Brasil. MST dona 14 toneladas de alimentos a ocupaciones urbanas en Curitiba

Lia Bianchini*, Resumen Latinoamericano, 14 de Abril de 2020.

.

El campamento Maila Sabrina, en Ortigueira, donó parte de la producción de las 370 familias acampadas

.

“Nuestra vida diaria es una granja. Levántate, trata a los cerdos, gallinas y mueve las plantas. Hay mucho, gracias a Dios ”. Así, la campesina Solange Aparecida Rodrigues cuenta su vida cotidiana en el campamento de Maila Sabrina, en Ortigueira, en la región central de Paraná. Parte de la abundancia cultivada por Solange y otras 370 familias que viven en el campamento fue donada a cuatro ocupaciones urbanas en la Ciudad Industrial de Curitiba (CIC), el sábado (11).

El día de la cosecha, jueves (9), cada familia en el campamento tenía la tarea de reservar una parte de lo que producían para la donación. Poco a poco, en el transcurso de una tarde, una cabaña del campamento se llenó con bolsas de los alimentos más variados. En el conteo final, 14 toneladas se distribuyeron entre arroz, frijoles, otros tipos de granos, miel, panes, verduras y frutas. Además de la comida, la comunidad envió 300 máscaras de tela producidas por costureras que viven allí.

El esfuerzo colectivo de la donación es una forma de ayudar a las ocupaciones urbanas que han sufrido los impactos económicos generados por la pandemia de coronavirus. La acción es parte de una campaña de solidaridad que el Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra (MST) ha estado haciendo en todo Brasil.

Desde una ocupación rural, la comida de Maila Sabrina recorrió más de 300 kilómetros hasta llegar a las ocupaciones urbanas 29 de Março, Tiradentes, Dona Cida y Nova Primavera, en la víspera de Pascua.

“Si no fuera por la ocupación de la granja y la reforma agraria, esto no sería posible. Si no fuera por las familias que ocupaban la tierra, estarían produciendo alimentos. Estamos agradecidos de estar en la tierra para producir y poder ayudar a las familias en la ciudad hoy ”, dice Jocelda de Oliveira, miembro de la coordinación del campamento.

El territorio de la comunidad de Maila Sabrina abarca 10.600 hectáreas, una de las grandes propiedades más grandes de Paraná. Antes de la ocupación, sufrió la devastación ambiental debido a la producción de búfalos, sin cumplir con los criterios de la Reserva Legal.

Foto: Lia Bianchini

Del asfalto al piso de tierra

Algunas de las personas que ahora viven y producen en el campamento de Maila Sabrina también han tenido la experiencia de vivir en grandes centros urbanos. Es el caso de Edna dos Santos, que vivió en una zona rural hasta los 17 años, cuando se mudó a la ciudad con su familia.

“Trabajé como empleada doméstica, gané un salario [mínimo] , pero no pude. Tenía una peluquería y tampoco funcionaba. Me fui a dormir pensando en las facturas a fin de mes y fue muy difícil ”, dice. Hoy, viviendo en el campamento, Edna dice que produce su propia comida. “Arroz, frijoles, mi autosuficiencia. Y para mí es un placer donar comida a la gente de la ciudad, porque sé que la vida allí no es fácil ”.

Al igual que Edna, Clóvis Coelho Soares, conocido como Nicão, también ha sentido las dificultades que puede enfrentar un trabajador urbano. Antes de mudarse al campamento de Maila Sabrina en 2011, Nicão vivía en la ciudad, donde trabajaba en madera e industria, era operador de máquinas y conductor de camiones. Hoy, Nicão se dedica a trabajar en la tierra, cultivando arroz, frijoles, maíz para animales, batatas, yuca y plátanos.

“Desde la tierra, podemos comer bien, gracias a Dios, con productos de calidad y hacer algo más. Poder donar algo a alguien que lo necesita es un placer ”, dice.

Foto: Lia Bianchini

A pesar de las diferencias, las similitudes

Desde el punto final de la alimentación, en la ciudad industrial de Curitiba, Roberto Baggio, de la coordinación del MST, enumera la realidad de las familias que viven en ocupaciones urbanas y rurales. “Estamos aquí en una gran área ocupada que tiene los mismos problemas que los campesinos, sin vivienda garantizada, sin infraestructura, sin agua, sin hogar. Lo que revela que los problemas del pueblo brasileño son similares en todos los lugares ”, señala.

De 2015 a 2018, las ocupaciones urbanas en la ciudad industrial de Curitiba sufrieron repetidas amenazas de desalojo. En Ortigueira, el área del campo de Maila Sabrina fue ocupada en 2003 y la orden de recuperación fue emitida en el mismo año. La disputa legal ha continuado desde entonces y las amenazas de desalojo se han intensificado a lo largo de 2019.

En todo Paraná, hay alrededor de 200 ocupaciones urbanas al borde del desalojo. La misma angustia por el riesgo de desalojo ronda a siete mil familias campesinas acampadas en el estado.

Foto: Lia Bianchini

¿Qué es el coronavirus?

Es una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) , en los humanos, los diversos tipos de virus pueden causar infecciones respiratorias que van desde resfriados comunes, como el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS) hasta ataques más graves, como el síndrome respiratorio agudo severo (SARS). El coronavirus descubierto más recientemente causa la enfermedad de covid-19.

¿Cómo ayudar a los necesitados?

La campaña «Vamos a necesitar a todos» es una acción solidaria articulada por el Frente Brasil Popular y el Frente Povo Sem Medo. La plataforma fue creada para ayudar a las personas afectadas por la pandemia de covid-19. Según los organizadores, el objetivo es dar visibilidad y fortalecer las iniciativas de cooperación popular.

.

*Brasil Do Fato – Edición: Frédi Vasconcelos y Leandro Melito – FuenteBdF Paraná

You must be logged in to post a comment Login