Brasil. El Ministerio Público Federal repudia el asesinato de trabajadores sin tierra en Paraíba

Por Daniela Stefano / Resumen Latinoamericano/ 9 de diciembre 2018

En una nota, tres órganos del MPF también se solidarizan con MST y familiares de las dos víctimas mortales

La comunidad aguarda acto político frente a la Capilla Nuestra Señora Aparecida, en el asentamiento Zumbi dos Palmares, en el municipio de Mari / Comunicación MST / PB

La Fiscalía General de la República (PGR), la Fiscalía Federal de los Derechos del Ciudadano (PFDC) y la Procuraduría Regional de los Derechos del Ciudadano en Paraíba (PRDC / PB), órganos del Ministerio Público Federal, manifestaron solidaridad a los familiares de José Bernardo da Silva y Rodrigo Celestino, brutalmente asesinados en la noche de este sábado (8).

«Ante este cuadro, la PGR, la PFDC y la PRDC / PB reiteran el compromiso con la protección de los derechos humanos de los asentados y harán todos los esfuerzos ante los órganos de investigación para que la autoría del doble asesinato sea esclarecida y los responsables castigados conforme «la ley», afirma la nota, firmada por Raquel Dodge, Procuradora General de la República, Deborah Duprat, Procuradora Federal de los Derechos del Ciudadano y José Godoy, Procurador Regional de los Derechos del Ciudadano.

En la nota, los amigos del MST en Paraíba expresaron la solidaridad al MST ya los familiares de Orlando y Rodrigo: «Consideramos que el asesinato cobarde de esos compañeros se inscribe como acto continuo de la truculencia exacerbada por el escenario político vivido en el país con el ascenso del ideario neofascista y de criminalización de las organizaciones y movimientos populares de este país.

En el campamento Don José María Pires, en el municipio de Alhandra, litoral paraibano, cuando cuatro hombres armados entraron en el área y dispararon contra el asalto a los portugueses, ellos. El campamento Don José María Pires completó un año en julio de este año. Está en el área de la antigua hacienda Garapu, vinculada al Grupo Santa Tereza. 

Paraíba: luchas y conflictos

La lucha por la tierra en Paraíba es antigua. Las Ligas Campesinas, uno de los movimientos más importantes por la Reforma Agraria estaba intensamente presente en el estado entre las décadas de 1950 y 60, principalmente en la región de Mari, en el agreste paraibano. «El campamento Antas está al borde de la carretera desde hace 20 años y está a unos 500 metros de la casa donde vivieron João Pedro y Elisabeth», dijo el profesor e investigador de la cuestión agraria Marco Antonio Mitidiero Júnior: De las Ligas Campesinas. Juan Pedro Teixeira fue asesinado en 1962. Decenas más tarde, María Margarida Alves también sería asesinada en Paraíba, en 1983. 

De acuerdo con Mitidiero, sin embargo, los conflictos son más intensos en la Zona de la Mata y Brejo paraibano. Alhandra, lugar de los asesinatos de este sábado, se encuentra en la zona de Mata y, según el profesor, es un área marcada por la violencia en el campo. El diputado y padre Luiz Couto, del PT, por ejemplo, vive bajo protección de la Policía Federal hace más de 10 años por haber denunciado la acción de pistoleros en el lugar. 

«Es una región violenta y muy codiciada por la caña de azúcar y el mineral de calcáreo», afirma el profesor. De acuerdo con él, Alhandra está dentro de la Zona de la Mata, que se inicia en el litoral alagoano y va hasta Rio Grande do Norte. «Hay muchos conflictos y el registro de innumerables incidentes de violencias y amenazas», explica.

El profesor resalta, sin embargo, que en los últimos años el número de asesinatos ha caído. Antes de las muertes ocurridas ayer, el más reciente asesinato había sido en 2016. En la ocasión, el asentado Ivanildo Francisco da Silva llevó tres tiros dentro de la propia casa. Él era presidente del PT local y apoyador de la Comisión Pastoral de la Tierra. 

En total, 31 personas perdieron la vida por defender los derechos de las trabajadoras y trabajadores rurales entre 1962 y 2018 de acuerdo con el banco de datos de Mitidiero y de la CPT Nacional.

honor

Un acto político en la tarde de este domingo (9) en la ciudad de Mari, en Paraíba, debe homenajear a los trabajadores rurales asesinados. Los familiares, simpatizantes de la lucha por la tierra y autoridades, como la presidenta del PT, Gleisi Hoffman, y el gobernador de Paraíba, Ricardo Coutinho (PSB), deben participar en el velatorio y acto, que ocurre en la capilla del asentamiento Nuestra Señora Aparecida, en el asentamiento Zumbi dos Palmares. 

El cuerpo de Orlando debe ser velado en la capilla Nuestra Señora Aparecida, en el asentamiento Zumbi dos Palmares, en Mari. Era allí donde vivía, con su familia. Rodrigo Celestino debe recibir los últimos homenajes de manera reservada, sólo con parientes y amigos, en João Pessoa.

Edición: Luiz Felipe Albuquerque

You must be logged in to post a comment Login