Macri lo hizo: Una represión «como en épocas de la dictadura o el 19 y 20 de diciembre del 2001» /Una jauría de gendarmes y policías contra los manifestantes


Balas de goma, gases y diputados heridos

Un desproporcionado operativo de Gendarmería y Policía Federal bloqueó los accesos a la Cámara de Diputados ante la llegada de miles de personas en rechazo a la reforma.

A las 13 horas la Plaza de los dos Congresos comenzó a colmarse y todavía faltaba el grueso de los manifestantes que estaban concentrando en distintos puntos aledaños y que se sumarían al resto sobre las 14.30. El desmedido y amenazante operativo policial, coordinado entre Gendarmería y Policía Federal, ya era un adelanto de lo que ocurriría minutos después.

Sobre las 14, algunos forcejeos en las vallas desataron la brutal represión que se valió de balas de goma disparadas a quemarropa, carros hidrantes y una cantidad extraordinaria de gases lacrimógenos. Una vez que las columnas allí presentes retrocedieron dos cuadras, entró en acción la policía motorizada que avanzó disparando balas de goma secundada por más gases lacrimógenos. Al mismo tiempo se desató una represión de las mismas características por la avenida Entre Ríos donde se encontraban los docentes universitarios, los trabajadores no docentes, los estatales, la Juventud Sindical y los gremios de aeronavegantes y de empleados del peaje.

Del lado de enfrente, los manifestantes improvisaron una respuesta desigual con piedras y encendiendo fogatas cuyo humo ayuda a dispersar los efectos de los gases.

Durante alrededor de una hora más se repitió la escena con las corridas hasta que se supo que la sesión había sido levantada. Los manifestantes reprimidos festejaron allí mismo el resultado que interpretaron como resultado de la movilización popular que protagonizaban. Sin embargo, la represión no cesó e incluso continuó bajo la forma de una cacería, una vez que las columnas se dispersaron.

Antes, a pocas horas de que se levantara la sesión en la que se iba a votar la reducción en los haberes jubilatorios, la Gendarmería había agredido a diputados nacionales en la puerta del Congreso. Pasadas las 14 comenzaron los gases lacrimógenos, las balas de goma y los carros hidrantes, además de los golpes y empujones por parte de la policía contra los manifestantes y diputados.

Los diputados del Frente para la Victoria, con su presidente de bloque Agustín Rossi a la cabeza, trataron de disuadir a los gendarmes pero fueron también agredidos. Un gendarme disparó gas pimienta directo a la cara de Rossi. También le tiraron gas a Mayra Mendoza, Darío Martínez y Marcos Cleri. Además, se enfrentaron a la Gendarmería los diputados del FpV José Luis Gioja, Cristina Álvarez Rodríguez, Juan Cabandié, y del Partido de la Victoria, Lucila De Ponti y Leonardo Grosso.

En tanto, el diputado fueguino del FPV Matías Rodríguez, fue herido en la cabeza durante la represión por un gendarme y hubo que trasladarlo en ambulancia.

“No son obreros, nos son trabajadores, son los milicos que cuidan a los patrones”, les gritaron las organizaciones sociales y políticas a los cientos de policías y gendarmes que se encontraban apostados detrás del vallado de la esquina de Avenida Callao y Mitre. Los gases lacrimógenos siguieron para dispersar a los manifestantes y hasta también sonaron en el subte. Ya pasada la tarde, se acercaron los carros hidrantes y lanzaron agua con colorante.

fotos de Jorge Form para Resumen Latinoamericano

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login