hechos tanto el día en el que trasladaron a su localidad natal el féretro, como en las jornadas posteriores. El ataúd venía precintado, pero la familia decidió abrirlo, y las fotografías del cuerpo sacadas en el cementerio confirmaron la brutalidad de las torturas, lo que tensionó más si cabe el ambiente.   

En un largo proceso judicial para aclarar la muerte de Arregi, dos policías, Antonio Gil Rubiales y Julián Marín Ríos, fueron condenados a penas de prisión de entre cuatro y cinco meses. En breve fueron indultados por el Gobierno de España presidido por Felipe González, y cuatro décadas después, Joxe Agirre no ha sido reconocido como víctima por ninguna institución oficial.

Entrevistada en Euskadi Irratia, la hermana de Joxe, Maribi Arregi, ha recordado los «duros momentos» que vivieron tras la detención y la falta de apoyo institucional que han sentido durante todo este tiempo. «Todo ha sido muy duro. Han transcurrido 40 años y las imágenes de mi hermano siguen presentes», ha dicho. Lo más difícil de digerir, ha añadido, es que nadie haya cumplido condena por la muerte de su hermano: «Es lo que más dolor y rabia me produce, no consigo sacarlo de mi interior».

Una de las fotografías hechas al cuerpo de Joxe Arregi en el cementerio de Zizurkil.

Ni el Gobierno Vasco ni el Gobierno de España han reconocido a Joxe Arregi como víctima de la violencia, pero la familia no se da por vencida, y aunque no esperan ningún paso desde Madrid, sí creen que el Ejecutivo de Gasteiz podría «hacer algo en este sentido». «Somos conscientes de que ya no va a haber justicia para Joxe, pero el mero hecho de que se reconozca lo que le hicieron, supondría un pequeño alivio para nosotros».

Actos de recuerdo en Zizurkil y Bilbao

La fundación Egiari Zor organizó sendos actos de recuerdo este sábado en Zizurkil y Bilbao donde exigieron «reconocimiento y reparación» para todas las víctimas de torturas, y pedirán a las instituciones «que investiguen y esclarezcan los casos de tortura» porque «sacar la verdad a la luz ez una cuestión de justicia». En la localidad guipuzcoana el acto comenzó a las 12:00 horas en la plaza Joxe Arregi, y en Bilbao, a las 11:00 horas, en el Bizkaia Aretoa de la UPV, donde se leyó la obra de Alfonso Sastre «La Columna Infame».

La coordinadora de Egiari Zor, Ainara Esteran, ha subrayado la importancia de aclarar todas las reponsabilidades políticas de aquellos que crearon las condiciones para que fueran posible las torturas. «Miles de personas han sido torturadas en este país y nadie ha reconocido el daño causado», ha señalado.  «Aunque muy pequeños», sí ha habido avances en esta materia, y «hemos vencido la negación de la tortura»

Es imposible construir «una convivencia democrática si no reconocemos esas torturas, esas graves vulneraciones de derechos», según Esteran, y en ese sentido, ha señalado que «queda todavía un largo camino». «La muerte de Arregi evidenció claramente que la democracia no llegó a España con la muerte de Franco. Las prácticas de tortura siguieron siendo sistemáticas tras la dictadura», ha indicado. «No ha habido ni reconocimiento, ni reparación, y la impunidad más absoluta ha estado presente en todos los casos de tortura».

Se han verificado 5.657 casos de tortura en el País Vasco.

Actos impulsados por Sortu en distintas localidades

Imagen
HOMENAJE EN LA LOCALIDAD DE ALGORTA
Imagen
Imagen
EN VITORIA-GASTEIZ
Imagen
HOMENAJE A JOSEBA ARREGI, MUERTO EN LA TORTURA A MANOS DE POLICIAS ESPAÑOLES: SIGUE LA IMPUNIDAD
Imagen
Imagen

You must be logged in to post a comment Login