Argentina. La triste realidad de los Indígenas wichi de Salta: niños muertos por desnutrición, atención hospitalaria cero, y respuesta autoritaria del Estado / El caso de Santa Victoria Este

Resumen Latinoamericano, 24 enero 2020

Tras toma y expulsión de la gerenta de Santa Victoria Este, militarizan el Hospital de una de las zonas más vulnerables

Fue luego de que familias originarias tomaran la institución sanitaria tras ser reinstalada una gerenta cuestionada.

En los últimos días tres niños murieron por desnutrición y falta de atención médica.

En el marco del conflicto que hubo ayer nuevamente en Santa Victoria Este por la reinstalación de la gerenta Marcela Quispe, los médicos del Hospital decidieron poner un cartel con el aviso de suspensión de las atenciones a menos que sean de emergencia. 

“Atención: sólo emergencia con riesgo de vida. No hay médicos”, indicaban el cartel pegado en una de las puertas. Ante ello, desde el Ministerio de Salud se decidió recurrir al de Seguridad para poner policías que custodien la institución, en donde es atendida una de las poblaciones más vulnerables de la provincia, en su mayoría miembros de comunidades originarias. De hecho de allí son dos de los tres niños wichís muertos por causas vinculadas a la desnutrición.

Personal del Hospital había tomado la decisión de no atender cerca de las 19 de ayer tras una mañana complicada.

Durante el mediodía, la madre de Belén Barbier, una chica que falleció junto a su pareja el 9 de diciembre pasado tras haber colisionado su moto con una ambulancia, fue a sacarla a Quispe. La gerenta había sido reinstalada en el cargo por el Ministerio de Salud de la provincia pese al pedido de la familia quien la responsabiliza por el desorden que existe en el área operativa.

El accidente y muerte de Belén generó que su padre, Gervasio Barbier, también referente del Instituto Instuto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) del pueblo wichí de Santa Victoria Este pidiera la exoneración de la médica. Sucede que Barbier asegura que Quispe y otros responsables del Hospital conocían las denuncias contra los choferes de las ambulancias por manejarlas en estado de ebriedad. Sin embargo, dijo que nunca se hizo nada al respecto.

A ello Barbier sumó los malos tratos de la médica y la falta de entendimiento a las comunidades. El tono de las denuncias que ya habían generado amenazas a su integridad, hicieron que Quispe tomara licencia por 60 días. Pero retomó sus tareas antes de que su licencia concluya.

Durante la ausencia de Quispe en la gerencia, Barbier se reunió con funcionarios del Ministerio de Salud. El pedido principal era que Quispe se fuera, y que el doctor Juan Casabella Dávalos se quedara de gerente.

El lunes de esta semana la médica fue reinstalada y Casabella Dávalos trasladado. Al ser esta la respuesta del Ministerio de Salud, que fue mientras Barbier estaba en Salta Capital con las gestiones, su familia de Santa Victoria Este decidió que iban a tomar el Hospital lo cual finalmente sucedió este jueves.

Al mediodía, durante la toma, la madre de Belén entró directo al despacho de Quispe y la intimó a irse. En medio de forcejeos y con policías de por medio, la médica salió escoltada y se fue. Ya en su domicilio, llegó la Infantería para protegerla, dado que los manifestantes fueron hasta allí.

Quispe se fue. Casabella también. Y los médicos que habían quedado habían decidido no atender por temor a que les pase lo mismo. Ante ello, el secretario de Salud, Antonio de los Ríos, solicitó la intervención del Ministerio de Seguridad para custodiar el Hospital con policías.

“Fue un problema de Barbier que agredió a todo el mundo. Específicamente él no respeta la Ley”, dijo de los Ríos a Salta 12. Afirmó que Casabella se fue “por un pedido personal de él que quería salir del área operativa”. El funcionario de Salud afirmó que “acá hay un capricho de una persona que tiene nombre y apellido. Entiendo el dolor, pero el capricho no”, dijo.

Barbier por su parte, afirmó que está la Ley “pero para nosotros no se cumple. Mi hija murió. Y sus asesinos, libres”. Se teme que ante su actitud la primera acción que se tomará sea su detención. “A mi ya no me importa. Sé que esta es mi verdad y también lo sabe la otra gente”, sentenció.

Santa Victoria Este: wichis se movilizaron hacia la casa de la gerente del hospital para repudiarla

por FM Alba | Ene 24, 2020 |

»Foto: prensa gubernamental

La gerente del hospital público de Santa Victoria Este; Marcela Quispe; fue escrachada por un grupo de originarios en su propio hogar, mientras que una enfermera denunció a la pareja del referente wichi Gervasio Barbier por agresiones. Por medio de redes sociales se difundió un video donde los originarios califican de “perros” y “animales” a los efectivos que intervinieron y “perra” a la médica.

Todo comenzó cuando se reubicó desde el Ministerio de Salud de Salta a la Dra. Marcela Quispe al frente de la gerencia del Hospital y este jueves se colocó un letrero que avisaba solamente la atención de urgencias; con riesgo de vida; debido a la falta de médicos.

El dirigente Barbier viene protagonizando una serie de reclamos ante el hospital desde el fallecimiento de su hija y yerno en un accidente sobre Ruta 54, ambos atropellados por una ambulancia. El wichi y varios más insistieron e insisten en que el chofer estaba alcoholizado y a partir de allí han señalado como principal responsable a la gerente.

Volvieron los reclamos en el Hospital de Santa Victoria Este

23 enero 2020

La decisión es de la familia y adherentes al reclamo de un referente wichí que perdió a su hija y yerno en un accidente con una ambulancia. 

La respuesta del Ministerio de Salud de la provincia a los reclamos de Gervasio Barbier, referente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) en Santa Victoria Este fue llevarle la contraria. Al menos esa fue la interpretación del dirigente, según los hechos narrados a Salta/12.

El 9 de diciembre la hija de Barbier, Belén, y su pareja, Milton Corvalán, iban en moto desde Santa Victoria Este a Misión La Paz en horas de la noche. En dirección contraria venia una ambulancia del Hospital local. Hubo un choque y los chicos fallecieron.

Desde ese momento Barbier pidió que se exonere al conductor de la ambulancia y a la gerenta del Hospital, Marcela Quispe. A uno acusó de manejar alcoholizado (algo que ya había sido denunciado en anteriores ocasiones por otro agente de Salud), y a Quispe, por haber conocido siempre la situación sin hacer nada. Junto a ellos apuntó a otros agentes del Hospital, y todos los denunciados tomaron licencia por dos meses.

Durante ese tiempo asumió en la gerencia el médico Juan Casabella Dávalos. “Pero ahora lo sacaron y el lunes volvió Quispe”, dijo Barbier, al destacar que el tiempo de licencia no se había terminado. Ante la decisión de Salud, pese a que las conversaciones por la situación institucional continuaban en Salta Capital, Barbier junto a su esposa decidieron ayer volver a Santa Victoria para tomar el Hospital a partir de hoy.

Para Barbier la decisión de Salud tiene que ver con sus denuncias de falta de medicamentos en la zona. Él había filmado un video en el cual se apreciaba la falta de insumos médicos en un centro de Salud. En la denuncia pública indicó que algunos habitantes originarios cruzaban a Paraguay o Bolivia para conseguir los medicamentos gratuitos.

Barbier hizo la filmación un viernes en una salita del área operativa. El domingo, como forma de contrarrestar lo filmado, el médico Casabela Dávalos filmó una habitación del Hospital de Santa Victoria Este atiborrada de medicamentos.

Las denuncias cruzadas se dieron a conocer y, como parece suceder últimamente, generó el desagrado de los funcionarios ministeriales. Para el referente wichí, la solución que encontraron fue echarle la culpa a Casabela Dávalos y trasladarlo.

Ellos me piden tolerancia pero yo ya no puedo”, dijo Barbier. Recordó que los cuestionamientos a Quispe no son de ahora y el pedido de su alejamiento viene por otras situaciones y la enemistad que se ha generado con algunos referentes de las comunidades victoreñas.

La situación podría generar violencia y tensión en el Hospital, como ya sucedió en la primera toma, que fue a mediados de diciembre. En aquel momento hubo agresiones sobre algunos agentes cuestionados. El pedido de Barbier y quienes adhieren a su reclamo (su familia y otros vecinos de distintos parajes), es que “con resolución o sin resolución”, Quispe se vaya del Hospital.

Denuncian falta de insumos en el Hospital de Santa Victoria EsteUn lider wichí de la zona afirmó que en el Hospital escasean medicamentos y jeringas.

14 enero 2020

Desde el Ministerio de Salud negaron tal situación y manifestaron que se provee todas las semanas. 

– Ni jeringas hay.

– No hay ni jeringas. Bueno eso era lo que yo quería saber.

El diálogo es entre el referente del Pueblo Wichí Gervasio Barbier y un enfermero de un Centro de Salud del área operativa de Santa Victoria Este (SVE). El audio, y un video, que se tomaron en uno de los centros sanitarios donde viven en su mayoría comunidades originarias wichí de Salta fueron difundidos por Barbier.

El referente originario afirmó que incluso en la enfermería del Hospital de SVE un cartelito informa que no hay jeringas. En tanto, la reacción del Gobierno (poco novedosa), fue salir a desmentirlo con un video grabado por el gerente del Hospital, Juan Casabella Davalos.

El dirigente wichí que vive en Misión La Paz dijo haber denunciado la situación al secretario de Salud de la provincia, Antonio de los Ríos. El funcionario negó que haya recibido la denuncia, sin embargo, reconoció haberse reunido con Barbier. Ante la consulta de Salta/12 sobre la escasez de medicamentos expresó: “Estamos proveyendo de insumos todas las semanas y están con todos los insumos”.

Curiosamente, esa es la misma respuesta que dijo haber recibido Barbier de parte del funcionario cuando le señaló la falta de medicamentos.

Pero De los Ríos señaló sobre ese encuentro que “lo recibí ayer (por el viernes) en mi oficina y no me comentó nada de esto (en referencia a la denuncia de Barbier)”.

Al otro día, Casabella tomó imágenes para mostrar que la medicación había llegado y que no había problemas de insumos.

El referente wichí lanzó una denuncia en contra de algunos de los integrantes médicos del establecimiento sanitario tras la muerte de su hija en un accidente con la ambulancia del Hospital de Santa Victoria Este. Desde el Ministerio de Salud ya se abrió un sumario y se alejó de las funciones a Marcela Quispe, quien se desempeñaba como gerenta.

Barbier sostuvo en su reciente denuncia que los insumos faltan en todos los centros de Salud del área operativa como Pozo La China, Misión La Paz, La Puntana, Santa María, y hasta en la zona de Alto La Sierra (en donde también hay un hospital).

En la zona no abundan las farmacias. Menos en los parajes donde se encuentran los centros de Salud. “La gente tiene que comprar el medicamento o recurre al centro de Salud de Paraguay en Misión La Paz (en realidad es la localidad paraguaya de Pozo Hondo, ubicada del otro lado del puente internacional, que marca el límite entre Argentina y Paraguay). Los de La Puntana deben recurrir a los centros de Salud de Bolivia”, relató Barbier al describir la situación que atraviesan quienes viven en esta zona fronteriza. En algunos casos, dijo, desde los centros de Salud de los países vecinos les brindan los medicamentos de manera gratuita, mientras que en otros casos deben entregar dinero.

You must be logged in to post a comment Login