Bolivia. EEUU y políticos serviles buscan frenar el binomio Evo-Álvaro

Resumen Latinoamericano / 18 de diciembre de 2018 / Cambio

El presidente Evo Morales se sumó ayer al rechazo que generó una declaración procedente de Washington e indicó que —al igual que hace 16 años— “EEUU y políticos serviles de derecha” intentan evitar su candidatura con mentiras y desprestigio.

“Como en 2002, EEUU y políticos serviles de derecha tratan de frenar nuestra candidatura con mentiras y desprestigio. Nos decían Bin Laden o talibanes y amenazaban con cortar ayuda. Hoy dicen estar preocupados por la democracia. Bolivia es soberana y repudia toda injerencia”, escribió el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, convocó ayer en la tarde a una conferencia de prensa en La Casa Grande del Pueblo, en la que indicó que el Gobierno rechaza por injerencista el comunicado de prensa difundido el domingo por el portavoz adjunto del Departamento de Estado de EEUU, Robert Palladino.

“En nombre de la autodeterminación de los pueblos de la soberanía y la dignidad de Bolivia, rechazamos (el comunicado) y lo rechazamos porque no admitimos que ningún poder imperial, por poderoso que sea, nos vaya a dictar las reglas bajo las cuales nosotros como bolivianos vamos a actuar”, remarcó.

Rada explicó que la democracia boliviana es fuerte, con plena vitalidad y con la capacidad suficiente como para que los bolivianos “resolvamos, con pleno ejercicio de nuestra soberanía, nuestras controversias internas”.

El comunicado, según la traducción, señala que “Estados Unidos se une a la Unión Europea para subrayar que las amenazas contra los jueces del Tribunal Supremo Electoral no son propicias para crear condiciones necesarias para celebrar elecciones libres y justas en 2019”.

Se refiere también al respeto a la independencia del poder judicial, pluralismo político, la libertad de expresión y aboga por una supuesta “democracia saludable en Bolivia”.

Rada mencionó que la nota está firmada por un funcionario de segundo nivel del Departamento de Estado. “En Bolivia hay un respeto a la independencia del Poder Judicial, hay pluralismo político expresado en el hecho de que son ocho candidaturas de distintos partidos políticos que se han registrado para las elecciones primarias, que se realizarán de manera inédita por primera vez en la historia política del país el 27 de enero de 2019”, manifestó.

Rada aclaró que en el país la libertad de expresión está garantizada en virtud de la Constitución Política del Estado, que es una de las más avanzadas del continente.

El Ministro de la Presidencia mostró una serie de imágenes, de recortes de periódicos y algunos documentos de la injerencia de EEUU en Bolivia y cómo algunos gobiernos —como el de Carlos Mesa, quien gobernó desde el 17 de octubre de 2003 hasta su renuncia el 9 de junio de 2005— se prestaron a la voluntad del país del norte.

Exhibió por ejemplo en recortes de periódicos —cuando Mesa (MNR) ejercía como presidente de Bolivia y Hormando Vaca Diez (MIR) como presidente del Senado— un titular del periódico La Prensa que señalaba: “El Gobierno y el Parlamento apoyan la inmunidad de Estados Unidos”.

Recordó que en mayo de 2004 EEUU presionó al Estado boliviano para que se apruebe una normativa que dé inmunidad a tropas norteamericanas, y por entonces el Presidente gestionó dos leyes y el Senado las aprobó.

El Ministro de la Presidencia también expuso el  titular “Estados Unidos: sin tratado se perderá la ayuda militar, pero no el apoyo humanitario”. Explicó que esa cooperación se establecía en 8 millones de dólares que dejaría de recibir el país, además afirmó que estos anuncios los hacían funcionarios del país del norte, y las autoridades bolivianas —como el ministro de Defensa de entonces— los escuchaban pasivamente.

Con una imagen de hace 17 años, de diciembre de 2001, comentó una declaración del embajador de Estados Unidos Manuel Rocha: “Evo Morales es el Bin Laden y los cocaleros los talibanes andinos”.

“Esta expresión pública de este señor que por entonces era embajador (Manuel Rocha) elevó la prepotencia imperial en nuestro país a niveles que nunca se habían visto y que ocasionaron, por supuesto, una reacción de soberanía del Estado y del pueblo boliviano”, destacó.

Pary demanda abstenerse de intervenir

El canciller Diego Pary afirmó que Bolivia es un Estado independiente y soberano, y todas sus acciones se ajustan a su Constitución y normas nacionales, por lo que no acepta la injerencia en asuntos internos.

Pary dijo que el acuerdo marco firmado con EEUU (en noviembre de 2011), en su primer artículo, hace referencia a los principios y los propósitos, y establece: “Ambos países tenemos como deber abstenerse de intervenir en asuntos internos de otros Estados”.

Reiteró que las dos naciones reconocieron claramente que los asuntos que incumben a cada una los trata cada país. “Nosotros no aceptamos la intervención de otros”, manifestó.

El jefe de la diplomacia afirmó que las decisiones las toman los bolivianos y las bolivianas, y que todas las instituciones (para la habilitación de candidaturas) han tomado sus decisiones en el marco de sus competencias y, en ese sentido, “no están en duda las decisiones que han tomado”.

You must be logged in to post a comment Login