Argentina: Los reaccionarios antiabortistas ya tienen su propio partido, el Celeste /Un partido que nace para prohibir

«El 84% de los seguidores de nuestras redes estaban de acuerdo con formar una partido pro vida»

Se lanzó el partido celeste que tiene como objetivo principal oponerse al aborto legal, seguro y gratuito. Raúl Magnasco, fundador del espacio político afirma que el trabajo va a ser principalmente «defender las dos vidas».

29 de Agosto de 2018

Dicen que no se sienten representados, que a pesar de que el miércoles 8 de agosto 38 senadores hayan votado en contra de los derechos de las mujeres ellos no están conformes con el resultado y quieren ir por más. Por eso decidieron formar el partido celeste.

La impulsora fue la asociación Más Vida que fundó y preside Raúl Magnasco. “Es un partido parlamentario cuyo objetivo es lograr mayor representatividad en los órganos legislativos sobre un tema tan sensible como lo es el derecho humano a la vida”, expresa Raúl Magnasco integrante de la organización Más Vida. “Eso surge de las bases mismas, en Más Vida tenemos la red social más grande con más de un millón de seguidores en Facebook y que nos permite tener el contacto social con la gente. Ahí plantearon la necesidad contar con un partido ‘pro vida’ que los represente ante la indignación de ver cómo los resultados en diputados no se condicen con la realidad de las mayorías”.

Hasta ahora, el partido está centralizado en Buenos Aires pero tienen planes de salir a las provincias. “Estamos viendo la forma de viajar por el interior porque tenemos nueve distritos y queremos acompañarlos a todos. Cada distrito tiene cierta autonomía pero queremos acompañarlos para llegar a ser un partido federal”.

–En el Senado, la mayoría votó el rechazo al aborto, ¿el resultado no los dejó conformes a ustedes?

–Haber ganado en el Senado por nueve puntos parece una victoria pero está lejos de la realidad de la población que dan las encuestas. Además, lo que pasó en Diputados fueron dos tragos amargos porque nosotros esperábamos ganar por poca diferencia, lo cual ya es desalentador. Pero hemos visto a diputados que se habían manifestado a favor de la vida pero votaron después por el aborto. Estas dos cosas generaron indignación en la población que pidió la posibilidad de tener una alternativa desde lo político para generar desde la dirigencia política el mismo trabajo que venimos haciendo las organizaciones y la sociedad civil de la defensa de la vida. El plano político es más eficiente y abarcativo.

–¿Por qué una organización que se define apartidaria funda un partido político?

–Cuando vimos la necesidad de la gente sometimos esto a una encuesta y descubrimos, si bien es cierto que los argentinos tienen cierta reticencia a la política por lo general, hay una mirada negativa a la política quizá por los juicios de corrupción y demás, pero lo que vimos es que el 84% de los seguidores de nuestras redes estaban de acuerdo con formar una partido pro vida. No obstante la fundación siendo apartidaria no es necesariamente política. La fundación ha acompañado y ha apoyado a aquellos candidatos defensores de la vida o de las dos vidas por lo cual esto sería una vuelta de rosca más porque este trabajo lo vamos a seguir haciendo y el apoyo brindado a otros candidatos no va a terminar. Sino todo lo contrario, van a encontrar que vamos a apoyar a todos los candidatos y gobernantes que defiendan la vida, es la mejor contribución que podemos hacer en la democracia, que la gente pueda conocer y participar.

–En el texto de lanzamiento hablan de defender la vida, ¿han pensado en el caso de las mujeres que mueren por abortos clandestino? ¿Cómo abordarían esos casos?

–El mismo trabajo que hacemos en la organización de la sociedad civil de Más Vida, donde tenemos mucho trabajo de campo. Por un lado, el acompañamiento a madres que atraviesan embarazos vulnerables, y por el otro de perseguir y justamente denunciar aquellos lugares donde se hacen abortos, que realmente es un crimen atroz. Es un delito atroz, que además de cobrarse las vidas de las criaturas, muchas veces –estamos hablando de alrededor 30 veces al año– se cobran la vida de las madres. Pero digo 30 porque esto incluye los abortos espontáneos pero también a los que suceden en hospitales públicos. Estas viejas políticas adoptadas en algunos países, en general de gobiernos comunistas, ha sido un fracaso probado. En lugar de adoptar viejas recetas, que vimos que no funcionan estamos tratando de generar alternativas superadoras con la meta de aborto cero. Para conseguirlo es necesario el trabajo de las organizaciones y también es necesario que el Estado pueda asumir este rol de defensa y acompañamiento de las madres para que ninguna pueda someterse y pasar por el flagelo del aborto.

–Como partido, ¿cuál es la postura ante las leyes de salud sexual y reproductiva y la educación sexual integral.

–Lo que se está planteando desde el partido, es que en toda materia que sea ajena o diferente a la defensa de la vida humana y de la concepción de la muerte natural, como partido podríamos tener un lineamiento o idea diciendo “yo pienso esto” o “pienso esto otro” pero queremos priorizar la opinión de la gente. Quiero decir esto porque el partido fue conformado por las bases y se deben a ellas. Es un partido de la gente para la gente, no solamente nos quedamos en palabras bonitas si no que pasamos a la acción proponiendo el primer sistema de representación directa. A cualquier candidato del partido celeste que le toque ocupar alguna banca, su trabajo va a ser impulsar proyectos a favor de las dos vidas. Pero en el resto de las temáticas queremos darle prioridad a la opinión de la gente por lo cual someteremos a consultas permanentes a través de un sistema web la opinión de qué deben debatir nuestros candidatos y cómo deben votar.

–No se me ocurre la construcción de un proyecto a través de encuestas

–En lo que respecta a proyectos del partido, sólo serán proyectos vinculados al derecho humano a la vida pura y exclusivamente, sólo en eso nos vamos a enfocar como partido. El resto de las temáticas no va a ser materia de impulso, participaremos de debates y votaciones, nos vamos a sumar pero con la impronta de que vamos a hacer lo que quiera el pueblo. Entendemos que un representante debe respetar ese mandato y no ir en contra de lo que prometió en campaña.

–¿Tiene alguna vinculación con la Iglesia?

–Tanto la asociación Más Vida como el partido celeste son aconfesionales. Dentro de nuestros integrantes conviven todas las expresiones de fe. La defensa de la vida trasciende a la fe, la defensa de la vida humana es inherente a los seres humanos al margen de la condición social y el género. En nuestra fundación y en el partido confluyen distintos tipos de expresiones de fe, estratos sociales, expresiones de cultura y podemos convivir porque tenemos algo que es noble y es el respeto a la vida de los seres humanos.

–La vida política es amplia, ¿cómo pensaron el financiamiento?

–Por lo pronto, hasta ahora el trabajo que venimos haciendo es todo a pulmón, no tenemos financiamiento. Todo lo que se hace es de trabajo voluntario, dependemos de lo más valioso que tiene la gente y es el tiempo porque armar un partido lleva tiempo de trabajo. Y tenemos coincidencia y convencimiento pleno en que tiene que regir la honestidad total, no solamente porque estamos conmocionados por tantos y frecuentes hechos de corrupción, si no porque eso nos identificó, ser transparente con los fondos. Esa es la forma más eficiente de tener como un antídoto ante tantas tentaciones que pueden tener ciertas personas que se verían alejadas del partido. Entre todos podemos lograrlo de ese modo, así la defensa de la vida esté vinculada a personas y causas nobles y no dé malas interpretaciones y siempre que hay dinero puede ocurrir una desgracia.

–¿Cuál es la tendencia política?

–Podría definirlo como un partido de centro pero la idea es abarcar a todos. Uno ve todo tipo de expresiones. Lo que es ideario del partido, queda supeditado a las votaciones de la gente. En función del consenso de la gente, que ellos opinen qué habría que hacer en el partido con otros temas, para llegar a un consenso razonable acerca las ideas económicas y sociales.

Un partido que nace para prohibir

Se lanzó el Partido Celeste que quiere lograr una banca en el Senado para rechazar el debate por el aborto.

29 de Agosto de 2018

El martes se lanzó el Partido Celeste. Tiene como objetivo principal negarle a la mujer el derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Aún cuando esa mujer haya sido violentada, tiene que volver a ser víctima continuando con un embarazo que quiere interrumpir.

El impulso del espacio fue virtual: según su fundador, nació por los pedidos que hacían los seguidores de una fundación “pro vida” a través de una red social.

Cuando miramos hacia atrás y nos detenemos en los argumentos de los senadores que votaron en contra de la ley por la interrupción voluntaria del embarazo, la fundación de este partido preocupa. Y preocupa aún más cuando a menos de una semana, nos impactó la noticia de la muerte de dos mujeres por abortos clandestinos.

El día que se realizó el lanzamiento del partido celeste, en las redes sociales, los chistes se multiplicaron. Pero no es gracioso. Porque no hace falta más que recordar las cifras, enterarse que en provincia de Buenos Aires sólo en 19 de los 80 hospitales las mujeres acceden a su derecho al aborto no punible y que en la provincia de Tucumán el lunes un grupo intentaba impedir nuevamente que se trate la adhesión a la ley de salud sexual y reproductiva.

Basados en la encuesta propia en las redes sociales, el texto de lanzamiento afirma que el 80%  de los argentinos está en contra del aborto legal, seguro y gratuito, desconociendo absolutamente el crecimiento del movimiento de mujeres pero sobre todo omitiendo respuestas y soluciones a un problema que hace años es urgente y que nunca pudo ser debatido en forma democrática porque el cerco anti aborto parecía infranqueable.

Cinco meses de debate profundo, de discusiones e inclusive de una media sanción en Diputados que salió gracias a la lucha de miles de mujeres fueron suficientes para saber que la sociedad argentina quiere otra cosa muy distinta a lo que quieren los senadores. Y para saber que los senadores les dan la espalda al pueblo, retroceden. Y este espacio también plantea retroceder.

No es inocente ni graciosa la formación de un partido de estas características en este momento. Atentar contra los derechos adquiridos en el Senado o en las calles es igual de grave, y es hasta ahora la única propuesta que tiene en manos el Partido Celeste.

fuente Tiempo Argentino

You must be logged in to post a comment Login