Sahara Occidental. Omeima Abdeslam: «Las Naciones Unidas nos han traicionado y con esto han destrozado vuestra democracia»

Por Omeima Abdeslam, Resumen Latinoamericano 29 de enero de 2020

Omeima Abdeslam es una mujer refugiada del Sáhara Occidental, representante en la ONU del Frente Polisario. Omeima lanza un grito de auxilio a la solidaridad internacional ante los atropellos que sufre su pueblo a causa de la inoperancia de la ONU que no soluciona el proceso de descolonizaciòn de la República Arabe Saharaui Democràtica.

El Consejo de Seguridad es un órgano creado a raíz del fin de la segunda Guerra Mundial para conservar el equilibrio de una frágil paz. Dicho Consejo se creó incluyendo el derecho del veto de sus cinco miembros permanentes, lo que constituye en si una gran injusticia.

Desde que el conflicto del Sahara Occidental está en la agenda del Consejo de Seguridad, su situación se ha congelado debido especialmente al Grupo de Amigos del Sahara Occidental que en vez de ser un órgano precursor de la paz en el Sahara Occidental se ha convertido en la piedra que bloquea cualquier tipo de solución al conflicto, imponiendo así un status quo inaceptable y que beneficia sobre todo a Marruecos, la fuerza ocupante del territorio.

El problema más grave es que este Consejo de Seguridad con su desinterés por resolver por la vía pacífica un problema de descolonización que está en la agenda de varios de los comités de la ONU, han creado un monstruo de país que es Marruecos que se cree que puede romper todas las leyes sin ser juzgado. Un país que su política exterior está basada en la manipulación, el chantaje y la corrupción.

Las garras del chantaje de Marruecos han llegado a las distintas agencias de las Naciones Unidas corrompiendo así a los oficiales y personal de las Naciones Unidas, tirando al traste la seriedad de la ONU.

El trato de las Naciones Unidas al tema del Sáhara Occidental ha llegado a límites vergonzosos, donde vemos en los diferentes foros cómo los oficiales de estas instituciones están destrozando la democracia que tanto costó construirla por todas las naciones del mundo.

Un ejemplo doloroso es cuando vemos al Secretario General de las Naciones Unidas pedir a los manifestantes sahrauis que se estaban manisfestando pacíficamente en Gárgarat, en enero de 2020, contra el rally Eco Africa Race, dejar pasar el rally, en violacion clara del acuerdo de paz entre Marruecos y el Frente Polisario. Este mismo Secretario General de las Naciones Unidas permanece callado frente a las atrocidades que comete Marruecos diariamente en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Desgraciadamente la ONU no ha reaccionado nunca a las violaciones de derechos humanos que pasan de manera constante y diaria en el Sáhara Occidental.

Las y los sahrauis nos hemos aferrado a este proceso de paz porque estamos seguros de la justicia de nuestra causa. Estábamos seguros de que la comunidad internacional protegería sus leyes y no dejaría que nadie pase de las líneas rojas que fueron trazadas para garantizar la coexistencia de la humanidad.

Teníamos una confianza ciega en la Naciones Unidas y en la Comunidad Internacional, pero desgraciadamente nos han traicionado, el Consejo de Seguridad nos ha traicionado, y con esto han destrozado vuestra democracia que tanto sacrificio ha costado construir.

Con esto apunto especialmente a España y Francia, que se han convertido en garantes de esta injusticia, por su bloqueo a la solución pacífica de este conflicto por más de 29 años.

¿Qué espera el mundo del Pueblo Saharaui?

¿No les bastan los años de exilio, de separación de familias por más de 45 años por un muro de más 2720km lleno de minas?

¿No les bastan los cientos de desaparecidos durante el conflicto?

¿No les bastan los muertos ?

¿Nos les basta 29 años de proceso de paz fallido y una paciencia infinita de este heroico pueblo?

¿Cuanto horror habrá que ver para que la Comunidad Internacional fuerce a Marruecos a aplicar el Plan de Paz que aceptó y firmó y que supone la aplicación del derecho de autodeterminación para el Pueblo Saharaui?

El pueblo saharaui no está pidiendo lo imposible; sólo pide que se respeten las resoluciones que dictan las naciones del mundo y que los que las incumplan sean castigados. Porque esas resoluciones son las que garantizarán la coexistencia del mundo entero; si dejáis de protegerlas estaríamos destrozando vuestra democracia y la coexistencia mundial.

El pueblo saharaui merece tener su país, merece la independencia, porque solo con el Estado saharaui, se garantiza la paz y la prosperidad en el norte de Africa.

You must be logged in to post a comment Login