EEUU- México. Crisis en la frontera: migrantes deberán esperar resolución de asilos en territorio mexicano, pero allí no recibirán a deportad@s / Comunidades latinoamericanas en EEUU critican a México por secundar políticas de Trump

Resumen Latinoamericano*, 20 de diciembre de 2018

 

Migrantes en EEUU manifiestan «decepción» con rol de México

Los Angeles, 20 de diciembre .- Líderes comunitarios de la comunidad migrante en EU se declararon “decepcionados” por la decisión del gobierno de México de secundar los planes de la administración Trump para obligar a los migrantes a permanecer en territorio mexicano mientras dan respuesta a sus peticiones de asilo.

«Este anuncio es un retroceso terrible y peligroso y probablemente viola la ley de asilo de los Estados Unidos y los tratados internacionales. La disposición de México a seguir esta farsa es una gran decepción”, aseguró Angélica Salas de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA).

«Este acuerdo es parte de una serie continua de decretos malintencionados de la Administración Trump que ignoran por completo la seguridad de los migrantes y el derecho a buscar asilo en los Estados Unidos”, añadió Salas.

A su vez, Juan José Gutiérrez, de la Organización Vamos Unidos USA, consideró que la decisión de México parece responder al deseo de “no pisarle los callos” al presidente Donald Trump y, al mismo tiempo, tratar de buscar mantener una relación buena para conseguir que EU respalde el plan de desarrollo económico en Centroamérica.

“Sin embargo, al seguirle el juego a Estados Unidos, México está permitiendo que se viole la ley de asilo en este país. Y, casi con toda seguridad, muchos van a ser los abogados que van a demandar ante los tribunales a la administración Trump por violar una ley que le obliga a retener dentro de EU a quienes demandan asilo.

“Además, a pesar de que han adelantado que los solicitantes de asilo tendrán acceso a sus abogados, posiblemente a través de canales como Skype, los migrantes y sus abogados se verán muy afectados porque no podrán comunicarse con la asiduidad necesaria para resolver su caso”, añadió.

“A mí francamente me preocupa que México se involucre en un asunto que es interno de EU haciéndose partícipe en una violación del derecho de asilo”, concluyó Gutiérrez.

 

El acuerdo: migrantes esperarán en territorio mexicano

 — Los migrantes que deseen solicitar asilo en la frontera entre México y Estados Unidos deberán esperar en territorio mexicano mientras se procesa el trámite, según un acuerdo entre los dos países anunciado el jueves.

En promedio solo un 9% de las personas que piden asilo lo reciben. El gobierno de Donald Trump dice que demasiados migrantes hacen declaraciones falsas para obtener ese beneficio.

Los migrantes “ya no podrán desaparecer en territorio estadounidense», aseguró la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen durante una audiencia ante la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes en la que confirmó que el gobierno de México fue informado por adelantado de la decisión que tomarían para tratar de atajar el flujo de inmigrantes obligándolos a permanecer en México.

«Tendrán que esperar (en México). Si un juez les otorga el asilo, serán bienvenidos a Estados Unidos. Si no, tendrán que regresar a sus países”, señaló

Las tortuosas negociaciones en torno al acuerdo se vienen desarrollando desde hace meses, mucho antes de que asumiera el nuevo gobierno mexicano el 1 de diciembre. De hecho, bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto México se había negado rotundamente.

El jueves, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México anunció que había accedido al pacto de manera temporal por razones humanitarias. El acuerdo, sostuvo, afecta a los que entraron en Estados Unidos o fueron detenidos en puntos de cruce, o que hayan sido interrogados por las autoridades migratorias estadounidenses y que hayan recibido una cita para acudir ante un juez de inmigración.

Lee Gelernt, abogado de la Unión Americana para los Derechos Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) dijo que el plan es ilegal. “Este plan no puede implementarse de manera legal, y dejará a un sinnúmero de personas en situaciones de peligro”.

La decisión ocurre en momentos en que los tribunales han bloqueado los intentos del gobierno de hacer más estrictas las normas sobre el otorgamiento de asilo.

Más de 100.000 inmigrantes fueron detenidos entre octubre y noviembre cuando trataban de entrar ilegalmente a Estados Unidos desde México. Casi la mitad de ellos estaban en grupos familiares entre los cuales había menores de edad, según cifras del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza.

Si bien ha disminuido la cantidad de inmigrantes detenidos en la frontera, comparado con las décadas de 1990 y 2000, las autoridades estadounidenses en años recientes han tenido que lidiar con el fenómeno de menores que viajan solos o sin familiares.

No es ilegal pasar la frontera sin visa para solicitar asilo. Activistas a favor de los inmigrantes sostienen que la violencia en países centroamericanos como El Salvador, Guatemala y Honduras está obligando a la gente a huir y buscar asilo. Casi 100.000 inmigrantes solicitaron revisiones iniciales para pedir asilo en el año fiscal que concluyó en septiembre, la mayoría en Texas, según el Servicio de Inmigración y Ciudadanía.

El gobierno de Trump denuncia que uno de los atractivos de venir a Estados Unidos es que el inmigrante puede vivir en el país durante meses o años hasta que tramita su pedido de asilo, y que muchos de ellos aprovechan para desaparecer entre la sociedad. Dicen que al obligarles a esperar en México, disminuirá la cantidad de pedidos fraudulentos. La política cubre solo a personas de países distintos a México, dijeron fuentes oficiales.

Nielsen expresó en un comunicado que la nueva política será implementada legalmente.

La reforma «además nos permitirá prestar más atención a las personas que realmente están huyendo de la persecución”, dijo Nielsen.

 

México no recibirá a migrantes rechazados en EEUU

Ciudad de México, 2o e diciembre .– La Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), aseguró que México no recibirá a los extranjeros que han solicitado refugio a Estados Unidos porque no tiene ni la capacidad operativa ni el marco legal necesario para ello.

Ante el anuncio del gobierno estadounidense de enviar a México a centroamericanos, en tanto les resuelve su solicitud de asilo, el funcionario dejó en claro que el plan del vecino país no puede empezar a operar.

“Sólo les pudiera insistir que operativamente el Instituto no podría atender esto en el corto plazo. Habrá que hacer otro tipo de revisiones. Y, segundo, la ley de Migración tampoco nos favorece en este tipo de iniciativas, entonces habrá qué hacer un procedimiento adicional con la misma Ley de Migración”, aseguró Tonatiuh Guillén, comisionado del INM.

Aunque por la mañana la cancillería emitió un comunicado en el cual anuncia que sí recibiría a los migrantes, por razones humanitarias, el comisionado aclaró que precisamente por esas razones es que México recibió a centroamericanos que entraron en caravana desde el pasado 19 de octubre, pero una vez que cruzaron la línea fronteriza del norte, no se pueden aceptar de vuelta.

Poco después del medio día, en conferencia de prensa tras anunciar un programa para combatir la discriminación hacia los migrantes y las personas refugiadas, Guillén reiteró: “no los podemos recibir”.

El funcionario ponderó las razones operativas pero sobre todo el marco legal que no permite a México ser un tercer país, es decir, receptor de migrantes que han solicitado refugio a otra nación, en este caso, Estados Unidos.

“(Se requeriría) traducir la ley, es decir, no tenemos contemplado este tipo de ingresos”, señaló.

Ante la eventualidad que, aun con este posicionamiento, el gobierno de Estados Unidos enviara a México a migrantes, el comisionado aclaró que nuestro país se encuentra ante un escenario completamente nuevo.

“Lo que puedo adelantar cómo problemática es, por ejemplo, justo el asunto de recepción. El gran asunto en la recepción es la parte normativa, reitero que ese es el tema central, que nos impediría en el corto plazo hacerla.

“Si fuera el mismo procedimiento que ocurre con los mexicanos (deportados) hay todo un acuerdo, hay ya una práctica muy hecha, no es el caso de estas otras nacionalidades, entonces hay que construir todo ese aparato complementario, por eso subrayo que hay todo un aparato operativo grande, complejo”, indicó.

Reitero – dijo- hasta que tengamos capacidad operativa y hasta que normen la ley. “En estos momentos no tenemos regresos de esas nacionalidades…no puede empezar a operar. No podemos recibir. No sé si soy claro: no podemos recibir, es decir, no estamos en condiciones de recibir.

 

* Fuente: LA JORNADA SIN FRONTERAS

You must be logged in to post a comment Login