Catalunya. Vuelve la España de charanga y pandereta a Andalucía

Héctor Daniel Caresia, corresponsalía de Resumen Latinoamericano en Catalunya 10 enero 2019

Foto: Los candidatos de Vox, PP y C,s ,la coalición fascista andaluza

“EL PACTO DE LA VERGÚENZA”, asi titulaba ayer a página completa el diario El Periódico, afín al Psoe, para definir el acuerdo de derechas alcanzado en Andalucía entre PP, Ciudadanos y Vox para gobernar los próximos 4 años esa región autonómica, Casi medio millón de votos le otorgaron al ultrafascista Vox, 12 escaños en el Parlamento regional, ahora aspiran a ocupar puestos relevantes en la administración pública, entre ellos varias Consejalías.

Los acuerdos que el PP ha firmado con Ciudadanos y con el partido de ultraderecha Vox en Andalucía para hacer presidente a Juanma Moreno, de ejecutarse a lo largo de los próximos cuatro años en toda su extensión, implicarán una importante transferencia del presupuesto público, que ahora se gasta en los institutos, centros de salud y hospitales públicos de Andalucía, a manos privadas. Si Moreno cumple los pactos e impulsa a fondo dos de las reformas que tiene firmadas tanto con Vox como con Ciudadanos, liquidar la subasta de medicamentos y concertar el bachillerato, las empresas farmacéuticas y la Iglesia recibirán millones de euros públicos que en este momento no reciben. El presupuesto de la Junta en Educación y Sanidad ascendió el año pasado a más de 15.000 millones de euros.

El modelo que emerge del pacto de la Navidad entre PP y Ciudadanos es profundamente conservador en lo social, y profundamente liberal en lo económico. Rezuma confianza en los emprendedores, prevé bajos impuestos, y promete adelgazar la administración pública. Es pronto para asegurar nada y ningún detalle han dado PP y Ciudadanos, que formarán un gobierno de coalición la próxima semana, del cómo, del cuándo y hasta dónde van a ejecutar sus acuerdos. Pero de la lectura de los documentos se extrae que se producirá una merma en el Estado social que existe en Andalucía, con graves y evidentes deterioros en los últimos tiempos, después de 36 años de Ejecutivos de corte más o menos socialdemócrata.

El Constitucional avaló la legitimidad de la subasta de medicamentos

Es imposible, por tanto, saber en este momento la factura final que le acabará pagando el Gobierno de Andalucía a las compañías farmacéuticas en los próximos años, pero existen cifras que pueden dar una orientación del negocio que estas se han perdido en estos años, y que, según ha defendido hasta ahora la administración socialista, ha evitado mayores problemas en la sanidad pública. Así, la subasta de medicamentos, según los cálculos de la Consejería de Salud, ha permitido ahorrar al Sistema Andaluz de Salud hasta 568 millones de euros entre 2012 (cuando la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a la sazón consejera de Salud, implantó el modelo con el objetivo de hacer más eficiente el gasto en farmacia) y 2018.

Esta medida, desde que Montero la puso en marcha, con José Antonio Griñán (PSOE) como presidente, ha estado en el disparadero y ha recibido en este tiempo fuertes críticas de los farmacéuticos, de las empresas y del PP, que la rechazó desde el primer minuto al entender que provocaba desabastecimientos, algo que siempre ha negado la Junta de Andalucía. La subasta fue de hecho recurrida ante el Constitucional por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, pero esa vía fracasó, porque el tribunal legitimó su uso.

You must be logged in to post a comment Login