Argentina: Denuncian brutal «razzia» policial después de la Marcha de Mujeres

Big Bang News / Resumen Latinoamericano | Marzo 9, 2017

Hubo 20 detenidas luego de los disturbios de la Catedral. Algunas estaban comiendo pizza. Golpes y maltratos.

Una brutal razzia se desató anoche tras la marcha de mujeres desde Congreso hasta Plaza de Mayo. Según varios testimonios, el grueso de las detenciones se produjo alrededor de dos horas después de los disturbios frente a la Catedral Metropolitana, cuando la marcha había terminado. La policía detuvo a 20 personas, casi todas mujeres excepto un menor varón, la mayoría de las cuales fueron liberadas recién hoy a las 8 de la mañana.

Marta Dillon, referente del colectivo Ni una Menos, grabó un audio para BigBang contando los hechos y su opinión de por qué ocurrieron.

«Anoche, cuando ya no había ningún incidente en la Catedral y había terminado hacía rato todo, la Policía salió a cazar algunas chicas. A algunas la detuvieron, estaban comiendo pizza. En la comisaría 1era hubo ocho detenidas, entre ellas una investigadora del Conicet ,Laura Arnés, que tiene 35 años y estaba en una vereda con unas chicas comiendo algo. A otras chicas las detuvieron porque intentaron defender a un pibe al que le estaban pegando en las inmediaciones de la Catedral y se las llevaron a ellas».
«Hubo ocho detenidas en la Comisaría 1era, otras tantas –no puedo precisar tantas, pero más todavía, en la comisaría 30 de Barracas- y cuatro heridas en el Argerich, a las que vi en una ambulancia antes de que se las llevaran, muy afectadas por los gases y golpeadas también».
«Entendemos que fue una cacería porque fueron a buscarlas, fueron a tratar de llevárselas. Entendemos desde el colectivo NUM, que lo que están haciendo es construir el relato entero. Infiltran la marcha, porque en los disturbios que se vieron en la televisión había muchísimos varones que no participaron de la marcha. La marcha tuvo cuadras, cuadras y cuadras. Horas de marchar, no pasó nada de nada. Esto es para construir el famoso relato de las feminazis. No en vano, ayer en Twitter uno de los trending topics era #TípicodeFeminazi. Construyen el relato de las «feminazis», muestran esas acciones como aberrantes, vandálicas, y después salen a cazar pibas para justificar la represión y el amedrentamiento y el intento de disciplinar el movimiento de mujeres».

María Rachid, ex directora del Inadi y actual referente del colectivoLGBT, precisó que hubo 20 detenidas: 9 en la comisaría 30, 8 en la Alcaldía de la Comuna 4 (habían estado antes en la Comisaría 1era) , 2 en la Comisaría 4ta y 1 menor en el instituto de Menores Inchausti. Las detenidas de la Alcaldía 4 y la Comisaría 30 ya fueron liberadas. BigBang accedió al listado, pero prefirió no publicarlas, en atención a que algunas mujeres pidieron que no se hiciera pública por temor.

«Las golpearon, maltrataron, insultaron, les rompieron la ropa, les gritaron negras de mierda. Muchas tenían la ropa rota y algunos moretones», denunció Rachid. En la Alcaldía de la Comuna 4 no podían sentarse porque había materia fecal en los colchones», agregó. La interpretación de Rachid de los hechos es que «la televisación de los disturbios y el reclamo de que hubiera detenidos por los hechos en la Catedral, derivó en esta conducta policial, con detenidas al boleo, arbitrariamente.

 

“Un mensaje muy concreto de criminalización de la protesta”

El Colectivo Ni Una Menos brindó una conferencia de prensa por la cacería policial llevada adelante anoche contra mujeres que participaron de la movilización a Plaza de Mayo. Afirmaron que “hubo una situación de absoluto descontrol policial” y que es “un mensaje que aporta incertidumbre sobre la vigencia del derecho a la protesta”.
La conferencia de prensa de Ni una Menos en el Cels.

La conferencia de prensa de Ni una Menos en el Cels.
(Imagen: Colectivo Ni Una Menos)

El Colectivo Ni una menos brindó una conferencia de prensa en el CELS tras la cacería policial llevada adelante anoche contra mujeres que participaron de la marcha a Plaza de Mayo. Mariana Carbajal, periodista de Página/12, miembro de la comisión directiva del CELS e integrante del colectivo Ni Una Menos, abrió la conferencia y  destacó la masividad de la marcha, junto a la diversidad del movimiento de mujeres expresada ayer.  Dijo que “más de 250 mil mujeres marcharon en la Ciudad de Buenos Aires”, en una “jornada histórica” que “terminó con una veintena de compañeras detenidas”, que recién hoy fueron liberadas.

Laura Arnés, colaboradora del Suplemento Soy de Página/12 y una de las detenidas anoche, contó que los arrestos sucedieron dos horas después de la movilización y a varias cuadras de la plaza. “Nunca llegué a la Catedral, nunca llegué a la Plaza de Mayo, no estuve ahí en ningún momento”, afirmó en respuesta al intento de vincular el operativo policial con los incidentes registrados tras el acto.

Arnés relató que ella y una amiga fueron abordadas por policías de civil sobre Avenida de Mayo cuando esperaban a otra compañera que había ingresado al baño de una pizzería. Fueron empujadas por policías de civil, quienes ante el pedido de que se identifiquen respondieron con una violenta agresión: las tomaron del pelo y las tiraron al piso.

“Me empiezan a gritar que soy una negra de mierda y que por eso voy a ir a la cárcel. Que no me resista porque sino me van a romper los brazos”, contó la periodista. Luego las trasladaron tres cuadras a pie hasta los camiones policiales estacionados en Plaza de Mayo. “Todo el tiempo gritándome que iba a estar presa por negra de mierda, por haber participado de una marcha”, completó Laura. Añadió que luego en la comisaría las obligaron a desvestirse y algunas mujeres fueron manoseadas.

Maria Rachid, Directora del Instituto contra la Discriminación de la Ciudad de Buenos Aires, expresó que las detenciones fueron “claramente arbitrarias” y denunció que “no hubo ningún resorte ni del Ejecutivo ni del Poder Judicial que permitiera una intervención que liberara a las compañeras y los compañeros detenidos”. “El Poder Judicial tenía elementos para actuar con mayor celeridad y no lo hizo”, insistió.

A su turno, Paula Litvachky, directora del Área de Justicia y Seguridad del Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels), afirmó que lo sucedido anoche es “un mensaje que aporta incertidumbre sobre la vigencia del derecho a la protesta”, justo luego de una semana en la que hubo masivas movilizaciones: el lunes de docentes, el martes de los sindicatos y ayer del colectivo de mujeres.

“Hubo una situación de absoluto descontrol policial”, sostuvo Litvachky y denunció que el procedimiento de anoche “replica lo que intentaba hacer el protocolo antipiquetes: dar a la policía la posibilidad de hacer detenciones indiscriminadas post marcha”. A ello se agregaron hoy declaraciones de los ministros de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y de la Ciudad, Martín Ocampo, quienes avalaron el accionar.​ Ocampo fue entrevistado en el programa «Lo malo se ser Bueno», de AM 1110, Radio Ciudad, conducido por Marina Abiuso.

La directora del Área de Justicia del Celcs reiteró que hubo “detenciones indiscriminadas y masivas, sin orden judicial” y definió como “una cacería policial dos horas después de terminada la marcha” al operativo. “Son prácticas policiales que están prohibidas”, remarcó. Añadió que a ello le sigue el armado de causas para justificar la detención, lo que “da mensajes muy concretos de criminalización de la protesta”.

En tanto, Amnistía Internacional también condenó la detención indiscriminada y violenta de mujeres realizada anoche y recordó que la Argentina «ya fue condenada internacionalmente por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la actuación de las fuerzas de seguridad locales», en el caso de la muerte de Walter Bulacio en una comisaría en 1991.

Laura Arnés relató cómo fueron las detenciones
«Bajó la orden de detener mujeres»
La colaboradora del Suplemento Soy de Página/12 dio detalles del maltrato al que las sometieron los efectivos de la Policía de la Ciudad.

“Fuimos víctimas de una razzia policial”, relató Laura Arnés, la colaboradora del Suplemento Soy de Página/12 que fue detenida anoche en el violento operativo que la Policía de la Ciudad realizó tras la masiva marcha a Plaza de Mayo con la que culminó el Paro Internacional de Mujeres, y dio detalles de los maltratos que sufrieron. Arnés afirmó que «bajó la orden de detener mujeres» y definió a las detenidas como “las primeras víctimas de este sistema actual, que es mucho más violento contra las mujeres”.

 

Arnés contó que ya se habían retirado de la marcha dos horas antes y que estaban a “tres, cuatro o cinco cuadras” por salir de la pizzería a la que habían ido a cenar. “Llegó la policía diciendo que teníamos que despejar, sin identificación, y había varios de civil”, detalló.

 

La periodista dio cuenta de que entonces “agarraron a una compañera de los pelos” y que por querer defenderla los policías casi la tiraron a ella. “Nos golpearon y nos dijeron negras de mierda”, reveló, como así también que les dijeron que si se resistían, les iban a romper los brazos.

 

“Ni siquiera sabíamos por qué estábamos siendo detenidas”, declaró Arnés, quien denunció: “En la comisaría nos requisaron dos veces, nos hicieron sacar la ropa, a algunas nos tocaron. No nos dieron ni agua.”

You must be logged in to post a comment Login