Argentina. Multitudinaria marcha contra la quita de pensiones a personas discapacitadas

Resumen Latinoamericano/Destape / 15 de junio 2017 .-

Una gran concentración en el obelisco protestó contra la baja de más de 70.000 pensiones por discapacidad.

Después de dejar a 70.000 personas sin pensión por discapacidad, agrupaciones sociales, políticas y gremiales y damnificados protestaron en el obelisco.

La concentración se realizó en pleno centro de la Ciudad y fue convocada a través de las redes sociales.

El Gobierno había recortado las pensiones por discapacidad basándose en un decreto presidencial de 1997 dispuesto por el entonces mandatario Carlos Menem.

Debido a la fuerte polémica que se generó tras la medida, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, dijo que se cometieron «errores» y que el Estado volverá a pagar los haberes de algunos.

Miles de personas, entre ellos cientos de beneficiarios de pensiones por discapacidad, algunos acompañados por sus familiares, se concentraron en el centro porteño para reclamar la restitución de sus derechos, que el Ministerio de Desarrollo Social justificó como «una depuración de padrones», durante una convocatoria que contó con la adhesión de la CTA de los Trabajadores y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), organización que denunció también “el recorte en el área de la educación especial”.

Una de las manifestantes, Lorena, cuya madre padece escleorosis múltiple, denunció que su familia hace 15 años que recibía una pensión de 4000 pesos pero se la quitaron porque su padre cobra 9000 pesos de jubilación y ella misma trabaja como docente. «Entre los dos es bastante y pueden ayudar», argumentaron los funcionarios que cruzaron los datos de la Afip y decidieron dar de baja el beneficio.

«Indignación, tristeza, fue lo primero que sentí», dice otra de las manifestantes. «Sé lo que vive un discapacitado», agrega la joven señalando a su hija, también con esclerosis múltiple. «Siempre quisimos progresar pero te ponen trabas de afuera todo el tiempo. Se meten con los pobres. Que venga un asistente social a cada casa y averigüen si la pensión está mal dada y no que lo hagan a dedo. Son desalmados», denunció.

Unos metros más allá, otra adolescente con síndrome de down sostiene una pancarta que pregunta «¿Por qué con nosotros?»

La madre de Melina, por su parte, cuenta que su hija tiene 16 años y desde los 8 conseguimos una pensión por discapacidad. «Como su padre adoptivo cobra en blanco 17 mil pesos, nos quitaron la pensión de 4200. Estoy indignada con este gobierno porque se metieron con las personas más vulnerables. En Anses me dijeron que era un derecho. Ella tiene problemas mentales, motrices y viscerales y la pensión nos servía para comprar las cosas que no cubre la obra social o tarda en entregar.

«La pensión es un derecho», «Los discapacitados son personas sin voz» fueron algunos de los carteles que sostenían los manifestantes que no daban crédito a las últimas declaraciones de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quien por la tarde había dicho que las pensiones por discapacidad que se hubieran dado de baja «por error de aplicación de criterios» serían restituidas la próxima semana.

You must be logged in to post a comment Login