Brasil / Chile. Mauricio Hernández Norambuena podría ser finalmente extraditado para o Chile

Resumen Latinoamericano / Lungaretti, Jornalggn.com.br / 23 de julio de 2017

El militante chileno Mauricio Hernández Norambuena, que tuvo participación destacada en la lucha armada contra la sanguinaria dictadura de Augusto Pinochet, acaba de recibir dos noticias de suma importancia para la definición de su destino.

La primera fue la renovación, el pasado día 18, de su permanencia en la Penitenciaría Federal de Mossoró (RN), por más 360 días, contados a partir del 13 de diciembre de 2016.

Es decir, la Corregiduría Judicial de dicho establecimiento penal, atendiendo a petición de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de São Paulo, extendió hasta el 7 de diciembre de 2017 el confinamiento en condiciones extremadamente inhumanas a las que Norambuena, detenido en 2002 en Brasil a causa del » El secuestro del empresario Washington Olivetto, ha sido sometido en los últimos 10 años.

Está desde 2007 bajo el llamado Régimen Disciplinario Diferenciado, eufemismo para el aniquilamiento físico, psicológico y moral de prisioneros especialmente malquistados por las autoridades. Norambuena permanece encerrado durante 22 horas al día en una celda de dos metros por tres, desprovista de luz natural. Sólo le permiten salir a un pequeño patio por una hora diaria, cuando mantiene el único contacto permitido con otros prisioneros, durante el baño de sol.

No tiene acceso a radio, TV o cualquier otro medio de comunicación, de modo que su aislamiento del mundo exterior es casi total. Puede recibir dos libros por semana, siempre que los carceleros los consideren aceptables. Tanto las cartas que envía como las que recibe no pueden sobrepasar una página, siendo, además, previamente leídas y censuradas.

El cumplimiento de la pena en cárceles federales es encarado por las autoridades brasileñas como una excepcionalidad, de ahí que lo hayan limitado a 360 días. El permiso, sin embargo, puede ser renovado, como acaba de ocurrir. Sólo que ningún motivo actual fue presentado para pleitear la renovación, alegando apenas sus antecedentes y una supuesta «capacidad de liderazgo» que habría resistido al paso de 15 años ya la obvia debilitación de su salud y vigor!

Por el contrario, el director de la cárcel atestó, en Certificado de Conducta Carcelaria, que Norambuena (hoy con 59 años) tiene buen comportamiento en la prisión, por lo que se recomienda su devolución al Estado de origen, SP. Sin embargo, se decidió por su continuidad en uno de los presidios más lejanos del país, con la excepcionalidad, pudiendo ahora sobrepasar una década (!), Lo que es, incluso, una contradicción en términos!

LUZ  NO FIM DO TÚNEL

.

Hay una luz al final del túnel, citada en la propia decisión de la Corregiduría, que prolongó su permanencia «hasta el 7 de diciembre de 2017, sin perjuicio de que, antes del cierre de ese plazo, se provee la materialización de su extradición a Chile».

En la reciente decisión, el conocido magistrado Mario Carroza, de la Corte de Apelaciones de Santiago, decidió iniciar la prescripción gradual de las penas que Norambuena aún tiene pendientes en Chile, dejando, por lo tanto, de existir la incompatibilidad con el dispositivo legal brasileño que impide La extradición de condenados cuando tienen que cumplir 30 años de prisión o más en sus países de origen.

Como el Supremo Tribunal Federal ya se ha posicionado favorablemente a la extradición, se espera que, suprimido este último obstáculo, todo sea rápidamente resuelto. Se ha recurrido contra la decisión de Carroza, pero la expectativa en los medios jurídicos chilenos es que ella sea confirmada, con gran oportunidad de que todo esté resuelto antes de Navidad.

Esto permitiría que Norambuena pasara a recibir el cariño de parientes, amigos y compañeros, en lugar de permanecer lejos por los 5.000 kilómetros de distancia entre Santiago y Mossoró.

 

.

Para Lungarzo, a condenação não só foi «ilegal e desproporcional, como cruel e desumana, pois ela transcorre no RDD, um «método indireto de tortura (…), um método insano utilizado especialmente nas teocracias orientais, mas também em estados maniqueístas como os EUA e a Itália».

VENGANZA EXTREMA»

El profesor Carlos Lungarzo, que hace casi cuatro décadas defiende el respeto a los derechos humanos en nuestro continente y tuvo participación destacada en la lucha contra la extradición del escritor italiano Cesare Battisti, ya apuntó varias incoherencias e ilegalidades en la sentencia recibida por Norambuena y en las condiciones carcelarias Que se le impone.

En primer lugar, cuestionó su condena a 30 años de prisión, ya que el artículo 148 del Código Penal brasileño establece para tales casos la pena máxima de cinco años. «Esto incluye hasta el caso de secuestro de niños y enfermos, y casos en que el secuestrado es herido durante su captura», explicó, destacando la inexistencia de agravantes que hicieran al menos comprensible el rigor extremo de la corte:

«A pesar de la animosidad de los medios, de los enemigos de la izquierda brasileña y de la élite empresarial, nunca se dijo que el magnate hubiera recibido coacción física, salvo la de estar encerrado casi dos meses en una pequeña habitación, cuando fue liberado, dio una breve entrevista a la prensa Y su estado físico, al menos de lejos, parecía normal. En su entrevista, el más sustantivo que dijo es que descubrió que los raptores no eran brasileños, porque nadie habló nunca del Corinthians «.

Para Lungarzo, la condena no sólo fue «ilegal y desproporcionada, como cruel e inhumana, pues transcurre en el RDD, un» método indirecto de tortura (…), un método insano utilizado especialmente en las teocracias orientales, pero también en estados maniqueos Como Estados Unidos e Italia.
Foto reciente de la penitenciaría de Mossoró …

Una observación importantísima de Lungarzo sobre la utilización del RDD contra el prisionero chileno: «El RDD viola los acuerdos firmados por Brasil contra las penas crueles, y también la propia Constitución, que prohíbe los tratamientos degradantes».

También señala que el RDD fue introducido por la Ley 10.792, de 01/12/2003, inexistente, por lo tanto, en el momento del crimen.

Además, añade, el RDD nunca ha pasado de una variante más rigurosa del confinamiento en las llamadas celdas solitarias. Debería servir sólo para el castigo del prisionero que, como se especifica en el artículo 52 de la Ley 10.792, incidir en «falta grave» que ocasionara la «subversión del orden o disciplina internas».

Más: el texto legal dice que el RDD tiene la «duración máxima de trescientos sesenta días, sin perjuicio de repetición de la sanción por nueva falta grave de la misma especie, hasta el límite de un sexto de la pena aplicada».

Es decir, Norambuena no podría estar siendo sometido ininterrumpidamente e indefinidamente al RDD, sino sólo por períodos escalonados de 360 ​​días, a cada falta grave que cometiese. Y la suma de esos períodos no podría sobrepasar cinco años (un sexto de su pena), pero ya totaliza casi diez años !!! ¿La dictadura volvió y olvidó de avisarnos?
Lungarzo no tiene dudas de que Norambuena está siendo reventado por las autoridades brasileñas con «una venganza extrema», porque «ningún jefe del narcotráfico ha sufrido RDD por tiempo tan largo».

Foto recente da penitenciária de Mossoró…
…uma das mais draconianas do País.

You must be logged in to post a comment Login