Catalunya: El juicio amañado de la «Justicia» imperial española contra los presos políticos catalanes

CATALUNYA HOY- CALENDARIO PREVISIBLE DE LOS JUICIOS QUE LLEVARÁ A CABO ESPAÑA CONTRA LOS PRESOS INDEPENDENTISTAS CATALANES, ENCARCELADOS HACE 14 MESES SIN CAUSA

Por Héctor Daniel Caresia, corresponsalia de Resumen Latinoamericano en Catalunya – 27 dic 2018

Esta semana el Tribunal Supremo español debe decidir si es competente para juzgar a los presos políticos. ‘Tengo poca confianza que la sala acepte los argumentos de las defensas’, decía la semana pasada el abogado Jordi Pina a propósito de la vista sobre cuestiones previas en que las defensas pidieron que fuera el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña quien los juzgara , como tribunal predeterminado por ley que es. Pero esto sólo era un trámite, un paso más en la cuenta atrás hasta el comienzo de la vista oral, porque ya hace tiempo que el Supremo tiene muy asumido que no aceptará los argumentos de los abogados defensores y que será la sala presidida por Manuel Marchena que enjuiciará los presos.

Si es así, luego que el Supremo se pronuncie contra la petición de los abogados de las defensas, dará diez días para que presenten la calificación de los hechos. Está previsto que todas las defensas pidan la absolución de todos los delitos que imputan a los dieciocho procesados las tres acusaciones (fiscalía, abogacía del estado y el partido de extrema derecha Vox). Dada la complejidad del caso, con cientos de páginas que hay que estudiar, las defensas habían pedido noventa días para presentar los escritos respectivos, pero el Supremo ya les ha denegado esta ampliación.

Esto sitúa a mediados de enero el plazo para que los abogados presenten los escritos, porque los días festivos no cuentan. Y poco después la letrada de la administración de justicia indicará la fecha para el comienzo del juicio, que podría ser la tercera o cuarta semana de enero. Pero si acaba siendo a finales de este mes o bien a principios de febrero dependerá también de los trámites pendientes de resolver sobre cuestiones organizativas. Y no son menores, porque ahora ya todo indica que las sesiones de la vista oral del juicio serán en el edificio del Supremo español, un lugar nada adecuado para macrojuicios como este, que tendra dieciocho acusados, los abogados respectivos, cientos de periodistas acreditados de medios de todo el mundo y un sumario enorme, de miles de folios, con cientos de testigos.

Y entre las cuestiones organizativas está el traslado de los presos a Madrid poco después de haber señalado el día que comenzará la vista oral del juicio. No se sabe todavía a qué prisión serán trasladados durante las semanas que dure, pero los abogados opinan que será más bien una más próxima a la ciudad de Madrid, como Soto del Real, más que a una mucho más alejada, como puede ser Estremera. Pero esto no les evitará el calvario de los traslados diarios de la prisión en los calabozos de la Audiencia española, donde tendrán que esperar para que los lleven finalmente al Supremo español.

Encarcelados como Josep Rull o Joaquim Forn relataron la dureza de los traslados, esposados en un furgón de la Guardia Civil, donde acaban mareados al cabo de una hora. Y después los calabozos, pequeños, sórdidos, sucios, donde deben estar unas cuantas hores de espera. De allí los llevarán al Supremo, de nuevo esposados en un furgón de la policía española, para asistir a sesiones que pueden ser de mañana y tarde durante tres o cuatro días a la semana. Una vez terminada la audiència del día, volverán a la cárcel, donde llegarán pasada la hora de cenar y sin tiempo para poder intercambiar impresiones con los abogados. Y al día siguiente, vuelta a empezar.

Si el juicio comienza a finales de enero o principios de febrero, a lo sumo quedarán tan sólo cuatro meses para las elecciones municipales y europeas del mes de mayo. Y existe la sospecha de que el tribunal quiera dejar visto para sentencia el juicio antes de que empiece la campaña electoral.

Por ello Marchena debería imponer un ritmo alto a las sesiones, teniendo en cuenta la gran cantidad de acusados y de testigos. Si esto fuera así, si el juicio no se alargara más de tres meses, la sentencia podría llegar bien entrado el verano, hacia el mes de junio o julio.

Televisado?

Luego que el Tribunal Supremo asumió la causa contra los dirigentes independentistas, se ha obsesionado por el control de los plazos. Una muestra es el hecho de que el mes de marzo pasado, durante la instrucción, el juez Pablo Llarena llegara a convocar en Madrid a los acusados que entonces estaban en libertad provisional para cerrar el procesamiento, justo cuando sonaba el nombre de Jordi Turull como candidato a la investidura. Fue encarcelado antes que pudiera ser investido.

El cálculo del efecto político forma parte del procedimiento mismo, en los plazos y en que el juicio sea televisado. La internacionalización de la represión es uno de los objetivos inmediatos del independentismo y el interés público que despierta este juicio, que es público por naturaleza, parece que es un argumento suficiente para que se emita por televisión. Hoy por hoy los abogados no pueden imaginar el motivo por el que el Supremo llegue a justificar que no se pueda emitir por televisión.

El juicio en la Audiencia española, sin fecha

El juicio en la Audiencia española, donde estan encausados Josep Lluís Trapero, los ex altos cargos del Departamento de Interior Cèsar Puig i Pere Soler i la intendenta de los Mossos Teresa Laplana, todavía no tiene fecha de comienzo.. La Audiència debatirà en enero si és competente para juzgar el caso. Fuentes citades per l’ACN dicen que no empezaría hasta el verano, en junio o julio del 2019. Si és así, en esas fechas ya habran juzgado el grueso de los encausados por el Supremo y se habrà conocido la sentència.

El abogado de Cèsar Puig, Jaume Alonso-Cuevillas, ha pedido esta vista porquè la Audiència espanyola se inhibiera también en favor del TSJC. El tribunal que los ha de juzjar és presidido per Concepción Espejel, afín al PP, que también preside la sala penal. Esta sección tiéne mas asuntos ya señalados antes, como el juicio contra el ex- president del FC Barcelona Sandro Rosell, que comenzarà el 25 de febrer.

You must be logged in to post a comment Login