Chile. La huelga se mantiene en suspenso: Sindicato y naviera Humboldt acuerdan mediación

Resumen Latinoamericano / 22 de agosto de 2018 / Felipe Menares Velázquez, Politika

El viernes 17 de agosto, un 98% de los trabajadores rechazó la última oferta del empleador, por lo que este miércoles 22 debería haber comenzado la huelga. Sin embargo, las dos partes acordaron pedir la mediación obligatoria, lo que posterga la paralización en cinco días.

“Estamos más cerca de llegar a un acuerdo”, afirma Simón Pecarevic, presidente del Sindicato de Empresa Humboldt, en relación al proceso de negociación colectiva que mantienen al interior de la firma controlada por el grupo Ultranav, a su vez en manos de la familia von Appen. De hecho, dos de sus miembros, Dag y Richard, integran su directorio.

El viernes 17 de agosto, un 98% de los trabajadores rechazó la última oferta del empleador, por lo que este miércoles debería haber comenzado la huelga. Sin embargo, las dos partes acordaron pedir la mediación obligatoria, lo que posterga la paralización en cinco días.

El proyecto de contrato colectivo presentado por el sindicato abarca a cerca de 330 trabajadores, quienes se desempeñan como oficiales de marina mercante, tripulantes y oficiales de naves mayores y menores.

Además de un reajuste salarial, los trabajadores exigen una modificación en los tiempos de embarco. Este último punto es el que mantiene trabada la negociación. Según indica Pecarevic, actualmente tienen que estar 90 días embarcados, período que puede aumentar a 120 días, en caso de que no haya personal disponible.

Los trabajadores piden estar 95 días embarcados y 30 en tierra, con el fin de “estar un poco más tiempo con la familia, lo que busca todo mercante”, apunta el dirigente.

“Muchas empresas navieras han mejorado su proporción. Uno anda embarcado dos meses por uno en tierra. Acá estamos lejos de eso, pero tampoco pretendemos cambiarlo de la noche a la mañana”, aclara.

Respecto de la recepción de la empresa al petitorio del sindicato, Simón Pecarevic afirma que han manifestado resistencia a modificar el tiempo de embarco, aunque “ahora están cediendo un poco, a lo mejor están viendo que somos más capaces y se han dado cuenta que esto va a perjudicar a todos. Puede ser un quiebre más o menos importante, porque ha costado unir a los trabajadores en esta empresa, son reacios a un sindicato”.

De concretarse huelga, afectaría los servicios de 16 naves mercantes mayores y 27 remolcadores, lo que podría generar serios problemas en las faenas de recalada y zarpe de los buques en varios puertos del país, así como la prestación de servicios a empresas estatales como ENAP y Codelco.

“Generalmente, tienen cubierto un gran porcentaje de buques, pero igualmente, con la paralización no hay suficientes tripulantes y oficiales mercantes para cubrir todas las necesidades. Si bien no perjudicaría tanto el abastecimiento, sí podría perjudicar los contratos”, puntualiza el presidente del sindicato de Humboldt.

You must be logged in to post a comment Login