Chile. «Se les derrumba todo»

(de nuestros colegas de OPAL Prensa, de Chile), 2 febrero 2020.-

¡Se les derrumba todo! El modelo experimenta una crisis terminal. La burguesía que dirige el país no sabe de fórmulas que puedan detener el colapso. Todo lo que proponen es más capitalismo, es continuar con la misma receta, y eso no hará más que profundizar la lucha de clases.

El 2020 es un año donde la burguesía dejará de dirigir la sociedad. Lo que intentan les sale mal. En realidad, para ser precisos, les sale muy mal. No tan solo por su propia torpeza y zancadillas, sino también por la fuerza que tienen en frente. Y esa fuerza es el pueblo, es la clase trabajadora organizada, que, en medio de la crisis, va, poco a poco, asumiéndose como el soberano. Ha ganado enorme experiencia en la lucha, la acción ha permitido madurar la idea de su misión histórica: hacer la revolución y dirigir todos los hilos de la sociedad.

Es en medio de una revolución donde se debe resolver todo. Para resolver todo se debe contar con todo el poder. Para contar con todo el poder, se debe construir un poder. Y ese poder ya el pueblo lo ha venido construyendo, en todos estos años de experiencia acumulada. Se trata de sus numerosas medidas para resolver problemas de abastecimiento, cuidado, seguridad, educación, recreación, etc, etc. Y debe hacer más, debe comenzar a pensar como la clase social que dirija, decidida y definitivamente, todos los hilos en la producción minera, en la educación, en el transporte, la vivienda, la salud, pensiones. Nada menos, ni nada más.

A la burguesía le aterra la idea de que el pueblo pueda asumir la dirección de la sociedad. No por pensar que lo haga mal. Más bien por saber que, de hacerlo, ellos quedan, automáticamente, sin su fuente de riqueza ni papel que jugar…, salvo el de clase parasitaria. Y eso desencadenaría la inminente extinción de su papel de clase explotadora, pues no habría a quién abusar. Así, la clase trabajadora rompería el vínculo de la explotación.

Y esa es la tarea que hoy se evidencia en cada una de las jornadas de reunión, protesta, lucha callejera, boicots, marchas. Es la tarea de CAMBIARLO TODO la que va reflejando las mejores cualidades del pueblo, con realismo, con defectos y aciertos, con honestidad. Y confirma que ésta hora histórica que nos emociona al ver tanta humanidad, es tiempo de revolución, y es LA HORA DEL PUEBLO.

You must be logged in to post a comment Login