Colombia.Denuncia por desaparición forzada de 4 indígenas /“Para que hagan más represas el Gobierno va tener que matarnos a todos”/500 familias desplazadas en Chocó

por ONIC, en Comunicados Regionales  / Resumen Latinoamericano/ 14 de Marzo 2017 .-

Denuncia por desaparición forzada de 4 indígenas embera chamíde la comunidad de La Esperanza, municipio de Alcalá, Valle delCauca.

Las Autoridades Indígenas de la Nación Embera del Valle del Cauca, denuncian y rechazan rotundamente la desaparición de cuatro miembros indígenas Embera de la comunidad de LA ESPERANZA, municipio de Alcalá, Valle del Cauca, miembro y filial de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca – ORIVAC, entre ellos dos menores de edad; y se permite informar por medio del presente comunicado a todas las entidades competentes, sobre la grave situación de vulneración de Derechos Humanos de las cuales está siendo víctima la comunidad indígena de la nación Embera de la comunidad la Esperanza, por los siguientes:

HECHOS: 

1. El dia 8 de marzo del año 2017, hora 9:00 am, salieron cinco miembros indígenas Embera de sus viviendas de la comunidad la Esperanza, de pesca al sitio rural finca el EDEN, en busca del sustento diario familiar, que queda aproximadamente a unos 20 minutos de la cabecera municipal, tres kilómetros de recorrido en vehículo, finca de propiedad privada. Dos adultos y tres menores de edad JULIO CÉSAR VÉLEZ VÁSQUEZ, identificado con CC. No. 1058912531, 39 años de edad, LUIS ADRIÁN VELEZ RESTREPO, identificado con CC. No. 1114402146, 20 años de edad, BRAYAN STIVEN VÉLEZ RESTREPO, documento no mencionado, 17 años de edad, LUIS SEBASTIÁN NAMUNDIA VÉLEZ, identificado con T.I. No. 1002594794, LUIS MARIO VÉLEZ DOQUERASAMA, documento no mencionado, 12 años de edad. LUIS MARIO VÉLEZ DOQUERASAMA por fortuna fue quien dio por regresarse de nuevo a casa después de haberse estado en el lago de la finca del EDEN, donde se quedaron sus compañeros realizando actividades de pesca. Se transcurría el tiempo del día y cada vez se hacía más tarde y no llegaban, la familia de los cuatro compañeros indígenas llegaron a preguntar a Luis Mario Vélez a eso de las 6:00 pm, para saber dónde se habían quedado cuando el regreso a casa, manifestó el niño que se quedaron pescando en el lago, en la finca el EDEN.

2. Al día siguiente la autoridad indígena y la guardia, emprendieron la búsqueda al ver que no llegaron en toda la noche, además fue donde se alertó a las autoridades locales del municipio, policía, personería y bomberos. Llegaron a la finca y el mayordomo manifestó no haberlos visto, por consiguiente la autoridad indígena instó a la denuncia correspondiente de desaparición forzada ante la Fiscalía General de la Nación de Cartago, Valle.

3. Los cuatro hermanos indígenas siguen desaparecidos, transcurre el tiempo y las autoridades competentes no hacen presencia ninguna, llegaron como apoyo la Guardia Indígena de los demás municipios al sitio donde permanecieron nuestros hermanos indígenas que fueron desaparecidos, verificaron en su momento el sitio y encontraron evidencias como objetos o pertenencias que ellos llevaban como anzuelos, el tarro donde llevaban las lombrices y el flotador, tirados en el suelo. Otras evidencias la autoridad indígena esclarecerá antes las autoridades competentes en su momento.

4. Queda el menor indígena, bajo la protección de la guardia, quien es clave para esclarecer la situación ocurrida en contra de los cuatro miembros indígenas desaparecidos. Esta situación nos deja cada vez más preocupados y latente que han querido socavar los derechos de los Pueblos Indígenas y extendiendo que este tipo de circunstancias representan un riesgo extremo que redunda en afectaciones individuales y colectivas.

5. Las autoridades indígenas y la guardia declaran Asamblea Permanente en el sitio, hasta tanto que no haya claridad al respecto, y se convoca a solidarizar a las demás organizaciones indígenas de Colombia por la situación presentada.

EXIGIMOS:

1. Medidas de protección urgente y necesaria para que garantice la vida del menor indígena y del Consejero Mayor quien ha estado al frente de la situación que está pasando en la actualidad, medidas que debe tener garantías con enfoque diferencial por su condición de indígena.

2. A la Fiscalía General de la Nación para que en el ejercicio de las competencias constitucionales y legales que son de su resorte y funciones, inste y dé inicio a las investigaciones que conduzcan a la individualización de los responsables de los hechos ocurridos; además solicitamos de inmediato la presencia de delegados de la Fiscalía, sean directamente asumidos desde Bogotá, porque vemos lentitud y poco apoyo que nos genera desconfianza para que sean llevados los casos ocurridos en la zona, para su respectiva judicialización con todo el rigor y vehemencia.

3. Al Ministerio Público (Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo), activen la alerta urgente y direccionar sin contratiempos todos los esfuerzos necesario en aras de garantizar que las entidades e instituciones efectúen los esfuerzos necesarios cumpliendo con la debida diligencia para efectuar la búsqueda de los miembros indígenas desaparecidos.

4. A las agencias internacionales (ACNUR, OACNUDH, PNUD, CIDH, entre otras) y demás organizaciones de la sociedad civil (CODHES, CAJAR, INDEPAZ, CRUZ ROJA INTERNACIONAL, entre otras), solidarias con los pueblos indígenas, para que en el marco de sus funciones misionales exigan al Estado colombiano realicen las acciones necesarias par garantizar y proteger los Derechos de los Pueblos Indígenas y la misión humanitaria.

5. Se solicita apoyo logístico de solidaridad de manera urgente, colchonetas, carpas, botas, linternas, cobijas y víveres para la Guardia Indígena y autoridades indígenas reunidas en Asamblea Permanente; además para las labores de búsqueda en el municipio de Alcalá, Valle.

6. Misión de verificación urgente, el acompañamiento institucional como garantías para la misión de búsqueda.

 

AUTORIDADES INDÍGENAS DE LA GRAN NACIÓN EMBERA DEL VALLE DEL CAUCA

 

 

 

 

Entrevista. Líder social huilense: “Para que hagan más represas el Gobierno va tener que matarnos a todos”

ByEditor Bogotá

Posted on 03/13/2017

13 mar CI.- Las comunidades campesinas en el departamento del Huila se encuentran preocupadas por el proyecto hidroeléctrico de la empresa Emgesa en el municipio de Oporapa. Este proyecto, aunque no tiene una fecha exacta de su inicio, empezaría luego de concluir la hidroeléctrica de El Quimbo, en Neiva. Para aprovechar el río Magdalena en el Huila el Gobierno colombiano adelanta, junto a los países de China e Italia, el Plan de Aprovechamiento del Río Magdalena. Este proyecto afectará el ecosistema, la productividad, la economía y el tejido campesino en más de seis municipios. Aquí dos entrevistas realizadas a dos campesinos de la región, uno de ellos es líder social.

El campesinado exige que se le respete su derecho al trabajo, tradicionalmente en la tierra, garantizando que las transnacionales no los desplacen a la fuerza. La comunidad siente una clara incertidumbre frente a lo que pueda pasar ya que ha sido testigo de la represa El Quimbo, donde los campesinos fueron engañados, desplazados, asesinados, reprimidos, estigmatizados e invisivilizados por defender sus territorios.

Hoy los habitantes del municipio de Oporapa, y a sus alrededores, unen su fuerza para exigir reconocimiento del pueblo de Oporapa como una potencia agrónoma colombiana. Así el apoyo a los proyectos productivos de economía propia, la soberanía alimentaria y la defensa de los territorios, serán un compromiso para el Gobierno.

Este 14 de marzo es el día mundial contra las represas y, por ello, un encuentro campesino lo conmemorará. Habitantes de diferentes veredas del sur del Huila y del país estarán alzando su voz contra la proyección de nueve represas más en el territorio huilense y reclamarán que se les consulte popularmente si desean o no que sus territorios sean explotados.

*La siguiente entrevista se realizó con el testimonio de un habitante de Oporapa que prefirió ocultar su nombre para proteger su vida.

C.I.: ¿Cuál es la problemática si se construye la represa en Oporapa?

Aquí en este pueblo, en mi pueblo Oporapa, nos vemos muy afectados por el problema de esta represa que piensan hacernos y la cual no queremos. No vamos a dejar hacerla pues si nos hacen esta represa nos van a inundar nuestras tierras, nuestros cultivos, nuestras casas. La economía va a bajar porque si no tenemos de donde echar mano a nuestros cultivos, nuestro pueblito se acaba. Es un pueblito caliente y con la represa más se va a calentar.

C.I.: ¿Cuáles son los argumentos del gobierno para construir esta represa?

El argumento es que, primero, nuestro pueblo no existe para ellos, este pueblo ni en el mapa está. Ellos dicen que esto es baldío, que no hay nada y pueden completamente utilizarlo y explotar sus riquezas porque esto no tiene dueño; nosotros no existimos para el Gobierno, si existiéramos al menos se darían cuenta que vivimos de esto, y no, es que a ellos no les importa si acaban con nosotros o acaban con nuestras tierras.

C.I.: ¿Quién está liderando el proyecto de la represa?

Según se ha dicho, aquí en nuestro pueblo el proyecto es de los chinos. Los chinos han venido varias veces a estudiar nuestro río, como lo hacen todos los años. El río está vendido a ellos, el Magdalena, y ya lo han estudiado varias veces antes. Gracias a Dios en nuestro pueblo luchamos por no dejar hacer esta represa.

C.I.: ¿ Cómo los afectó la represa de El Quimbo?

A nosotros no nos afectó tanto, pero porque estamos retirados, eso es por los lados de Neiva. La gente de allá sí fue afectada, pueblos que quedaron inundados, todo. Pasaron por encima de lo que fuera, templos, capillas y de todo. El obispo se opuso pero así fue, se llenó de agua e inundaron y pare de contar, como dicen, eso es de ellos [multinacionales]. En El Quimbo hubo personas muertas, no importó y pasó por encima de lo que fuera. Acá es incierto, se sigue luchando pero después de El Quimbo sigue la represa de aquí, el Guineo Oporapa.

C.I.: ¿Qué alimentos se siembran en estas tierras?

Esta tierra es demasiado fértil, aquí se da la yuca, el plátano, el banano, la arracacha, el café, todo lo que sea del agro se da aquí. En nuestro pueblo producimos y se da todo, es muy buena tierra. Se da todo lo que usted siembre.

C.I.: ¿Cuántos pueblos se afectarían si construyen la represa?

Se verían afectados La argentina, El Salado, Blanco, Isnos, Maito, Mesa de Elias, Timaná, hay muchísimos pueblos que ahora no me acuerdo, pero son muchos. En todos los pueblos están luchando y cuando hay manifestaciones de la gente de todos los pueblos llegamos y los líderes dicen “bueno vamos a defender”, se convoca, y de todos los pueblos llegamos.

*La siguiente entrevista se realizó con el testimonio de un líder social de Oporapa que prefirió ocultar su nombre para proteger su vida.

C.I.: ¿Cuál es el contexto de la problemática de los habitantes de Oporapa frente a la hidroeléctrica?

Desde el 2012 la empresa Emgesa envió una solicitud a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales -ANLA- para que se pronunciara sobre si debe o no debe hacer un diagnostico ambiental de alternativas para el proyecto hidroeléctrica Oporapa. Con esta nota también envió un estudio piloto con información recogida por la empresa respecto al territorio. Todo lo que tiene que ver con el río, donde ellos pudieron investigar, más no los censos que se habían echo acá en el año 2005, por ejemplo.

El tema de la tierra fue con las oficinas de las alcaldías y la poca información que reúnen, porque el trabajo no está bien hecho en ninguno de los municipios. Son estudios que tienen información cartográfica del año 1976, la única cartografía que hay en el Instituto Geográfico Agustin Codazzi -IGAC-. Una información desactualizada que no contempla que hoy la población es diferente y los caseríos aumentaron.

Fui a la ANLA y, luego de solicitar la información, en el proyecto aparecen unos mapas también que están tan mal hechos, reconocen poblados que quedarían debajo del embalse, pero hay poblados que no los reconocen, como si supieran que están ahí. No entiendo porqué hicieron eso tan mal.

C.I.: ¿Cómo va la ejecución del proyecto de la hidroeléctrica?
Hace menos de un mes estuvo un compañero en la ANLA y está aún la misma carpeta con el mismo proyecto que conocemos. Desde el año 2012 no han vuelto a presentar ninguna otra clase de documentación, no han entregado el estudio ambiental de alternativas. Sin embargo las camionetas aparecen por acá con personas desconocidas, gente incluso de otros países. La amenaza es constante es latente, pero la gente está muy pendiente.

¿Cuántas personas se verían afectadas por la construcción de la hidroeléctrica?

Al hacer una represa el área de influencia directa, según EMGESA, abarca unos 30 kilómetros. Los municipios de Tarquí, Elias , Oporapa, Pitalito, Salado Blanco, e Isnos, serían afectados por el embalse, por las construcciones, por las vías, por los lugares donde van a hacer las canteras para sacar el material. Ahora, el área de influencia indirecta afectaría al municipio de Timaná. La población afectada es enorme pues solo en Oporapa hay 13.500 habitantes.

¿Quiénes están detrás de la ejecución del proyecto de la hidroeléctrica Oporapa?

El proyecto está en el ‘Plan Máster’, que tiene como objetivo el aprovechamiento del Río Magdalena. Este estudio lo hizo Hidrochina, contratada por el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez [2002-2008]. La empresa Emgesa, que pertenece a la ENER de Italia, es la que pretende implementar el proyecto hidroeléctrico en Oporapa, así como lo hizo en El Quimbo. Finalmente son un grupo de personas de otros países que conforman una transnacional.

¿Cuáles son las preocupaciones de la comunidad frente a lo que se pueda presentar?

La situación es gravísima. Hay personas que buscan oportunidad en comprar las tierras muy baratas porque la gente tiene miedo. Aprovechan el miedo de las personas, generado por la experiencia en El Quimbo, para comprar sus tierras muy baratas y después venderlas a Emgesa. La violencia que usó el Estado contra la gente que se opuso al proyecto de El Quimbo fue brutal, y la realizó el Esmad [Escuadrón Móvil Antidisturbios]. Hay gente que está diciendo ¿Para donde nos vamos?, pero es que la proyección dice que habrá 150 hidroeléctricas más en Colombia.

Los cultivos a la ladera del río fueron totalmente afectados. La gente ya no quiere sembrar para no perder su trabajo en la tierra. Ahora, por la organización, nosotros hemos venido trabajando mucho con la gente y le hemos dicho que recuperen su tierra y así va recuperándose la situación. La noticia de que Emgesa, que hizo esa destrucción en el centro del Huila, venia para el sur fue devastadora sociológicamente.

Desordenes climáticos tan graves nunca los habíamos vivido. Luego de construir la hidroeléctrica El Quimbo, el año pasado por ejemplo, el verano duró más de tres meses y las personas perdieron sus cosechas, nuestro café tuvo que arrancarse y volverse a sembrar. El Quimbo reconoce hasta cierto punto la zona de afectación directa en indirecta, pero la verdad es que llega mucho más allá.

La vereda del Paraguay, del municipio de Oporapa, estaba catalogada como ‘Parque regional Serranía de las Minas’, pero la CAAM [Corporación Autónoma del Alto Magdalena] decidió separar y hacer que la frontera agrícola subiera mucho más en la montaña. Todo esto es por la proyección de la hidroeléctrica. Nuestra vereda, que la mayor parte estaba reconocida como Parque Natural, ahora no lo es gracias al Gobierno. La prioridad no la tiene el Parque Natural de nosotros, la tienen las transnacionales que vienen solo a destruir.

C.I.: ¿Qué mensaje le envía al resto del país?

El 14 de marzo del año pasado más de 12mil personas estuvimos en un plantón en Altamira. Así conmemoramos el día mundial en contra de las represas. Este martes 14 de marzo tenemos un aniversario y vamos a estar de nuevo en el cruce del municipio de Altamira y creo que vamos a duplicar ese numero de personas. Vamos a ser muy fuertes esta vez, será una especie de Consulta Popular en la cual el pueblo es el protagonista.

En el Huila no habrá una represa más, ha sido muy claro desde aquí. Todos estos proyectos, de acuerdo a la sentencia 445 de la Corte Constitucional, tienen que consultarse primero con el pueblo. Para que hagan más represas en el Huila el Gobierno va tener que matar a todos los huilenses.

 

 

Crece a 500 el número de familias desplazadas en Chocó

Decenas de comunidades afro e indígenas están siendo violentadas actualmente en la región del Alto y Medio Baudó, en el departamento del Chocó. El número de familias afectadas asciende a 500 pero se espera que aumente debido a la presencia paramilitar en la zona. Esta denuncia fue realizada hace pocas horas por la comunidad chocoana y el movimiento social Congreso de los Pueblos.  Agencias internacionales como la ONU ya verificaron esta crítica situación.

“La presencia de actores armados en la zona, que se disputan el control territorial de la siembra, procesamiento y transporte de cultivos de uso ilícito se ha venido denunciando de manera constante”, señaló el Consejo Comunitario General del Río Baudó y sus afluentes.

Por su parte, el comunicado del Congreso de los Pueblos afirma: “Cugucho y Santa Rita, estas comunidades se han empezado a desplazar por el temor a los Paramilitares y engrosan la preocupante cifra de más de 500 personas desplazas en el mismo territorio en menos de una semana”.

Según Jozef Merkx, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados -Acnur-, “En solo lo que va corrido del año 2017, se han desplazado cerca de 3.549 personas -913 familias-. El año pasado se desplazaron 11.363 personas -3.068 familias-.

Paramilitares_Siguen_Chocó_09_03_17

 

 

You must be logged in to post a comment Login