Por Lorenzo Agüero, La Nación (py),22 julio 2017

El padre Bernardo Cristaldo Mieres, hermano del integrante del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Manuel Cristaldo Mieres, dijo que viven con miedo, con mucha impotencia y que sus familiares no tienen garantías ante las amenazas de los «Justicieros de la Frontera».

Indicó que sus familiares fueron las primeras víctimas de este  grupo criminal denominado «Justicieros de la Frontera». A su criterio, se trató de investigar pero no se llegó a ningún fin, quedando en la nada las pesquisas.

Sostuvo que, en su momento, los Justicieros de la Frontera atacaron la gomería de sus hermanos y dejaron un escrito advirtiendo que pagarían las consecuencias por el hecho de que un integrante de la familia sea integrante del EPP.

«No tenemos ni la mínima seguridad. En su momento habíamos solicitado una patrullera para la zona donde viven mis padres, no solo para ellos, sino para toda la población y hasta este momento sigue igual. Estamos expuestos a este grupo», agregó.

Bernardo Cristaldo Mieres es sacerdote de la parroquia San José Obrero, del distrito de Chore, departamento de San Pedro y sus familiares fueron las primeras víctimas del autodenominado «Justicieros de la Frontera» en el 2015.