Euskal Herria: Violento desalojo de un centro juvenil okupado en Navarra /Los jóvenes volvieron a reocuparlo (Fotos+Videos)

La Policía Foral desaloja de madrugada el gaztetxe Maravillas
foto (Jagoba MANTEROLA / FOKU)
Si okupar es un delito, viva la delincuencia». «Okupazioa delitua bada, gora gora delinkuenzia»(Frase escrita en la pared de una calle de Pamplona-Iruñea)

La Policía Foral ha entrado en la madrugada del viernes en el gaztetxe Maravillas y ha desalojado a los jóvenes que trataban de impedirlo. La Policía española ha acordonado la zona evitando que los vecinos se pudiesen acercar hasta el lugar.

naiz|iruñea|17/08/2018

La Policía Foral ha entrado alrededor de las 05:00 en el gaztetxe Maravillas de Iruñea y ha desalojado a la veintena de jóvenes que se encontraban dentro. Cientos de vecinos han acudido a la llamada del gaztetxe para oponerse al desalojo, pero tanto la policía navarra como la española han acordonado las calles cercanas a la plaza Nabarrería, evitando que la gente pudiese llegar.

Durante la noche, en la calle se han podido escuchar cargas, mientras agentes de la Policía Foral entraban en el gaztetxe. Varios jóvenes se han colgado en la pared, y otro se han encaramado al tejado. Hacia las 08:00, la mayoría de ellos había sido desalojado, pero todavía quedaba alguna persona encadenada dentro del gaztetxe.

Pasadas las 09:00, la Policía Foral ha informado de que se encontraba tratando de sacar a la última persona que permanecía encadenada a un barril. Hacia las 09:30, no quedaba nadie en el interior del edificio.

Los jóvenes, un total de 22, han sido identificados y tras ello, puestos en libertad. Cuatro de los identificados eran menores.

Tras las cargas de la Policía Foral, al menos nueve jóvenes han tenido que ser atendidos con diversas heridas. De hecho, dos de ellos han sido trasladadas al hospital a causa de los golpes recibidos.

Apoyo de Josefina Lamberto

Josefina Lamberto, hermana de Maravillas Lamberto, ha acudido a la calle Mercaderes, donde se encontraban reunidos centenares de jóvenes, a mostrarles su apoyo. A su vez, estos la han recibido con una fuerte ovación.

La protesta se ha trasladado después desde las inmediaciones del gaztetxe, cerradas por la Policía española, hasta la calle Zapatería, donde se encuentra la sede del PNV. «Este será el próximo gaztetxe», han gritado los jóvenes.

Ayer mismo, el alcalde Joseba Asiron dijo que el desalojo «unilateral» «no vendría a solucionar el problema, sino tal vez a acentuar esa división» y apostó por retomar el diálogo. La misma idea que defendieron vecinos y colectivos de Alde Zaharra de Iruñea.

Al final, el desalojo se ha producido apenas 24 horas después de que no se concretase la reunión entre los miembros del gaztetxe y el Gobierno de Nafarroa, con la presidenta Uxue Barkos a la cabeza.

VER VIDEO

Los jóvenes no bajan los brazos pese a la represión y reabren el gaztetxe Maravillas tras la kalejira para denunciar el desalojo

Varios centenares de jóvenes han participado en una asamblea y posterior kalejira para manifestar su enfado ante el desalojo del gaztetxe Maravillas, cuyas puertas han reabierto al concluir la movilización.

NAIZ||17/08/2018
Maravillas-ireki

Las puertas del gaztetxe Maravillas, reabiertas. (Iñigo URIZ/FOKU)

Convocados a las 18.00 tras el desalojo del gaztetxe Maravillas, cientos de jóvenes han mostrado su enfado por lo sucedido en una asamblea celebrada en la Plaza del Castillo.

Dos de ellos han tomado la palabra para realizar una primera valoración sobre lo ocurrido a lo largo de la jornada y, en ese sentido, han lanzado una primera pregunta: «Tras este operativo, nos preguntamos dónde está el diálogo», han cuestionado.

También han interpelado a la portavoz del Ejecutivo navarro, María Solana, para preguntarle dónde está «el desalojo ordenado» del que hablaba y para denunciar que se haya «militarizado el barrio». Han añadido que «los heridos se cuentan por decenas».

Asimismo han anunciado que este sábado comparecerán a las 12.00 en la plaza de la Navarrería para presumiblemente hacer una lectura más pausada sobre lo ocurrido.

Por último, han animado a participar en la manifestación convocada para el día 25 en Iruñea «para decir que Maravillas seguirá en pie».

Lanzamiento de huevos, contra la sede del PNV

Al no poder continuar hacia su destino, los manifestantes se han adentrado de nuevo por las calles del Casco Viejo, produciéndose al igual que esta mañana el lanzamiento de huevos contra la sede del PNV en la calle Zapatería.

Posteriormente, en la calle Estafeta, al encontrarse con la Policía Nacional a la altura de la calle Javier, han vuelto a protagonizar una sentada, situación que se ha repetido después en los alrededores de la catedral, desde donde se han dirigido hacia la plaza de Navarrería, en la que se encuentra el palacio desalojado, a cuyo interior han logrado acceder.

«Para el pueblo, lo que es del pueblo»

«Abrimos de nuevo el Gaztetxe Maravillas. Para el pueblo lo que es del pueblo» han anunciado a través de su cuenta de Twitter después de que un grupo de personas haya conseguido acceder al interior del edificio en el transcurso de una kalejira de protesta que estaba teniendo lugar por el casco viejo de Pamplona.

Al mismo tiempo, han realizado un llamamiento a «defenderlo y a dormir esta noche» en el inmueble desalojado esta mañana por la Policía Foral, en coordinación con la Policía Nacional, en una intervención en la que han sido identificadas 22 personas y durante la cual se han producido algunas cargas policiales en las inmediaciones, a consecuencia de las cuales dos personas han sido trasladadas al hospital.

EH Bildu rechaza el desalojo de Maravillas y acusa a Barkos de dar la espalda al diálogo

EH Bildu Nafarroa ha rechazado el desalojo del gaztetxe Maravillas de Iruñea que se ha llevado a cabo esta madrugada a manos de la Policía Foral y la Policía española. La coalición soberanista considera que se hubiese evitado «si Geroa Bai y Uxue Barkos no hubieran dado la espalda al diálogo y hubiesen actuado de forma responsable».

naiz|iruñea|17/08/2018 12:24|5 comentarios Actualizada: 12:56
Araiz

Adolfo Araiz ha rechazado el desalojo del gaztetxe Maravillas. (Iñigo URIZ / FOKU)

EH Bildu ha mostrado su rechazo al desalojo del gaztetxe Maravillas y a las cargas policiales posteriores por las calles de Alde Zaharra de Iruñea. «Estamos convencidos de que se podía haber evitado si el Gobierno de Uxue Barkos no hubiera dado la espalda al diálogo y hubiera actuado con altura de miras y de forma responsable», ha señalado Adolfo Araiz.

La coalición soberanista ha hecho referencia a la propuesta de diálogo que organismos sociales y vecinales de Alde Zaharra lanzaron ayer a ambas partes. «A pesar de que al Gobierno se le transmitió la puesta en marcha de esta iniciativa y de un posible cauce para hacerla efectiva, ha optado por desalojar por la fuerza».

Araiz ha remarcado que la decisión se ha tomado «de forma unilateral, cediendo a las presiones del régimen». Por contra, «se ha desdeñado la opinión y petición de las fuerzas  que apoyamos el gobierno». «No ha estado a la altura», ha apuntado en referencia a Barkos. «Ha perdido una oportunidad de oro para demostrar que, también en las situaciones más difíciles, el diálogo debe ser posible y es necesario».

«Así no», ha añadido. «Estamos convencidos de que este tipo de situaciones se pueden gestionar de otra manera, sin renunciar al diálogo y al reconocimiento de los diferentes modelso de autogestión».

Sortu: «La actitud de Geroa Bai es totalmente irresponsable»

En la misma línea, Sortu, en una nota, ha rechazado el desalojo y «la violenta actuación policial» y ha mostrado el apoyo a los miembros del gaztetxe. Asimismo, ha considerado grave «haber cerrado las puertas al diálogo cuando el cambio se sustenta en ese principio».

Por ello, considera «irresponsable» la actitud de Geroa Bai. «Debe ser consciente que el cambio va más allá de la suma de cuatro formaciones políticas. Es una mayoría social y política que tiene como objetivo la transformación de Nafarroa». Han reclamado a la formación de Uxue Barkos que «vuelva a la senda del cambio».

EA también ha rechazado el desalojo: «Es un hecho que la juventud necesita espacios autogestionados en los que reunirse y desarrollar actividades propias. El Gaztetxe Maravillas representaba uno de esos espacios. Por ello, no entendemos una actuación del Gobierno de Nafarroa que solo causa malestar y crispación de una manera absolutamente artificial e innecesaria».

Ante ello, han insistido en la necesidad del diálogo. «Discrepamos en la forma y en el fondo de esta actuación», han apuntado.

Maravillas: legalidad e ilegalidad

Por Sabino Cuadra Lasarte |
13/08/2018

El Parlamento Foral aprobó hace unos días una resolución (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e I-E) apoyando los proyectos de autoorganización y autogestión juvenil «orientados a la construcción de comunidades plurales y diversas», si bien, a la par, rechazó la propuesta apoyada por Podemos-Ahal Dugu y EH Bildu a fin de mostrar su desacuerdo con la «petición judicial de desalojo cautelar» del gaztetxe Maravillas realizada en pleno verano por el Gobierno de Navarra. O sea, un brindis al sol. Se afirman abstractos derechos, pero se persiguen iniciativas concretas que buscan materializar los mismos. En resumen, algo similar a lo que sucede con la Constitución española que afirma el «derecho al trabajo» pero, a continuación, da amparo un arsenal de leyes basura que condenan al paro y a la precariedad a millones de personas.

Como vecino del Casco Viejo me consta que la juventud que gestiona hoy el gaztetxe ha regenerado socialmente un edificio al que un abandono de 20 años había llevado a una deplorable situación. Sus distintos espacios (banco de alimentos, gimnasio, cine, comedor, cantina…) y las actividades impulsadas, lo han convertido en un lugar vivo, participado e integrado en el barrio, en el que muchos jóvenes hallan un espacio con el que se identifican.

El Gobierno de Navarra, que frente a la imposición de la «legalidad» por parte del Gobierno español (recursos a sus leyes, topes presupuestarios, proyectos infraestructurales…), ha planteado siempre el diálogo y la negociación a fin de llegar a acuerdos, niega aquí esta vía por él ensalzada y afirma, como razón principal de su proceder, su sacrosanto derecho a la propiedad del edificio, ya que ningún proyecto concreto se plantea tampoco para el mismo que no sea el de dar continuidad a su no uso y abandono.

La petición hecha por el Gobierno al juzgado para desalojar el gaztetxe enfrenta así la «legalidad» de una propiedad inutilizada propiciatoria del deterioro del edificio, con la «ilegalidad» de una ocupación juvenil que le ha dado vida social. Y en medio, nada. Por eso es preciso abrir vías a un diálogo en el que se expongan no solamente títulos de propiedad, sino propuestas que materialicen ese apoyo a la autoorganización y autogestión juvenil de las que se dice estar a favor. Todo eso, claro está, exige un previo: la inmediata retirada de la solicitud de desalojo por el departamento de Hacienda del Gobierno de Navarra. De lo contrario, el diálogo no sería tal, sino un mero trágala.

You must be logged in to post a comment Login