FRANCIA Atentados de Paris del 7 de enero de 2015: el enigma de las armas de Coulibaly.

Por Karl Laske (Mediapart) / Resumen Latinoamericano/ del 10 de Setp. 2015.-  El ministro del interior, Bernard Cazeneuve, impuso el secreto defensa al juez de Lille encargado de investigar sobre una red de venta de armas neutralizadas, en la cabeza de la cual se encontraba un ex militar de extrema derecha. Según  los documentos que obtuvo Mediapart, las autoridades eslovacas identificaron formalmente, desde el  14 de enero, las armas compradas por una red,  como las utilizadas por Amedy Coulibaly en los ataques del Hyper Kosher de la puerta de Vincennes.
Es un agujero negro en la encuesta sobre los atentados de París. Una información central se perdió. Según documentos que Mediapart consiguió, los policías a cargo de la investigación sobre los atentados del 7 de enero de 2015, obtuvieron de la parte de las autoridades eslovacas, el 14 de enero,  la identificación del arsenal de Amedy Coulibaly. Pero no hicieron nada. Los servicios eslovacos que acusan a un ex militar de extrema derecha de Lille (Francia), Claude Hermant, sospechado de tráfico de armas desmilitarizadas en el marco de una investigación abierta en Lille, no provoca ninguna verificación por parte de los jueces antiterroristas parisinos Laurence Le Vert, Nathalie Poux y Christophe Tessier. Cinco armas  señaladas, con números de serie, pertenecientes al arsenal de Coulibaly. Con nombre,  apellido y dirección del comprador, la sociedad Seth  Outdoor, situada en Haubourdin ciudad de Lille, la fecha de adquisición, el 19 de septiembre y el 15 denoviembre de 2014. Hasta ahora, la fiscalía de París, declara a Mediapart, «que por el momento, no existe ninguna relación entre el protagonista del informe de Lille, Claude Hermant, y Coulibaly». A pesar de los elementos materiales que posee, la justicia mantiene la ficción de impermeabilidad entre el caso del ex militar, que además encabeza la extrema derecha identitaria en Lille y los atentados de Coulibaly.

La investigación abierta en Lille se había acelerado desde el 20 de enero, sin tener en consideración – al menos oficialmente – los atentados de París. Pusieron a Claude Hermant en detención  provisional, registraron su domicilio y lo acusaron el 23 de enero de «tráfico de armas en banda organizada». El ex militar denunció a tres funcionarios -uno de aduana y dos de gendarmería- de los cuales era el informador en el momento de la compra de las armas litigiosas. Uno de los gendarmes planteó el carácter secreto de las misiones, los jueces de Lille, Stanislas Sandraps y Richard Foltzer, el 10 de abril de 2015, le pideron la desclasificación al ministro del interior Bernard Cazeneuve. A la sorpresa de todos, en un caso tan sensible, el ministro eligió aplicar el secreto defensa a las investigaciones. El ministro solicitó la opinión, el 1ro de junio, a la Comisión consultativa del secreto de la defensa nacional (CCSDN), qué emitió el 18 de junio una opinión desfavorable a la declasificación. Y ahora es un gran secreto. A las preguntas de Mediapart, el ministro respondió que simplemente se conformó con la opinión de la CCSDN. «Nada en el pedido de los jueces de Lille establecía una relación con el Sr Coulibaly, dijo el ministro. Entonces por definición no se posee ningún elemento que nos permita establecer una relación entre los dos asuntos».

Los acusados, Hermant, su compañera y un amigo, nunca fueron interrogados sobre supuestos contactos, directos o indirectos, con Amedy Coulibaly o sus cómplices. Salvo la prensa local que en mayo hablaba de una hipótesis y luego de una pista seria, nadie relacionó las dos causas. El ex militar confirmó su negocio de armas neutralizadas, pero declaró que nunca participó a la reparación de ese material. La empresa Seth Outdoor, inscripta en el registro del tribunal de comercio en febrero de 2013,  se ocupa de «la venta a distancia sobre catálogos especializados»   y  «el alquiler de material de paint ball».

¿Qué secreto de estado puede llegar a justificar la decisión del Sr Cazeneuve y de la CCSDN, para no declasificar los elementos que le hubieran permitido avanzar en la encuesta a los jueces parisinos? La respuesta se halla en las acusaciones de los gendarmes y del aduanero, de los cuales Hermant reveló ser el informador, por ende obligatoriamente conocido en los servicios respectivos. El diario la Voix du Nord, publicó a fines de mayo, varios correos electrónicos que probaban la relación entre el ex militar con los dos gendarmes de la sección de investigacione (SR, por sus siglas en francés) de Villenueve- d’Ascq. Los sitios de contacto, los números de placas de matriculación de los vehículos utilizados,  que Hermant comunicaba a los gendarmes para que estos puedan llevar a cabo sus investigaciones.

unnamed(4)Claude Hermant © DR

Citado por la Policía Judicial, uno de los gendarmes acusados, el suboficial Laurent B., no se presentó  a la convocación. Finalmente fue a declarar como testigo en mayo. Un aduanero en contacto con Hermant, trabajando en la antena de Lille de la DNRED (dirección nacional de investigaciones y encuestas aduaneras), fue acusado por «adquisición y detención» de una o varias armas de categoria A  -armas de defensa o armas de guerra- cuya posesión está prohibida, salvo autorización especial.

El 20 de enero, los responsables de la Brigada criminal y  los de la Subdirección antiterrorista (SDAT) resumieron, en una síntesis a la Fiscalía de París, las verificaciones realizadas sobre las armas utilizadas por Coulibaly sin mencionar la respuesta de Europol, con fecha del 16 de enero. Sin embargo Europol mencionaba una » huella positiva para 3 armas y huellas muy similares para dos armas» precisando que esas 5 armas fueron compradas por la sociedad de Hermant a una empresa eslovaca, AGF Security.

Les armes d'Amedy coulibaly.Les armes d’Amedy coulibaly. © DRc

Según los peritajes técnicos, esas armas neutralizadas en Eslovaquia son las que fueron utilizadas por Coulibaly, pero no se sabe en que momento fueron reacondicionadas para tirar, ni quién operó la rehabilitación de las mismas.

Foto: Amedy Coulibaly  © DR

traducido del francés por Silvia Fuerte-Le Boënnec.

You must be logged in to post a comment Login