Argentina: Diferentes sectores sindicales discuten la unidad de la CGT

Resumen Latinoamericacno/ 22 de Oct. 2015.- Dirigentes de casi todos los gremios cegetistas se reunieron ayer y difundieron un petitorio dirigido a las futuras autoridades. “La idea es que el próximo cambio de gobierno encuentre una CGT unida”, explicaron los voceros sindicales.

Sin Antonio Caló ni Luis Barrionuevo, pero con la presencia de prácticamente todos los gremios cegetistas, los jefes sindicales del peronismo dieron el primer paso para reunificar la CGT. Ayer se reunieron en el Hotel Castelar, donde se mostraron juntos ante las cámaras y dieron a conocer un petitorio que le presentarán al presidente que resulte electo. “La idea es que el próximo cambio de gobierno encuentre una CGT unida y que negocie los derechos de los trabajadores”, señaló Andrés Rodríguez (UPCN), uno de los voceros de la movida.

El petitorio reclama que se asegure el modelo de sindicato único por actividad –clave de la permanencia de los jefes de la ortodoxia sindical–, así como el financiamiento de las obras sociales. Además, pide que se mantengan las negociaciones paritarias “libres y por rama de actividad”, y “la convocatoria anual al consejo nacional del empleo”, ambas iniciativas recuperadas durante los gobiernos kirchneristas.

El documento de dos carillas fue firmado por moyanistas, independientes y los denominados “gordos”. En la reunión hubo 24 dirigentes de las principales organizaciones gremiales. Estuvieron Hugo Moyano (Camioneros) y Abel Frutos (Panaderos), un hombre de su mayor confianza. Por los “gordos” fueron Armando Cavalieri (Comercio) y Carlos West Ocampo (Sanidad). Y entre los “independientes” se vio a Gerardo Martínez (Uocra), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Andrés Rodríguez (UPCN). También fueron dirigentes ligados al kirchnerismo, como Víctor Santamaría (Suterh). Además estuvieron Héctor Daer (Sanidad), Omar Plaini (Canillitas), Juan Carlos Schmid (Confederación de Trabajadores del Transporte), Rodolfo Daer (Alimentación), Gerónimo Venegas (Peones Rurales), Omar Maturano (La Fraternidad), Roberto Fernández y Mario Caligari (UTA), entre otros.

A cuatro días de las elecciones, los cegetistas buscan así instalarse como la principal referencia sindical de cara al próximo gobierno. Hasta última hora del martes intentaron que Caló se sumara al encuentro, pero el líder de la CGT oficial no concurrió. De todas maneras, el titular de la UOM viene diciendo que después de las elecciones la CGT va a reunificarse.

Tampoco fueron al Hotel Castelar el jefe del sindicato de los peones de taxis, Omar Viviani, ni Ricardo Pignanelli, de Smata.

El de ayer fue el segundo encuentro para rearmar la central obrera. El anterior fue el pasado 11 de septiembre, en San Isidro.

Si bien no hay plazos definidos para concretar la unidad, algunos de los presentes hablaron de que el proceso esté terminado antes de la asunción del nuevo presidente.

“En los próximos dos meses se puede lograr la reunificación del movimiento obrero. Esta reunión no es política, es estrictamente gremial”, aseguró el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, mostrándose seguro de que antes del 10 de diciembre la CGT volverá a ser una sola.

“Daniel Scioli no quiere hablar con diez tipos, quiere hacerlo con uno que represente a todos, de ahí que estamos trabajando para lograr la unidad de las tres CGT en el menor tiempo posible”, agregó otro de los participantes, dando por descontado un triunfo del FpV.

“Todos coincidimos en la necesidad de la unidad”, señaló Plaini. Actual diputado, el dirigente fue electo por el oficialismo, se fue del bloque del FpV cuando Moyano rompió con el kirchnerismo, renovó su banca con Francisco de Narváez y hoy apoya la candidatura de Scioli. El jefe de los canillitas recordó que la historia de la CGT y de la mayoría de los peronistas “está teñida de corrientes internas y divisiones, como los tiempos de los combativos y acuerdistas, de Azopardo y Brasil, por ejemplo”. Por eso, consideró imprescindible que el movimiento obrero “discuta un programa para ser presentado al próximo gobierno. “El peronismo es una estrategia de poder de la clase trabajadora. Por eso, la unidad sindical es imprescindible”, concluyó.

“Hay una fuerte decisión de toda la dirigencia del movimiento obrero para lograr la unidad porque esto no es a favor ni en contra de nadie y en esa dirección, estamos trabajando desde hace mucho tiempo”, agregó Santamaría.

A su vez, el moyanista Juan Carlos Schmid sostuvo que en la reunión el debate versó sobre “promocionar la unidad y el paso que estamos dando en favor de lograr una mejor representación de los intereses de los trabajadores”.

Foto: No estuvieron Caló ni Barrionuevo, pero sí Moyano, Martínez y Rodríguez, entre muchos otros.

You must be logged in to post a comment Login