Colombia no es independiente. Es una neocolonia de EEUU

Resumen Latinoamericano / 20 de julio de 2018 / Óscar H. Avellaneda, Pacocol

El 12 de octubre de 1492 se inició en América la invasión del imperio español para imponernos su cultura, sus costumbres, su religión y especialmente para robar nuestras riquezas.

Para apoderarse de América, España realizó un genocidio donde murieron 40 millones de personas.

Después de tres siglos de ser una colonia del imperio español, el sentimiento independentista se extendió en lo que era conocido como el Nuevo Reino de Granada, el descontento se manifestó con la rebelión de Los Comuneros (1781), que fueron engañados por el arzobispo Caballero y Góngora, y tuvo como prólogo la traducción y divulgación que hizo Antonio Nariño de los Derechos del Hombre.

El 20 de julio de 1810 dio inicio a los sucesos que determinaron nuestra independencia del imperio español, con la firma del Acta de Independencia de Santafé, considerada la fecha oficial de la independencia porque abrió el sendero de intensas luchas libertarias contra la opresión y explotación española.

La verdadera proclamación de independencia se conseguiría luego del triunfo popular, bajo el mando de Simón Bolívar, tras una campaña que inició en mayo de 1818 en Venezuela y terminó en la Batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819, y dio paso al Congreso de Angostura y el nacimiento de la República de Colombia.

Sin embargo tenemos que preguntarnos: ¿Colombia es realmente independiente?

Dependemos de las decisiones que imponen los organismos internacionales como el Banco Mundial, el FMI, y la OCDE para la definición de las políticas económicas y sociales (salarios, pensiones, salud, impuestos, etc.).

¿Cómo podemos hablar de independencia cuando los recursos naturales y los activos nacionales se entregan a las multinacionales extranjeras?

Hemos cambiado las cadenas del colonialismo por la esclavitud financiera del crédito y la usura de los Bancos, la precariedad de la industria y el trabajo, con medios de comunicación al servicio de la burguesía y empresarios serviles al imperialismo.

Un país sometido a las imposiciones de los organismos internacionales, y una deuda externa que llega al 40% del PIB.

En tecnología, industria militar, cultura y producción de conocimiento, somos cada vez más dependientes de los EEUU, allí se forman nuestros investigadores, y los hijos de la corrupta burguesía.

Dependemos del comercio con EEUU exportando materias primas al precio que nos quieran pagar, e importando productos tecnológicos y manufacturados.

El ejército norteamericano utiliza 7 bases militares “colombianas”, supuestamente para controlar el narcotráfico, y nos ha vendido legal e ilegalmente armas durante 50 años de conflicto armado interno.

Los Gobiernos de Santos y Uribe han servido a las necesidades del proyecto de dominación militar norteamericano, y obedecen las órdenes del comando Sur de EEUU.

Los medios de comunicación reproducen la información que les entregan las agencias imperialistas, sin cuestionar su veracidad.

Dependemos del imperialismo norteamericano en todo sentido: No somos ni independientes ni soberanos.

¿Para qué viajó Iván Duque a EEUU luego de ser elegido?

A recibir órdenes y coordinar la agresión contra Venezuela, porque el poder real ha sido transferido a una superpotencia extranjera: el gobierno de EEUU.

Ya en 1823, la doctrina Monroe, reafirmada ahora por Trump, declaró que América era “para los americanos», que en el contexto histórico ha significado «América para los EEUU», y dio origen a la frase: «América es el patio trasero de los EEUU».

El Neocolonialismo es la política de los Estados imperialistas dirigida a conservar la explotación de los países débilmente desarrollados.

Lenin indicó que «el capital financiero y su correspondiente política internacional… crean toda una serie de formas de transición de dependencia estatal».

Lo característico del fenómeno estriba en la variedad de formas de «países dependientes, política y formalmente independientes, pero en realidad envueltos en las redes de la dependencia financiera y diplomática».

Para alcanzar sus propósitos los imperialistas han establecido diferentes tipos de dependencia económica y política. Organizan bloques político-militares agresivos como la OTAN, que actúan en calidad de colonizadores en grupo, y sostienen una política de expansión económica (empréstitos imperialistas, intercambio no equivalente, y «ayuda técnica»).

Intervienen en los asuntos internos y manipulan ideológicamente las masas, dedicando un lugar especial al anticomunismo.

Escudados tras sus «ayudas», procuran ampliar sus puntos de apoyo social, controlan la burguesía nacional, implantan regímenes despóticos, y sientan en «el poder» a títeres sumisos.

Sin necesidad de utilizar las armas o desarrollar una guerra, se puede estar colonizado, simplemente al depender de empresas que sólo se interesan por sus ganancias, que sólo ven números y no piensan en la humanidad de los trabajadores y sus necesidades, que explotan y reprimen cualquier muestra de rebeldía contra el régimen que han impuesto, y tiemblan ante la menor posibilidad de cambio, dominan los medios de comunicación a su antojo y hacen creer a las personas lo que a ellos les conviene. Eso es el Neocolonialismo.

Es la ocupación “sin utilizar la fuerza”, una colonización disimulada para obtener los recursos que necesitan, por medio de empresas transnacionales.

Es necesario generar el debate en las escuelas y con las comunidades sobre el verdadero significado de esta fecha, desarrollando el pensamiento crítico que permita las transformaciones reales que necesitamos los colombianos, y que pasan por la conquista de nuestra segunda, verdadera y definitiva independencia.

El Pueblo que se sublevó el 20 de julio de 1810 nos recuerda que los Pueblos son eternos y los tiranos efímeros.

El Pueblo Colombiano puede y debe derrotar a esta oligarquía mafiosa, corrupta y criminal, que sirve a los intereses extranjeros.

¡Viva el 20 de julio de 1810!
¡Vamos por nuestra segunda, verdadera y definitiva independencia!

You must be logged in to post a comment Login