Siria: el escenario de la otra guerra, la mediática

Por Luis Beaton / Resumen Latinoamericano/ Prensa Latina/ 01 de Oct. 2015.-  La guerra mediática por los bombardeos iniciados esta semana por Rusia contra objetivos terroristas tomó impulso aun antes de que despegaran los primeros aviones, según alertó el presidente ruso Vladimir Putin.
Preocupan a voceros occidentales y fuentes como el denominado Observatorio Sirio de Derechos Humanos las «víctimas civiles» que presuntamente provocan las incursiones de las naves de guerra rusas contra las posiciones del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria.

Por la forma en que se manifestó la cobertura de medios occidentales y árabes en los casi cinco año de agresión contra el pueblo sirio no es de extrañar que comiencen a aparecer en las páginas de los medios, en las televisoras y en las redes sociales imágenes conmovedoras de muerte de civiles, por lo general fabricaciones de laboratorio.

El denominado Observatorio Sirio de Derechos Humanos, desde sus oficinas en Londres, cubre las incidencias de acciones, algo que ni los pocos periodistas que se aventuran en el terreno de combate pueden hacer.

Según esta fuente, varias personas resultaron heridas por un ataque de la aviación rusa contra una mezquita en las posiciones del EI en Siria, lo que evidencia su «eficacia» en seguir los acontecimientos.

El presidente de la opositora Coalición Nacional Siria (Cnfro), Jaled Joya, afirmó también que 36 civiles perdieron la vida por los ataques aéreos rusos contra posiciones en Hama de los grupos rebeldes, que las autoridades de Damasco califican de terroristas.

Fuentes «sin identificar» precisan hoy que cuatro aviones de combate rusos atacaron bases de Jaish al Fatah en Jisr al Shughur y en Jabal al Jawiya (en la provincia de Idleb), y también golpearon posiciones de grupos armados, bases y depósitos de armas en Hawash, en la provincia de Hama.

Jaish al Fatah, agrupa al Frente al Nusra, rama siria de Al Qaeda, y a otros grupos islamistas como Ahrar al Sham, terroristas para la mayoría en occidente pero que para algunos voceros no son el EI.

Ahora, surge la duda, ¿hay un doble rasero en occidente para medir el terrorismo?.

En esa linea parece moverse ahora la otra guerra, la mediática, que está a mano cuando a algunos no les beneficia el desarrollo de la situación en Siria.

En realidad, la postura de Moscú sorprendió a occidente, en especial a los estadounidenses, por lo que mientras reaccionan, y ojalá que reaccionen como deben, la guerra mediática entró en acción.

Rusia rechazó este jueves las acusaciones occidentales y de la oposición siria de que no bombardeó objetivos del EI en su primer ataque aéreo en territorio sirio.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, fue enfático cuando aseguró hoy que las acciones a pedido de las autoridades sirias fueron exclusivamente dirigidas contra el EI y los otros grupos terroristas.

El titular ruso llamó a sus críticos a presentar pruebas que justifiquen las acusaciones contra su país.

Sin embargo, años atrás cuando se inició la agresión contra Siria, ya existían laboratorios en Qatar y Arabia Saudita, que según denuncias de prestigiosos medios occidentales hacían el trabajo sucio de crear imágenes de hechos que nunca existieron.

Por ejemplo, en 2012, además de ilustrar pavorosos atentados en Damasco, con grandes columnas de humo producto de la quema de neumáticos en barrios periféricos, algunos medios desde capitales árabes como El Cairo o Beirut reportaban atentados y muertos en hechos que nunca ocurrieron.

A desafíos parecidos se enfrentan hoy Rusia y el gobierno sirio, la manipulación y la guerra mediática son también parte importante de esta crisis.

A eso también se unen los intereses sobre el terreno. «Los ataques iniciales fueron realizados contra individuos y grupos financiados y entrenados por nuestra CIA» declaró hoy a la cadena CNN el senador republicano John McCain. Eso no son terroristas, los estrenó Estados Unidos.

You must be logged in to post a comment Login