Indefiniciones jurídicas socavan la guerra de EEUU contra el terror

Resumen Latinoamericano / Sputnik / 11 de abril de 2017 — La falta de una declaración taxativa de guerra de las fuerzas de EEUU contra los grupos terroristas en todo el mundo es causa de confusión y está minando las políticas militares del presidente Donald Trump, dijeron a Sputnik analistas estadounidenses.

Trump favorece los ataques aéreos contra fuerzas terroristas en el norte de Irak, en Somalia y en otros países, pero no tiene un soporte legal ni constitucional para hacer la guerra contra esos grupos, observó el coronel retirado Doug Macgregor, uno de los más destacados historiadores militares del país.

«En primer lugar, el presidente actúa partiendo de la base de que nuestras fuerzas terrestres y aéreas están operando en zonas de guerra contra enemigos «declarados», pero si esto fuera cierto, habríamos adoptado las reglas de enfrentamiento de tiempos de guerra», dijo.

El hecho de que no se haya establecido una clara base legal para conducir las operaciones militares solo conducirá a futuras confusiones y controversias, advirtió Macgregor.

«La falta de claridad crea dos problemas graves para el presidente y para nuestras fuerzas», observó.

«En primer lugar (ante la ausencia de una guerra declarada), ¿cuáles son las limitaciones legales de las actuales reglas de enfrentamiento?», cuestionó.

Sin una declaración de guerra formal, es improbable que el público estadounidense mantenga su apoyo a operaciones militares que producen cantidades significativas de bajas civiles, advirtió Macgregor.

«En segundo lugar, ¿cuánta tolerancia tendrá el público estadounidense a los «daños colaterales» contra un enemigo «no declarado» como los terroristas islamistas?», cuestionó.

La naturaleza vaga e imprecisa de la guerra global contra el terror ha permitido a las sucesivas administraciones estadounidenses, incluyendo la actual, a establecer alianzas cínicas con algunos grupos terroristas en el nombre del combate a otros, observó por su parte el analista político y profesor de neurociencias John Walsh.

«La guerra global contra el terrorismo tiene muchos y diferentes usos», sostuvo.

El actual Gobierno de Trump «entiende que (el expresidente Barack) Obama y sus predecesores intimó con varios terroristas, y (el ex consejero de Seguridad Nacional) Mike Flynn también se da cuenta de eso», dijo Walsh.

El experto predice que los gobernantes estadounidenses no permitirán a Flynn testificar ante el Congreso a cambio de inmunidad porque puede revelar vínculos embarazosos entre Washington y el grupo terrorista Daesh (autodenominado Estado Islámico y proscripto en Rusia).

«Creo que nunca le permitirán (a Flynn) testificar con inmunidad» ya que «podría denuncias lazos entre EEUU y Daesh y sus varios jefes», dijo.

Walsh también considera que las políticas confusas e incoherentes de EEUU hacia Irán han venido bloqueando una muy necesaria mejora de las relaciones con Rusia.

«La tragedia aquí es que la hostilidad hacia Irán es el principal obstáculo para una nueva fase de distensión con Rusia e incluso con China», y «por esta razón me alegré de que Flynn dejara» el cargo de consejero de Seguridad Nacional.

El canciller Rex «Tillerson pueda quizás concebir a Irán en una política sana, y quizás hasta lo pueda hacer (el yerno de Trump, Jared) Kushner», apuntó Walsh.

Trump y su círculo más estrecho de asesores deberían evitar verse influenciados por buena parte de los esfuerzos de los departamentos de Defensa y de Estado y de su propio personal de la Casa Blanca, recomendó.

You must be logged in to post a comment Login