Brasil. Agricultores en India protestan contra la presencia de Bolsonaro: «corrupto y represivo»

Resumen Latinoamericano /Brasil de Fato, 21 enero 2020


Los campesinos repudian la participación del presidente brasileño en las celebraciones del Día de la República

Manifestantes contra la presencia de Bolsonaro como líder invitado por el gobierno indio para la celebración del Día de la República – Créditos: Bhavreen Kandhari / Twitter


Los productores rurales indios lanzaron, el pasado fin de semana, una campaña contra la presencia del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en las celebraciones del Día de la República de la India, que debería tener lugar el 26 de enero.

La acción #GoBackBolsonaro (en portugués, «vete, Bolsonaro») fue lanzada por la Federación de Productores de Caña de Azúcar de India y cuenta con el apoyo de All India Kisan Sabha, la organización campesina más grande del país, fundada en 1936.

La oración en desaprobación de la presencia de Bolsonaro se mostrará en pancartas negras y pancartas sobre las áreas cultivadas. El objetivo de la campaña es exigir la retirada de la invitación hecha a Bolsonaro por el gobierno indio para participar en la celebración. «Nuestra protesta también será una acción solidaria en apoyo del pueblo brasileño, que protesta contra su régimen corrupto y represivo», dijo la federación en una nota.

Bolsonaro se embarca para la India el próximo viernes (24), por invitación del primer ministro Narendra Modi, de extrema derecha. El Día de la República recuerda la fecha en que entró en vigor la Constitución de la India, en 1950.

Motivaciones

La protesta de los campesinos indios está motivada política y económicamente.

La primera parte de la nota publicada por la federación de productores de caña de azúcar afirma que Bolsonaro «se adhiere a una ideología de extrema derecha» y es «cada vez más autoritario».

«Somos testigos de sus políticas destructivas y de explotación en Brasil, incluida la apertura de puertas para el saqueo corporativo de la selva amazónica», sigue el texto de lanzamiento de la campaña.

Desde un punto de vista económico, los agricultores indios afirman que la postura del gobierno brasileño sobre la Organización Mundial del Comercio (OMC) afecta directamente sus medios de vida.

Brasil, Australia y Guatemala cuestionaron, en la OMC, las medidas proteccionistas del gobierno indio para beneficiar a los productores de caña de azúcar. El argumento es que el subsidio otorgado por India excedería el límite permitido internacionalmente. Por otro lado, los campesinos afirman que la base de cálculo utilizada por estos países considera los valores de importación y exportación de la década de 1980, ignorando la inflación del período.

Para probar su hipótesis, los agricultores indios mencionan, en la nota de lanzamiento de la campaña, que ni siquiera recibieron los subsidios mínimos previstos en la legislación del país por parte del gobierno local, llamados precios justos y remunerativos.

«Si la OMC toma una decisión contra India, (…) la producción local caerá y nos veremos obligados a importar azúcar», dice la federación. «En ausencia de las políticas de apoyo actuales, el sector de la caña de azúcar, que emplea a más de 50 millones de agricultores y más de 500 mil trabajadores en ingenios azucareros, puede enfrentar un colapso inminente», advierte.

Sugar promete ser uno de los temas clave de la visita de Bolsonaro a la India. La semana pasada, el presidente brasileño se reunió con representantes de la Unión de la Industria de la Caña de Azúcar (Unica), que reúne a los ruralistas del sector. Durante la reunión, dijo que Brasil está estudiando formas de apoyar a India en el fortalecimiento de su programa de etanol, incluidas formas de aumentar la producción de biocombustibles y mezclarlo con gasolina, lo que podría reducir las reservas de azúcar en el país asiático y aumentar los precios. de azúcar en el mercado internacional.

El volumen de azúcar exportado por Brasil registró, en julio de 2019, su nivel más bajo en cinco años: aproximadamente un 28% menos que el año pasado y un 63% menos que en 2017.

Edición: Aline Scátola

You must be logged in to post a comment Login