Cuba. Embajador cubano en Teherán: «Son tiempos de unidad y solidaridad, no de egoísmo y mezquindad»

Resumen Latinoamericano, Al Mayadeen, 7 mayo 2020

Embajador cubano Alexis Bandrich Vega

“Las recientes acusaciones del Gobierno de Estados Unidos contra China y la Organización Mundial de la Salud por el brote de coronavirus son irresponsables, poco constructivas y alejadas de la verdad. Esa administración ha hecho de la mentira y la difamación uno de los instrumentos preferidos de su política exterior”, declaró Alexis Bandrich Vega, Embajador de Cuba en Irán, en entrevista exclusiva ofrecida al medio iraní NourNews.

De acuerdo con el diplomático cubano, la Mayor de las Antillas ha ratificado a China el apoyo y la solidaridad inquebrantable del pueblo, el partido y el gobierno cubanos con ese país hermano en la batalla que viene librando para prevenir y controlar el brote epidémico del coronavirus.

Precisó que, desde el primer momento, el Gobierno cubano confío en la capacidad de las autoridades chinas para superar las adversidades, bajo la dirección del Partido Comunista y con la unidad y firmeza del pueblo y sus dirigentes. 

Desde el principio del brote, sostuvo Bandrich Vega, el Presidente cubano Miguel Díaz Canel visitó la embajada china en La Habana para expresar su apoyo, claro reflejo de la tradicional amistad entre las dos naciones. 

Al referirse a la OMS, el Embajador cubano señaló que las afirmaciones estadounidenses no son más que el burdo pretexto utilizado para suspender sus fondos, lo que el Gobierno cubano calificó de ataque a la comunidad internacional, un crimen en medio de una pandemia. 

La propia Asociación Médica Americana consideró la acción como un paso peligroso, en la dirección equivocada e instó al Presidente a reconsiderarla, recordó el diplomático.

Por su parte, Cuba considera firmemente que el papel y el liderazgo de las Naciones Unidas y la OMS son esenciales, y ha expresado que seguirá trabajando con la OMS, defendiendo la solidaridad y la cooperación como única forma de entrenar y superar esta pandemia. 

A juicio del representante cubano, estos son momentos de unidad y solidaridad, no de egoísmo y mezquindad. “Debemos priorizar la vida del planeta y de los seres humanos, por encima de las conveniencias políticas o las ventajas económicas”.

En ambos casos, apuntó el embajador, se trata de acciones que buscan desviar la atención hacia la respuesta ineficaz del Gobierno Trump.

Al evaluar la gestión de Irán en el combate contra el Covid-19, Bandrich Vega reconoció haber visto un gobierno dedicado a combatir la pandemia, a proteger a su población, a dedicar sus recursos científicos y productivos, sus fuerzas armadas, decenas de miles de voluntarios y su sistema de salud, para contener este virus mortal.

La propia Organización Mundial de la Salud ha reconocido que las estrategias y prioridades de la República Islámica de Irán para controlar el nuevo coronavirus iban en la dirección correcta, con acciones positivas en la gestión, prevención y control, con una importante red de laboratorios, y una acción comunicativa positiva sobre los riesgos y precauciones a observar. 

Los expertos de la OMS manifestaron también que Irán tiene un sistema de salud suficientemente sólido, con una buena capacidad para realizar pruebas de diagnóstico, así como cooperación sectorial e intersectorial y participación de la población.

A juicio del diplomático cubano, Irán tiene otro gran mérito, al haber hecho todo esto en medio de un severo régimen de sanciones económicas de Estados Unidos. “Una política criminal, bárbara e inhumana que sin duda ha obstaculizado los esfuerzos de la nación persa contra Covid-19. Sin estas sanciones, el pueblo iraní habría sufrido menos infecciones y habría muerto menos gente”. 

No obstante, subrayó, que hoy en día Irán puede mostrar mejores resultados que los que le imponen esas sanciones inmorales.

Al referirse al caso cubano, Bandrich Vega apuntó que la Isla cuenta con un sistema de salud totalmente gratuito y de cobertura universal, clasificado por la Organización Mundial de la Salud como modelo para el mundo y, además, clasificado entre los primeros países del planeta en número de médicos por habitante.

Recordó que la Revolución cubana ha formado un gran número de médicos y especialistas no sólo del país sino de todos los continentes. 

Apuntó que el alto nivel de organización y control que posee el sistema cubano de salud le ha permitido enfrentar la pandemia con alta eficiencia, a pesar del fuerte bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por los Estados Unidos contra la isla durante más de 60 años.

Declaró que la solidaridad internacional ha sido un principio prioritario de la política exterior cubana, desde el inicio de la Revolución. 

Recordó que la primera Brigada Médica que Cuba envió fuera de sus fronteras fue a Argelia, en 1963. “No le negamos a nadie esa solidaridad, ni siquiera a Estados Unidos, que tanto daño nos causa, si así fuera. No damos lo que nos queda, compartimos lo poco que tenemos. Cuba tiene médicos en lugares del mundo donde nadie va”, aseveró el diplomático.

Enfatizó que debido al prestigio de los colaboradores cubanos de la salud, Cuba ha recibido numerosas solicitudes de ayuda para combatir la Covid-19. 

En ese sentido, dijo, Cuba ha respondido a estas solicitudes de cooperación sin detenerse a evaluar las coincidencias políticas o las ventajas económicas. 

En la actualidad, Cuba ha enviado 24 brigadas a 22 países de Europa, América Latina y el Caribe, África y Oriente Medio, con un total de mil 466 profesionales de la salud cubanos que se han sumado al esfuerzo nacional y local.

Con este enfoque, Cuba, a pesar de ser una nación pequeña, con pocas riquezas naturales y sometida a un largo y brutal bloqueo económico, ha podido acumular durante décadas experiencia en el desarrollo de la cooperación internacional en materia de salud, generosamente reconocida por la Organización Mundial de la Salud y sus asociados.

También manifestó que Cuba comparte algunas de las medicinas que produce y que han demostrado su eficacia en la prevención o el tratamiento de la enfermedad. 

Al respecto, señaló que ese esfuerzo se realiza sin descuidar la responsabilidad de proteger a la población cubana, y se lleva a cabo con rigor a pesar de las inmensas limitaciones impuestas por el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos.

El pasado 30 de abril, los Ministros de Relaciones Exteriores Javad Zarif, de Irán, y Bruno Rodríguez, de Cuba, mantuvieron una conversación telefónica en la que, entre otras cosas, hablaron de la pandemia de Covid-19 y condenaron las medidas coercitivas, ilegales y crueles de Washington contra los dos países, en medio de la lucha de ambas naciones contra la pandemia.

Por último, el embajador cubano felicitó al pueblo y las autoridades iraníes por el mes santo del Ramadán, y les deseó prosperidad, felicidad, fuerza y unidad para afrontar y superar los dos virus que asolan a la humanidad hoy en día: COVID-19 y el imperialismo estadounidense. “Confío en que ganarán”, sentenció.

You must be logged in to post a comment Login