Chile. El “Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución”, el “Plebiscito” y la “Revuelta”

Prensa OPAL / Resumen Latinoamericano / 1 de febrero de 2020

El 15 de Noviembre del 2019, después de casi un mes de Revuelta, ante un Gobierno que “soltó a los perros”, a reprimir al pueblo, que cansado del Sistema, de las Instituciones del Estado, se tomaban las calles, los espacios públicos, a hacer comunidad, exigiendo derechos y urgencias.  Unas de las Instituciones menos creíbles, entre el Crepúsculo y el Amanecer, la hora de los chupacabras y vampiros, entes ya saciados de la sangre de los muertos y ojos estallados, firman el tristemente conocido “Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución”.

Ellos arrogándose la representación del pueblo, ellos interpretando a sus intereses la voluntad popular, ellos que nadie les cree, ellos que son pagados por los empresarios y dictan leyes redactadas por los conglomerados económicos, ellos que sirven al “Orden del Capital” y lo protegen, ellos que no tienen legitimidad ninguna, ELLOS hablan de PAZ, mientras se asesina en las calle, mientras se hiere a mansalva sin discriminación (bueno, sí, discriminación de Clases), nos hablan de Paz y de Normalidad.    Normalidad jamás, normalidad es que nada cambie, normalidad es preservar el Orden, pero el Orden de la Democracia que no duda en sacar militares a la calle. Paz que mientras no exista Justicia no existirá. Pues no puede existir Paz mientras la Violencia Sistémica no termine.  

Todos queremos que acabe la Violencia, el SAQUEO de los Recursos Naturales, las BANDAS criminales que se coluden para robar y los condenan a clases de Ética, el ROBO de las Instituciones Armadas, la violencia de horas en transporte público para ir a trabajar por miserias de salarios, la violencia de las horas para una consulta médica o el año de espera para una operación de un padecimiento grave, la violencia del rechazo de las licencias médicas, del negocio de la Educación.

Sí, queremos acabar definitivamente con la violencia y queremos Paz, pero no su PAZ, la de ellos significa más y más y solo Violencia.

Ellos negociaron, salvando un gobierno genocida, de paso, un Acuerdo, entre ellos. Y lo instalaron, lo cruzaron a las legítimas demandas populares, sin participación alguna de los sectores populares.  Pingüe negocio.

Decidieron el qué, cómo, quiénes y cuándo. Qué desparpajo, qué cinismo, qué vergüenza.

Y parece que lo están logrando, hoy es el tema, APRUEBO o RECHAZO.    Usted debe decidir, usted debe participar entregando representación (nuevamente). Pero una vez más sin tener participación en la discusión y menos exigir a esos representantes vinculación con su opinión. Pero bueno, usted decide.

Mientras la Revuelta continúa, mientras los acuerdos entre ellos continúan, las marchas y concentraciones continúan.  Y continúan no porque es entretenido o somos delincuentes, continúan porque nada se ha ganado, perdón una corrección, sí hemos ganado, reconocernos y acompañarnos, unirnos y combatir, cuidarnos y querernos.

Pero esta Lucha que continúa tiene costos y son altísimos.

La sangre que se derrama la seguimos poniendo nosotros, es sangre de las entrañas del Pueblo que entrega a sus mejores hijos.

Hasta cuándo soportamos este genocidio, este crimen.

Validado por ellos, por los que firman leyes para perseguir a los que luchan, los que firman acuerdos para que nada cambie, ellos nos temen, pues podemos cambiar y crear un otro Orden.   Ellos avalan la muerte, la tortura, los atropellos, los secuestros, la prisión, la persecución. Ellos con los Tribunales y sus jueces, que enjuician sin juicio ni defensa. Ellos con los que tienen el monopolio de las armas, asesinan, tiñen de rojo el suelo de esta tierra.

Rendimos homenaje a tod@s, a tod@s los que luchan, a tod@s los que aportan en este proceso, pues a ell@s nos debemos.

¡¡ Hasta que la Dignidad se haga Costumbre !!     y     ¡¡  Valga la pena Vivir  !!

Prensa OPAL*

You must be logged in to post a comment Login