Argentina: Aparece muerta militante de «La Poderosa» que faltaba de su casa desde hace varios días

Información suministrada por  la organización La Poderosa: Nuestra compañera Daniela fue encontrada sin vida

 

*Por la asamblea poderosa del Bº Juan Manuel de Rosas, ciudad de Salta.
Daniela Guantay, de 22 años, fue vista por última vez con vida la mañana del miércoles 1 de marzo, cerca de su casa en el B° Juan Manuel de Rosas. Estuvo desaparecida durante seis días y el martes 7, fue encontrado su cuerpo sin vida a la orilla del Río Vaquero. 23 días después, las autopsias lograron identificar que el cuerpo pertenecía a nuestra compañera.

_______________________________________________________________

 

Así se informó sobre la desaparición

El 28 de febrero, Daniela salió de su casa, en el barrio Juan Manuel de Rosas, en la zona norte de la capital. En la vivienda habían quedado sus tres pequeños hijos y Verónica Guantay, su mamá.

Pasaban las horas y ella no regresaba. La madre comenzó a preocuparse y al día siguiente fue a la Policía a denunciar su desaparición, pero, según dijo la mujer, en ese momento no quisieron tomarle la denuncia y le recomendaron que esperara, que ya iba a volver.

Pero eso no sucedió y recién dos días después, luego de llamar al 911, la madre pudo denunciar su desaparición y con ello iniciar el operativo de búsqueda desde la Policía.

Algunos vecinos le contaron que la habían visto el miércoles 1 de marzo, caminando hacia el río Mojotoro, junto a su pareja.

La madre dijo, entonces, que su hija había denunciado varias veces a su pareja por violencia de género. Y con eso la sospecha de un posible femicidio tomó forma y fuerza.

Hallazgo

El 7 de marzo, cerca de las 13.30, dos vecinos del barrio Juan Manuel de Rosas vieron restos humanos sobre una de las orillas del río Mojotoro. Sin perder tiempo avisaron a la Policía y un gran despliegue de efectivos y de peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales se hizo sobre el terreno pedregoso, cubierto de arbustos y malezas, a poco más de 50 metros de las últimas viviendas.

El cuerpo no estaba entero debido al paso de los días y probablemente a la intervención de animales. Los peritos levantaron un cráneo, parte de la columna vertebral y cabello. También había prendas de vestir, que la madre de Daniela reconoció apenas las vio.

La mujer no tenía dudas de que era su hija, pero para la Fiscalía Penal debía existir una identificación científica, y por ello se tomaron muestras de ADN a su familia y se cotejaron con los hallados en el cadáver.

Ayer, el fiscal González Miralpeix confirmó a la madre que es su hija e inició los trámites para entregarle el cuerpo.

 

You must be logged in to post a comment Login