PALESTINA: Banksy inaugura un hotel en Palestina / Aviones de guerra y artillería israelíes vuelven a bombardear Gaza / Expertos de ONU piden a Israel respete activistas que trabajan en Palestina / Facebook bloquea la página de Fatá / Israel espía las actividades de los palestinos en las redes sociales / Conoce el ‘Fondo Nacional Judío’ y su papel en Israel y Palestina / Países islámicos tildan de violación fallo israelí sobre Jerusalén

Resumen Latinoamericano / PalestinaLibre / 03 de marzo de 2017 –

Banksy inaugura un hotel en Palestina

El artista callejero ha puesto su impronta en las 10 habitaciones del The Walled Off Hotel (Hotel Amurallado) que se inaugura hoy en Belén. Sus trabajos giran en torno a la barrera que separa Israel de los territorios palestinos

Banksy ha decorado las 10 habitaciones de The Walled Off Hotel (Hotel Muro Fuera), que se inaugura hoy para los medios en Belén. Los trabajos del artista callejero giran en torno a la controvertida barrera que separa a Israel de los territorios palestinos.

El establecimiento quiere atraer de este modo a trabajadores y viajeros hasta esta ciudad, cuya economía basada principalmente en los peregrinos y el turismo, se ha visto muy dañada por los cada vez mayores controles israelíes.

Además de ello, Banksy quiere llamar la atención acerca de la cuestión de sus miles de fans, y especialmente la de los jóvenes israelíes que pasan sus fines de semana en las discotecas de Tel Aviv.

A pesar de que Belén está prohibida para los israelíes por ley, The Walled Off Hotel (que comenzará a aceptar reservas a finales de este mes) se encuentra fuera de la ciudad, en una zona bajo control israelí, por lo tanto su visita es completamente lícita.

Con la finalidad de llamar al diálogo, el hotel acogerá exposiciones palestinas, dando de este modo a los artistas una oportunidad para viajar y alcanzar repercusión internacional.


Aviones de guerra y artillería israelíes vuelven a bombardear Gaza

Aviones de guerra y tanques de Israel han atacado este jueves objetivos en la franja de Gaza, en otro acto de agresión contra el enclave costero.

Dos cazas F-16 de la fuerza aérea israelí durante una maniobra.

Según se afirma en un comunicado emitido por las fuerzas de guerra del régimen de Israel, un avión y un tanque dispararon a dos puestos supuestamente pertenecientes a Hamas en Gaza.

El ejército israelí ha justificado su agresión afirmando que la cometió en respuesta al lanzamiento sin víctimas de un cohete contra tropas suyas que patrullaban una zona en la linde entre los territorios ocupados palestinos y el enclave costero.

Entretanto, en Gaza, una fuente de seguridad de Hamas ha denunciado que la artillería israelí ha disparado cuatro proyectiles desde un tanque situado al norte de la Franja, sin que dejasen tampoco víctima alguna.

De acuerdo con un reporte del diario local Pal Today, los bombardeos golpearon zonas de la ciudad de Beit Lahia, en el norte de la bloqueada franja.

Las fuerzas de guerra israelíes (IDF, por sus siglas en inglés) realizan de manera repetitiva agresiones contra el territorio gazatí. El último ataque israelí de este tipo tuvo lugar el lunes, después de que cazas del régimen perpetraran una serie de incursiones aéreas contra Gaza, dejando al menos cuatro personas heridas.

En febrero, el Centro de Derechos Humanos Al-Mizan, con sede en la Franja, expresó su preocupación por las continuas ofensivas israelíes y alertó de que podrían desencadenar otra guerra de gran magnitud entre ambos bandos.

El centro llamó también a la comunidad internacional a “actuar de manera inmediata contra la escalada militar de Israel”.


Expertos de ONU piden a Israel respete activistas que trabajan en Palestina

Dos expertos de la ONU en derechos humanos reclamaron hoy al Gobierno israelí «el pleno respeto de los derechos y libertades fundamentales de los defensores y organizaciones en los territorios ocupados palestinos», que cada vez ven más restringidas sus actividades.

«Estamos muy alarmados por las recientes restricciones al inestimable trabajo de activistas, sean palestinos, israelíes o de otros países, que investigan y se movilizan en favor del respeto de los derechos humanos en los territorios ocupados», dijeron en un comunicado conjunto.

Los expertos en la situación de los palestinos Michael Lynk y sobre los defensores de los derechos humanos Michel Forst señalaron que Israel tiene la obligación de proteger y promover el trabajo de los activistas, pero que todo indica que en lugar de ello está intentando socavarlo.

En concreto, criticaron que fuerzas militares israelíes hayan dispersado la semana pasada una manifestación pacífica de ONG proderechos humanos, tanto palestinas como israelíes, utilizando gases lacrimógenos y balas de caucho.

Asimismo, expresaron su inquietud por una proyecto de ley en el Parlamento israelí que implicaría, de ser aprobado, que todas las organizaciones no gubernamentales israelíes que reciban más de la mitad de sus fondos del exterior deberán pagar por solicitar ante instancias oficiales informaciones que, de acuerdo a la ley, son públicas.


Facebook bloquea la página de Fatá, el partido del presidente palestino

Mientras que los palestinos creen que no han violado las normas de la red social, los israelíes los acusan de incitar a la violencia con sus publicaciones.

Mohamad Torokman / Reuters

Facebook ha sido acusado de censura después de que bloqueara la página web de Fatá, el partido del presidente palestino Mahmud Abás. Además de esto, la popular red social también ha congelado las cuentas de los doce administradores de la página durante un mes, informa el portal Gulfnews, que cita la agencia AFP.

La razón de todas estas medidas restrictivas se debe la publicación en la página de Fatá de una vieja fotografía del exlíder de Palestina Yasir Arafat con un arma en la mano, aparentemente perteneciente a un soldado israelí que fue secuestrado en el Líbano en la década de los ochenta.

Los palestinos interpretan las acciones de Facebook como un acto de provocación y de presión y se quejan de que suele bloquear páginas propalestinas sin causas claras. Consideran que la red de Mark Zuckerberg actúa en connivencia con el Gobierno israelí y siempre cumple sus demandas.

Israel, por su parte, acusa a los palestinos de incitar a la violencia en las redes sociales y suelen denunciarlos por incumplir las normas de uso de los sitios web.

Según un medio israelí, Facebook satisfizo el 95% de las solicitudes de Tel Aviv, mientras que la plataforma de videos YouTube lo hizo en cerca del 80% de las ocasiones.


Israel espía las actividades de los palestinos en las redes sociales

Un informe que acaba de ver la luz revela que casi un 20% de los jóvenes han sido detenidos o investigados por las autoridades israelíes a causa de lo que han colgado en las redes sociales

Una mujer hace una foto en el colegio de la comunidad de Jan al Ahmar. EFE/Atef Safadi

Darin Tatur es una palestina de Israel de 34 años que fue arrestada el 11 de octubre de 2015 y que desde entonces ha permanecido en prisión y en arresto domiciliario. Quince meses de privación de libertad tan sólo por escribir un poema y colgarlo en YouTube con imágenes de la ocupación militar israelí de fondo.

Darin dice que tiene derecho a escribir poesía y derecho a colgarla en las redes sociales, pero Israel no está de acuerdo. Aunque cuando fue detenida apenas poco más de un centenar de personas habían visto el vídeo y escuchado el poema, la Policía sostiene que sus versos “incitan a la violencia contra los israelíes judíos”.

El PEN Club Internacional, una asociación de escritores de todo el planeta, ha emitido un comunicado en el que pide al gobierno Benjamín Netanyahu que retire los cargos contra Darin y que la ponga en libertad. El PEN Club recuerda que existen centenares de palestinos detenidos por sus actividades en las redes sociales, una situación que se deriva de una extrema vigilancia electrónica de todos los palestinos, especialmente de los jóvenes.

Un informe que acaba de publicar el Centro Árabe para el Avance de los Medios Sociales (7amleh) justamente saca a la luz la profundidad del espionaje sobre los palestinos del interior de Israel y de los territorios ocupados. El informe se fundamenta en un sondeo que indica que el 19% de los jóvenes de entre 15 y 25 años han sido detenidos o investigados a causa del espionaje de las redes sociales por parte de los servicios secretos.

Un papel central en el espionaje lo desempeña la poderosa Unidad 8200, que se dedica al seguimiento electrónico de la población palestina de Israel y de los territorios ocupados, aunque también espía a nivel internacional. En 2014, 43 reservistas de la Unidad 8200 firmaron una carta mediante la que renunciaron a esas ocupaciones, alarmados por el tono del espionaje en el que ellos mismos habían participado. Según ha publicado la prensa hebrea, la Unidad 8200 investiga, entre otras cosas, el historial médico de los palestinos para ver si se les puede chantajear en ese campo, así como sus preferencias sexuales, con la misma intención y con el fin de reclutarlos como colaboracionistas.

El informe de 7amleh, un grupo que tiene su sede en la ciudad de Haifa, se centra en el espionaje electrónico y revela que incluso los servicios de seguridad palestinos dependientes de la Autoridad Palestina colaboran con la Unidad 8200 y con otras fuerzas israelíes para espiar a la población palestina, especialmente a los jóvenes. El sector geográfico más castigado es Cisjordania. El informe indica que el 35% de los jóvenes de Cisjordania han dicho que fueron arrestados por algo que dijeron en las redes sociales, lo que confirma que prácticamente nada de lo que dicen o hacen pasa desapercibido para el Gran Hermano.

El poema que Darin Tatur colgó en YouTube hablaba de la ocupación e invitaba a los palestinos a resistir contra ella. En el juicio celebrado en septiembre pasado se supo que la Policía la obligó a firmar su declaración sin siquiera permitirle leerla y que la presionaron para que la firmara diciendo que más tarde ya se podría quejar. También trascendió que la transcripción de su declaración no se había ajustado a las palabras de la poetisa palestina. El abogado de Darin, Abed Fahoum, presentó ante los jueces un vídeo en el que aparecen tres policías gritándole a Darin para que reconozca que en el vídeo de YouTube está incitando a la violencia contra israelíes judíos, algo que Darin niega. Esta parte del interrogatorio no quedó reflejada en la transcripción de la declaración de Darin.

Censura en redes sociales

El director de 7amleh, Nadim Nashif, ha declarado que el objetivo del estudio es promover los derechos de los jóvenes palestinos a usar internet de una manera que sea segura, es decir, sin que se intercepten sus comunicaciones, y esto tanto en relación con las autoridades como en relación con cualquier corporación que se dedique a estos menesteres.

El año pasado se incrementó sustancialmente el número de palestinos arrestados por usar las redes sociales, lo que alarmó a distintas organizaciones que vigilan este fenómeno. Además, consta que las autoridades israelíes presionan constantemente a las empresas propietarias de las redes sociales, como Facebook o YouTube, para que saquen rápidamente las noticias que Israel considera que incitan a la violencia. Varias organizaciones de derechos humanos han advertido que estas prácticas de censura no son aceptables.

Una delegación de Facebook se reunió en septiembre último con miembros del Gobierno israelí y el ministro del Interior, Guilad Erdan, uno de los más radicales del Gobierno, calificó el encuentro de “exitoso”. En la reunión, justamente se abordaron las medidas que Facebook debería aplicar para evitar que los palestinos “inciten a la violencia”. Paralelamente a este encuentro, varias páginas de activistas palestinos en árabe e inglés fueron suspendidas por Facebook, una medida que desde entonces ha continuado sucediendo. El mismo hecho de que casi el 20% de los jóvenes palestinos hayan sido detenidos o investigados por Israel muestra el alcance de la persecución que la Policía y los servicios de inteligencia israelíes aplican sobre el conjunto de la vida de los palestinos.

Fuente: Eugenio García Gascón, Público – España


Conoce el ‘Fondo Nacional Judío’ y su papel en Israel y Palestina

El FNJ es una red mundial de caridades sionistas dedicadas a adquirir y ocupar tierras en nombre del pueblo judío. La rama israelí del FNJ es una organización paraestatal que disfruta de una posición especial bajo la ley israelí en la administración de la tierra.

“Cajas azules” icónicas usadas para recaudar fondos para el FNJ en todo el mundo. Imagen: Alan English, CC license.

El 18 de enero de 2017, la unidad policial Yoav de Israel, formada especialmente en 2012 para las tareas relacionadas al “reasentamiento beduino”, se enfrentó con residentes y activistas cuando trató de demoler la aldea beduina de Umm el-Hiran en la región de Néguev.

La evacuación y destrucción antes del amanecer implicó el uso de fuerza física extremas, granadas aturdidoras, gas de pimienta y balas de goma y cobre. Después del violento embate, el maestro de escuela Yaqub Abu Qi’an y el policía Erez Levy fueron asesinados.

El conflicto ni empezó ni acabó con la demolición y el baño de sangre. Esta comunidad beduina ya había experimentado una relocación forzada desde Khirbet Zubaleh en 1948 con el establecimiento del estado de Israel, al que los palestinos se refieren como la “Nakba” (en árabe, “catástrofe), y que vio a más de 700.000 palestinos expulsados de sus casas.

Con esta historia de “catástrofe” en la región, los medios de comunicación encuentran regularmente defectos en las políticas del gobierno israelí, pero los periodistas pocas veces tienen algo que decir sobre el Fondo Nacional Judío Keren Kayemeth LeIsrael.

¿Qué es el FNJ?

Según el “Archivo Nakba”, un proyecto conjunto lanzado por Adalah, el Centro Legal para los Derechos de la Minoría Árabe en Israel (una ONG palestina basada en Haifa), y el Centro de Estudios Palestinos de la Universidad de Columbia:

El FNJ es una red mundial de caridades sionistas dedicadas a adquirir y ocupar tierras en nombre del pueblo judío. La rama israelí del FNJ es una organización paraestatal que disfruta de una posición especial bajo la ley israelí en la administración de la tierra.

Como una de las entidades clave diseñadas para asegurar la mayoría demográfica judía necesaria para la solidificación de un estado judío, las raíces del FNJ se remontan a la conferencia de la Organización Sionista Mundial en 1901, que proyectó un fondo para adquirir tierra en Palestina para transferir a los judíos. Esta ambición se hizo realidad seis años más tarde a través de la formulación oficial y la incorporación del FNJ a una empresa británica. Después de recibir reconocimiento para asistir a funciones gubernamentales israelíes en 1953, obtuvo grandes franjas de tierra palestina del Knesset (Parlamento) israelí.

El FNJ tiene actualmente acceso directo a aproximadamente el trece por ciento de la tierra anterior a 1967, sobre todo en Néguev y Galilea, pues transfirió tierra urbana al estado para su privatización. Más aun, aunque la Administración de Tierras de Israel (ATI) administra el 93 por ciento de la tierra israelí, el FNJ tiene considerable influencia sobre sus programas y políticas, con representación a través de seis de los catorce miembros (cuarenta y tres por ciento) de su junta de gobierno.

En otras palabras, como reitera el Archivo Nakba:

El FNJ cedió la administración de su propia tierra al estado a cambio de una mayor participación en el poder de toma de decisiones sobre todas las tierras controladas por el estado. La petición recientemente presentada por Adalah y sus socios cuestiona la constitucionalidad de este acuerdo.

El papel del FNJ en el consejo de la ATI le da una influencia tremenda sobre el reparto y uso de las tierras. Israel tiene una de las proporciones más altas de control estatal de la tierra en el mundo; la mayoría de esa tierra está sujeta a arrendamientos a largo plazo. Una considerable porción de tierras estatales fueron expropiadas a palestinos –refugiados de la Nakba de 1948 así como palestinos desplazados de sus hogares pero que aun así se convirtieron en ciudadanos de Israel.

En la película “Junction 48” de 2016 del director estadounidense-israelí Udi Aloni, un abogado de Adalah señala el papel que el FNJ juega al desplazar a familias palestinas de sus tierras:

La película del director Udi Aloni, Junction 48 presenta a un abogado de Adalah explicando el papel que el JNF juega en desplazar a familias palestinas de sus tierras.

Desde luego, sobre las ruinas y el polvo que los buldócers dejarán a su paso en Umm al-Hiran, nuevas capas de ladrillo y cemento financiadas por el FNJ construirán la ciudad de “Hiran” para residentes judíos.

En respuesta, Edo Konrad, subeditor y blogero en 972mag, tuiteó:

Cuando la gente te dice que el término “limpieza étnica” les ofende, háblales de Umm al-Hiran. Diles que está pasando ahora, en 2017.

La aldea vecina de Atir se enfrenta a un destino similar, y sus ruinas se retirarán para dejar espacio a un bosque patrocinado por el FNJ, llamado Yatir.

Una vez que los ciudadanos beduinos palestinos de Israel hayan sido expulsados de sus hogares, son enviados a municipios sin recursos como Hura. Hablando a The Jerusalem Post, Yossi Maimon, director asistente de la “autoridad para el asentamiento y desarrollo de los beduinos”, confirmó el 16 de enero que “el estado está presionando para que los aproximadamente 400 residentes de la aldea se trasladen al municipio cercano de Hura”.

Atwa Abu al-Kaeean, habitante de 62 años de Umm Al-Hiran declaró a The Jerusalem Post que la policía le llamó cinco veces en diez días para decirle que debía “concluir los asuntos con las autoridades porque demoleremos su casa”.

De acuerdo con la Asociación para los Derechos Civiles en Israel, el estado actualmente se niega a reconocer aldeas que son el hogar de más de las 160.000 personas en la población beduina de Néguev. Como resultado, sufren amenazas constantes de demolición, reforzadas por la Unidad para la Aplicación en Espacios Abiertos, o la “Patrulla Verde”, que trabaja en conjunto con el ATI y las Fuerzas Israelíes de Defensa. El Foro de Coexistencia de Néguev para la Igualdad Civil enumera más de setenta casos de demoliciones de hogares y destrucción de cultivos que ocurrieron en Néguev, solo durante 2016.

El gobierno israelí, sin embargo, insiste en que estas aldeas son “ilegales” y justifica sus acciones basándose en “restaurar la ley”. Sin embargo, como Ron Dudai, editor asociado del The Journal of Human Rights Practice, que previamente trabajó en B’Tselem y Amnistía Internacional, explicó sus objeciones a la posición del gobierno:

Déjenme enfatizar que lo que lo hace tan espantoso es la manera abierta, legal internamente, en que se está haciendo… un tribunal supremo independiente y competente con jueces que enseñan en Yale, que se sienta calmadamente y declara esas acciones como legales, y portavoces elocuentes que admiten sin reparo y justifican las demoliciones, que tienen lugar a plena luz del día y delante de las cámaras de los medios. En un sentido, es este carácter restringido lo que las hace tan preocupante.

Varios comentarios han discutido el fondo ideológico de estas prácticas. Algunos han señalado que gran parte de la lógica que rodea las políticas del actual Primer Ministro Benjamin Netanyahu puede rastrearse a la filosofía política del pensador revisionista sionista Ze’ev Jabotinsky, cuyo ensayo “La Muralla de Hierro (nosotros y los árabes)”, alaba la “virtud” de llevar a los palestinos a un estado en el que pierden la esperanza, obligándoles a hacer concesiones y aceptar su opresión:

My readers have a general idea of the history of colonization in other countries. I suggest that they… see whether there is one solitary instance of any colonization being carried on with the consent of the native population. There is no such precedent.

Mis lectores tienen una idea general de la historia de la colonización en otros países. Sugiero que… vean si hay un solo ejemplo de cualquier colonización que se llevara a cabo con el consentimiento de la población nativa. No hay tal precedente.

El gran público no conoce bien las prácticas del Fondo Nacional Judío. Pero no se puede entender la colonización israelí de la tierra palestina sin conocer el FNJ.

Fuente: Maya Schkolne, Global Voices en Español (Traducción: Marina Pérez del Valle)


Países islámicos tildan de violación fallo israelí sobre Jerusalén

La Organización de Cooperación Islámica (OCI) calificó hoy de flagrante violación del derecho internacional el fallo de un tribunal de Israel que aboga porque los judíos recen en el complejo de la mezquita Al-Aqsa, en Jerusalén.

El secretario general de esa entidad, Yousef A. Al-Othaimeen, refutó la decisión anunciada recientemente por un magistrado de que se debe permitir a los judíos orar en el referido lugar al que su religión identifica como el Monte del Templo.

‘Se trata de una peligrosa continuación de las violaciones de las fuerzas de ocupación israelíes y de sus intentos por legalizar las políticas de judaización y los permanentes ataques violentos contra la santidad de los sitios musulmanes y cristianos’, denunció Al-Othaimeen.

Tal veredicto contraviene también convenciones de Ginebra y resoluciones de la ONU sobre la mezquita Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes después de La Meca y Medina, añadió el directivo en un comunicado emitido desde la ciudad saudita de Jeddah, sede permanente de la OCI.

Incluso, desconoce un reciente acuerdo de la Unesco que declara a Al-Aqsa un lugar de culto exclusivo para los musulmanes, prosiguió al advertir de las serias consecuencias de las políticas del Estado sionista que pueden ‘alimentar el extremismo y amenazar con desatar un conflicto religioso’.

El martes, un juez de una denominada Corte de Conciliación de Israel dictaminó que los judíos sean autorizados a rezar en el mencionado recinto en la ocupada ciudad de Al-Quds Al-Sharif (nombre en árabe de Jerusalén) en virtud de la importancia que reviste para su religión.

La OCI llamó a la comunidad internacional, en particular al Consejo de Seguridad de la ONU y a la Unesco, a garantizar la libertad de culto y proteger la identidad islámica y cristiana de la ciudad santa.

Por otro lado, la entidad que aglutina a 57 naciones islámicas condenó los ataques terroristas perpetrados el martes por el grupo Ansar Al-Islam de Ibrahim Malam contra dos estaciones de policías en la provincia de Soum, en el norte de Burkina Faso, en el que dos civiles resultaron heridos

 

_______________________________________

El asedio a Xerabê Bava: la invasión turca en Kurdistán

2 mar. Kurdistán – Xerabê Bava es una aldea que tiene apenas 170 familias. Las casas, separadas unas de otras, cuentan mayoritariamente con pequeños jardines. Construidas a la manera tradicional con ladrillos de adobe o piedra, miden aproximadamente entre cuatro y cinco metros de alto. Los pisos son de tierra y recubiertos por alfombras tejidas artesanalmente por las mujeres. Con una entrada al frente y otra desde el jardín, las casas disponen de varios ventanales de más de un metro.

Por Alejandro Azadî*. Al ingresar, probablemente, deberemos bajar algunos escalones para disponernos en la base de la estructura edilicia. Generalmente pequeñas, las habitaciones suelen ser ricas en telas coloridas y poco iluminadas. A la espera de visitas siempre hay colchonetas suficientes para cobijarse. Las casas fueron construidas donde las familias lo desearon, pese a los infortunios con el Estado ocupante turco, y estructuradas según las enseñanzas arquitectónicas ancestrales (aunque visiblemente modernizadas).

Difícilmente se encuentren mesas en los “living” kurdos, si las hubiera debería tomarse como signo de aculturación. Al momento de la comida una tela es el soporte en la que, sentados mancomunadamente, se disponen tazones grandes con los ingredientes a ingerir junto al pan (en cada región el pan adopta distintas formas). A los tapetes los acompañan varios almohadones donde uno está invitado para sentarse, ciertamente, cuando se es amigable. El diálogo constructivo es señal clara de madurez política en el pueblo kurdo, porque el pueblo kurdo discute y construye colectivamente desde las casas, las aldeas, los barrios, las asambleas y los distritos.

Actualmente, 1700 pobladores y pobladoras conviven en Xerabê Bava. La población ha ido en aumento desde comienzos de este siglo cuando el líder Abdullah Öcalan (Apo) invitó al gobierno turco a iniciar el proceso de paz. Durante décadas, las políticas represivas de los sucesivos regímenes turcos han obligado a la población, no sin resistencia, a migrar hacia otras aldeas y ciudades. Muchísimas familias se vieron forzadas a huir hacia Nusaybin, antigua ciudad mesopotámica que ha visto el amanecer y atardecer de varios imperios.

Ubicada a 40 kilómetros de Nusaybin, en la provincia de Mardin, Xerabê Bava ha resistido las operaciones otomanas de aniquilamiento. A los pies de las montañas de Omeryan y Xerab, este pueblo kurdo ha construido una sólida economía vinculada a la ganadería, el cultivo y las artesanías. Comerciando con los poblados vecinos han subsistido austeramente, sin pasar hambre ni desespero. Una precaria red de pozos unidos a un transformador –construido por los pobladores– suministra pequeñas porciones de agua diariamente, impidiendo el goce opulento y el desperdicio del suministro.

La cuestión kurda de Bakur

Pero todo esto ha cambiado ostensiblemente desde el triunfo electoral del Partido Democrático de los Pueblo –HDP– en las elecciones parlamentarias turcas a mediados del 2015. Convirtiéndose en la tercera fuerza de peso a la Gran Asamblea Nacional Turca con 59 diputados y diputadas, gobernando un centenar de alcaldías y representando a más de seis millones de kurdos, armenios, árabes, asirios, turcos, gitanos, etc. El HDP arrebató la mayoría al partido gobernante AKP, desequilibrando la correlación de fuerzas en el Poder Legislativo turco.

El partido gobernante AKP, presidido por Binali Yidirim y quien colocó la faja presidencial a Recep Teyyip Erdogan, impulsa un programa político expansionista de corte neo-otomanista e islámico-fascista, pretendiendo restablecer el baluarte imperial medieval otomano. Ante la cobardía de republicanos y liberales, el partido multiétnico HDP ha denunciado las prácticas de Erdogan contra las minorías étnicas, las disidencias sexuales y políticas, así como los diversos credos religiosos, luchando por la instauración de una nación democrática confederada.

Se hace evidente, naturalmente, que la voz crítica en el parlamento turco vea cercenados sus derechos y la represión hacia el pueblo kurdo adopte una virulencia solo comparable con el genocidio armenio y el nazismo alemán. El Estado, y el gobierno turco presidido por Erdogan, han lanzado una guerra abierta contra el pueblo kurdo y las minorías étnicas. Las voces disidentes democráticamente electas al parlamento y alcaldías están siendo apresadas e intervenidas, desconociendo todas las prácticas bajo una “República” y los derechos humanos fundamentales.

Una paz que falló

Tras los fallidos acuerdo de paz del 2015 entre el gobierno de Edrogan y el líder Apo, el estatus político del pueblo kurdo (si es que alguna vez fue reconocido en Turquía) no ha hecho más que empeorar. La confrontación militar entre el Partido de los Trabajadores del Kurdistán –PKK– y el Ejército de Turquía se ha recrudecido. Los militares turcos, bajo órdenes explicitas de la oficialidad, tienen luz verde para asesinar a los pobladores kurdos. El atrevido que cuestione al régimen, que asome siquiera la cabeza fuera de la línea ideológica neo-otomanista puede ser abatido en el acto.

Encubierta tras el telón de los refugiados, Europa Occidental no ha hecho más que sacar tibios comunicados rechazando las políticas represivas del Estado turco en nombre de la democracia y la estabilidad regional. Por su parte, el magnate multimillonario y gerente en la Casa Blanca, Donald Trump, ha dicho que EEUU apoya a Turquía como “aliado estratégico y aliado en la OTAN”. El Congreso Nacional Kurdo –KNK– ha realizado numerosos llamamientos a las organizaciones internacionales, de derechos humanos, periodistas e intelectuales, militantes políticos y religiosos, para detener la afrenta al pueblo.

Las tácticas hitlerianas contra el pueblo kurdo tras el triunfo electoral del HDP en 2015 son muy elocuentes: cercenamiento del ejercicio político a miembros opositores kurdos, armenios y gitanos; intervención de alcaldías y proscripción de la prensa; cierre e incendio de entidades kurdas; despoblamiento de zonas mayoritariamente kurdas y relocalización de poblados; prohibición de expresiones culturales y lenguas no oficiales; negación de identidad a niños y niñas de minorías étnicas; retención de papeles en alcaldías y municipios sobre las propiedades no turcas; intensificación de políticas autoritarias asimilacioncitas en establecimientos públicos (escuelas, hospitales, prisiones); pueblos convertidos en campos de concentración y un largo etcétera.

Estado de Sitio en Xerabê Bava

Desde el pasado 11 de febrero Xerabê Bava se encuentra incomunicada. Todas las carreteras y caminos que la conectaban a Bakur están cortados por la Segunda Brigada del Comando de la Gendarmería de Bornova, perteneciente al Ejército de Turquía. Organizaciones internacionales de derechos humanos, acompañadas por diputados y activistas del partido HDP, han intentado acceder a la zona. El ejército les ha prohibido el ingreso.

Los esporádicos llamados telefónicos clandestinos realizados por pobladores desde la aldea dan cuenta de una cruenta realidad. Los aldeanos tienen prohibido salir de sus casas so pena de muerte; sistemáticos allanamientos del ejército han detenido por lo menos a 40 personas, quienes se encuentran incomunicados; están cortados los suministros de agua y luz; el ejército ha disparado a los animales y prohibido el cultivo de alimentos. Hasta el 24 de febrero fueron registrados tres asesinatos por parte del invasor turco, varias desapariciones de muchachas kurdas y la quema de al menos tres viviendas.

Los siguientes son testimonios dolorosos de la situación que se está viviendo allí:

“Pusieron en guardia a todo el mundo para que observemos (…) a las personas arrestadas las desnudaban en la nieve mientras las torturaban (…) En el pueblo no hay electricidad, ni tampoco comida (…) ¡hermana se llevaron al hermano! (…) hemos preguntado hacia donde lo han llevado, y nos han atacado”. (Hermana de Sare Turk).

“Requisan la casa tres veces por día. Todos los jóvenes han sido llevados al municipio. Han quemado los establos con los animales dentro. Los vecinos que están enfermos no pueden salir de sus casas para ir al médico. Los teléfonos no recogen el relevo. Ayer escuchaba los gritos de un chico, eran tan fuertes” (Hermana de Sare Turk).

“Dos personas atacaron a mi hijo. Ellos comenzaron a golpearlo. Grité: ‘¿Cómo se puede vencer a mi hijo de dos a la vez?’. Se lo llevaron al jardín y lo golpearon y patearon, entonces ellos lo trajeron cerca de nosotros, estaba sangrando por todos lados. Abrí mi pecho y les mostré ¡No ves, estamos enfermos! ¿Qué es lo que quiere de nosotros?” (Testimonio de Haci Selim).

“Mi esposo regresó a la aldea el 10 de febrero para vender nuestras dos vacas allí. El pueblo fue sitiado después de eso, y él permaneció allí. Lo que sé es que fue a la casa de su hermana después del comienzo del asedio. Una vez que se quedaron sin provisiones en la casa de su hermana regresó a nuestra casa, el sexto día del sitio, para conseguir algo de comer. Allí fue atacado y violentamente golpeado por las fuerzas del estado que más tarde lo arrojó al jardín. Le estaba hablando por teléfono hasta ese incidente. Una vez escuché a las fuerzas estatales decir ‘disparar y matarlos’ mientras hablábamos. Entonces el teléfono se apagó. Llamé a un vecindario cuyo teléfono también fue capturado por soldados. Entonces escuché a los soldados diciendo ‘matarlo y arrojarlo al jardín’. Permaneció en el jardín, desmayado, durante dos días. Después de eso, supe que los soldados regresaron a nuestra casa, lo cubrieron con una manta y se lo llevaron” (Testimonio de Vetha Aykut).

La resistencia del pueblo kurdo y el llamado a la solidaridad

Cizre, Sirnak y Sur antes; Nusaybin, Talatê, Xerabê Bava ahora. Pero la lista proseguirá, de eso no hay duda. La pregunta es: ¿hasta cuándo? ¿Hasta cuándo la comunidad internacional seguirá asistiendo a la orgía de sangre contra el pueblo kurdo, y hasta cuándo el pueblo kurdo esperará de la Europa Occidental o la América moderna? Es oprobiosa contra la dignidad humana la satírica mentira democrática que enarbolan las potencias occidentales.

Empieza a bajar la nieve, comienza a aflorar la primavera. Los kurdos son objeto del asedio perpetrado por el gobierno de Erdogan. En Xerabê Bava, el 99% de los pobladores acompañaron al HDP en las elecciones parlamentarias. La saña contra las aldeas kurdas se asienta en este apoyo irrestricto de las comunidades a sus referentes. Estamos en el preludio de una guerra civil, ya no hay dudas. El próximo 16 de abril las urnas se abrirán para otorgarle poderes absolutos a Erdogan o rechazar los mismos. Sea como fuere, una casta militar absolutista dirige al Estado turco. Sea como fuere, quienes voten por el SÍ caerán en la trampa fascista del Estado y quienes voten por el NO simplemente estarán colocando en las urnas su resistencia antifascista.

Por más de 40 años el pueblo kurdo ha resistido y ha conquistado espacios en el terreno democrático, diplomático y militar. Bajo el paradigma del Confederalismo Democrático y el anhelo de instaurar una nación democrática para el Kurdistán y todo Oriente Medio; los kurdos son la esperanza florida de una región desangrada. Y en Xerabê Bava, como en las montañas de Qandil, o en el Mahabad iraní, como en la Federación al Norte de Siria – Rojava, sabrán luchar y resistir. Los kurdos no se inclinan sino que resisten desde hace 40 años, tanto jóvenes como viejos, mujeres como niñas, y así han ganado respeto en todo el mundo, lo que se ha logrado gracias al PKK liderado por Apo.

CI AA/DM/2/3/17/17:30

*Alejandro Azadî es corresponsal del medio de comunicación  para la visibilización y la solidaridad con el pueblo kurdo kurdistanamericalatina.org, y colaborador internacional de Colombia Informa.

You must be logged in to post a comment Login