Bolivia / Julieta Paredes habla de la disyuntiva entre el feminismo comunitario y el feminismo liberal

Por Carlos Aznárez, Resumen Latinoamericano, 19 julio 2017

Julieta Paredes es una de las referentes del feminismo comunitario, vive en Bolivia y es parte de la Comunidad Comunicacional del Sur, una red de comunicadores populares. Con ella estuvimos recientemente en Cochabamba en el marco del Congreso de los Pueblos y esto es lo que nos dijo ante la pregunta de cómo marcha la lucha de las feministas bolivianas.

Un saludo para los hermanos y hermanas de Resumen Latinoamericano. El feminismo comunitario lo que ha hecho es una revolución epistémica, lo que hemos hecho es descolonizar, desaburguesar, descentrar de Europa el pensamiento supuestamente modelo de revolución, modelo de camino revolucionario, modelo de subversión. Europa por supuesto que tiene sus propuestas, tesis, “recetas”, para Europa, y si bien en América Latina, o como dicen en “el Continente de Abya Yala” o también como lo llaman nuestros hermanos originarios y nuestros abuelos “Abya Yala”, éste Nuestro Continente, tiene pues sus propias características de configuración de las formas sociales, territoriales, que no son las mismas que el capitalismo europeo. Aquí tenemos otros elementos que configuran lo que es la formación política-social, y en ésta, la irrupción y la subversión que han sido planteadas como punto culmine del proceso de cambio, ha abierto -como digamos hablando de magia- una puerta a lo nuevo, a lo nunca pensado. Y eso es lo que pasa en Bolivia con el proceso de cambios, pero no solamente nosotras, las feministas comunitarias, que venimos de la memoria de Mujeres CreandoMujeres Creando Comunidad, sino que es todo nuestro pueblo que tiene nuevas ideas, nuevas creaciones. En este sentido, lo que hace el feminismo comunitario, es decirle a las feministas europeas “no son ustedes el modelo de subversión, de sublevación de las mujeres, las respetamos, pero nosotras hemos creado algo que se llama feminismo comunitario, y con todo respeto le disputamos ese lugar, ese lugar en que ustedes han posicionado al feminismo mundialmente, pues el feminismo se conoce para bien o para mal”. Y a nosotros nos cuesta ahora posicionar otro nombre, por ejemplo “mujerismo”, nos va a costar, pero hemos elegido la estrategia de tomar semánticamente, como sonido, la semántica que las europeas propusieron, pero les vamos a cuestionar epistémicamente desde ese lugar, y decimos que el feminismo para el feminismo comunitario, es la lucha de cualquier mujer de cualquier parte del mundo –no solamente de Europa o Francia- y en cualquier tiempo de la historia -no solamente a partir de 1789-. Por lo tanto, planteado así, cuestionamos las relaciones coloniales que existen entre Europa y las mujeres europeas, y Abya YalaBolivia y nuestros pueblos y hombres y mujeres de nuestros territorios.

El aburguesamiento que existe de sus teorías, de sus conceptos, del feminismo liberal, y también digamos del feminismo de izquierda, que de la misma manera supedita las categorías de la lucha de clases como se dan en Europa, a nosotras que somos mujeres indígenas, de cuerpo indígena, que sí tenemos relaciones de clase pero no sólo de clase.

 

¿Cómo viste este Encuentro, este Congreso de los Pueblos, llenó tus expectativas, creés que faltan cosas?

Yo creo que es un camino, es un proceso. Aquí se ha planteado la Ciudadanía Universal. Nosotras hemos venido con una propuesta bien concreta: la Ciudadanía Pluriuniversal, la Ciudadanía como el espacio institucional capaz de garantizar a todo ser humano que no es ilegal su existencia, por eso aceptamos “ciudadanía”, aunque todavía es “ciudad burguesa”, pero bueno no vamos a criticarlo todo ahorita. Pero sí lo de Universal, porque no es el pensamiento único sino la pluriversidad, lo que buscamos es la pluriversión de los pueblos, de todas las expectativas, de todos los sueños que todos los pueblos y las personas tenemos. Entonces el planteamiento de la Ciudadanía Pluriversal, es lo que nosotras hemos planteado en este espacio. Por otro lado, queremos la caída de las fronteras, planteamos la Comunidad de las comunidades, que no haya Estados-nación ni los Estados-nación-soberanos, porque eso es un reduccionismo feudal y burgués, funcional a los intereses del capitalismo. Esto es lo que venimos planteando aquí. El Encuentro colma nuestras expectativas en el sentido que han venido hermanos y hermanas de todas partes del mundo, y en eso estamos felices, pero por otro lado creemos que no hay suficiente discusión.

¿Cómo suele pasar en estas cumbres, no?

Digamos que sí, pero el feminismo comunitario está trayendo otro tipo de discusiones, y eso por lo menos a nosotras nos esperanza.

You must be logged in to post a comment Login