Chile. «Se ve este 8M con mucha potencia y va a ser clave en la renuncia de Piñera»

Por Antonella Giuso, Resumen Latinoamericano/Resistencias, 21 enero 2020

De cara al próximo 8M se realizó el segundo Encuentro Plurinacional de Las que Luchan, en Chile. El viernes 10 de enero comenzó el encuentro que durante tres días recibió a miles de feministas de Nuestra América para discutir, acordar y devolver a los territorios la experiencia compartida avanzando en puntos en común.

«Alerta antirracista, América Latina va a ser negra y feminista» el canto que se repitió en las jornadas y denota una historia innegable, un feminismo antirracista, antiimperialista y anticapitalista, feminismo popular, indígena, negro, disidente. Feministas que construyen desde estas premisas nuevas formas de hacer política para mejorarla.

La convocatoria se da en un contexto convulsionado, el continente atravesado por una dictadura, guerras híbridas (impulsadas por el imperio) y la resistencia de los pueblos contra la derecha. De allí los sectores más radicalizados: el feminismo, los movimientos indígenas y la juventud son quienes forman la primera línea. En particular Chile desde octubre es foco de una juventud dispuesta, y de hecho, a permanecer en las calles contra el modelo neoliberal que llevó hasta el cansancio políticas de privatización que han clausurado cualquier garantía de derecho básico sin pagar una renta.

En este marco, conversamos con Malena Briones, referente juvenil, militante de los Encuentros de Feminismo Popular y La Simón Bolívar. Nos contó cómo vió el rol del feminismo dentro del estallido social, qué experiencias rescata del proceso de resistencia chileno y su análisis de los tres días de Encuentro. “Creo que el encuentro fue una experiencia increíble, más que nada participar desde otros países porque nos ha permitido entender en esos pocos días mucho mejor cuál es el proceso que está viviendo el pueblo chileno, y dentro del estallido social y movilización, cómo se está desenvolviendo el feminismo.

Malena contó, también, que los ejes centrales del Encuentro giraron en torno a la renuncia del actual presidente Sebastián Piñera, el proceso constituyente y cómo el feminismo quiere que sea dicho proceso, cómo se lo quiere construir y cómo generar un nuevo tipo de poder que no sea patriarcal ni capitalista. “Fue muy transversal, en el sentido de que el feminismo no se aglutinó sólo contra el patriarcado o sólo atrás de alguna consigna específica, sino que fue contra el patriarcado, el capitalismo, contra los Estados opresores. Hubo mucha movida antirracista, anticarcelaria, se discutió el adultocentrismo y se le dio bastante lugar a les niñes para tener sus propios espacios y poder exponer”, dijo la militante.

Male asegura el protagonismo que tomó el movimiento feminista en movilización y radicalidad dentro de la resistencia contra el neoliberalismo, sin quedar aislado de los distintos sectores que componen al campo popular: “Eso también se traspasa en las medidas de lucha que han decidido tomar y en la capacidad que está teniendo el movimiento feminista de poder aceptar las diferencias entre diferentes vertientes. Se notó mucho en las síntesis del Encuentro en las cuales se mencionó, en primer lugar, el acuerdo general y luego los disensos, lo que me parece un paso muy grande en poder aceptar que el feminismo tiene que ser una construcción colectiva y por lo tanto esas diferentes opiniones van a tener que convivir y, en todo caso, desde esas diferentes posturas se genere la construcción donde se va a cristalizar todo lo que está componiendo al movimiento feminista. Por supuesto como en todo el resto del mundo faltan muchas cosas para avanzar, pero el proceso que se está dando en Chile, particularmente que están dando las y les compañeres, es algo bastante importante de lo que habrá que prestarle atención en el resto de América Latina y el mundo, que nos va a servir en nuestros propios países para fortalecer nuestros movimientos.

Dentro del feminismo crecen debates a pasos agigantados. Re-significar las violencias que ejerce el sistema sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas nos lleva a cuestionar cada aspecto de ésta, el proceso se da incluso dentro del mismo movimiento donde conviven distintas corrientes como expresa Malena. La clase, la identidad, lo generacional sigue regulando los roles de participación, conducción, etc. En ese sentido estas jornadas son claves para medir aciertos y errores. “Ha tomado bastante lugar el movimiento antirracista de las compañeras negras a lo largo del Encuentro, lo que fue muy notorio. También se ha notado mucho y estuvo presente en todas las discusiones la importancia del movimiento secundario, de esas compañeras que dinamizan y están poniendo el cuerpo en este momento, conformando gran parte de la primera línea”, comentó Malena.

De esta segunda convocatoria participaron más de 5000 personas y de aquí nace, además, el próximo Encuentro Feminista Internacionalista con sede en Brasil para este mismo año. Ante el avance a nivel mundial del feminismo se empiezan a ajustar los tejes para una mayor coordinación.

Hacia el final del Encuentro se dió cierre con una síntesis de todos los debates de los talleres. “Se ve este 8M con mucha potencia y va a ser clave en la renuncia de Piñera y todo lo que es el proceso Constituyente en Chile, que no se refiere plenamente a la constitución o las leyes sino a la construcción de un poder popular diferente, al tipo de poder que tiene el feminismo. En sí se discutió un programa político, lo cual creo que tiene bastante potencialidad en la perspectiva a largo plazo” cerró Malena.

You must be logged in to post a comment Login