EUSKAL HERRIA: Manifestaciones contra la tortura en Bilbo

Resumen Latinoamericano/Pakito Arriaran, 11 de marzo 2017

Sortu, por su parte, ha destacado la necesidad de que «se sepa toda la verdad» y «se reconozca a todas las víctimas».

Seis coches han precedido la marcha convocada en Bilbo para denunciar «la impunidad de la tortura». En ellos, una imagen representativa de la tortura acompañada de sonidos que reproducen momentos de la incomunicación. Tras ellos la pancarta principal en la que se hacía referencia a los 5.657 casos de tortura verificados por Euskal Memoria junto al mensaje de «reconocimiento, reparación y garantías de no repetición». Tras ella, letras gigantes en las que se puede leer «impunitateari stop».

Ixone Fernandez y Eneko Compains han tomado la palabra al final de la marcha frente al Arriaga. Ambos denunciaron haber sido torturados y se han reivindicado: «Lo decimos alto y claro, las personas torturadas también somos víctimas», por ello han afirmado que les deberían asistir los derechos que asisten a otras víctimas y han insistido en que «el futuro de este país pasa por el respeto de los derechos humanos para todas las personas». Ambos han insistido en que no desean «esconder nada» y que «es imprescindible que dar a conocer todo, absolutamente todo, lo ocurrido en este largo ciclo de violencia».

Así, han solicitado a los ejecutivos de Gasteiz e Iruñea «determinación y valentía» para «esclarecer de una vez por todas lo ocurrido en las comisarías». Creen, además, que si ambos gobiernos «comenzaran a verificar todos los casos de tortura denunciados sería la mejor de las garantías para que no vuelva a suceder esta crueldad».

La manifestación de hoy llega días antes de que comience en Bilbo un juicio por las torturas denunciadas por Sandra Barrenetxea. Los intervinientes han querido mostrar su apoyo a la vizcaina. «Todos y todas somos Sandra, las 5.657 personas torturadas somos Sandra. Y no cejaremos hasta lograr el reconocimiento, la reparación y garantías de no repetición», han sentenciado.

Antes de que comenzara la marcha, el responsable de Acción Política de Sortu, Arkaitz Rodriguez, ha destacado que «la tortura no ha sido una excepción» ya que ha existido por parte del Estado «una violencia estructural para hacer frente al independentismo». Rodriguez ha subrayado que «la izquierda abertzale ha reconocido su responsabilidad» y que lo ha hecho porque «la paz necesita que se sepa toda la verdad y se reconozca a todas las víctimas».

 

You must be logged in to post a comment Login