GUATEMALA Entre protestas y el caos político: ¿Por qué Guatemala se rebela contra su presidente?

Resumen Latinoamericano/ RT / 28 de Agosto 2015 .-  Guatemala atraviesa la crisis política más tensa desde que a mediados de los 80 llegara la democracia a este país latinoamericano. La desarticulación de una red criminal que implica a altos funcionarios del Gobierno, incluido el presidente Otto Pérez Molina, ha derivado en huelgas y protestas masivas de la población, que exige la renuncia del mandatario.
unnamed

¿Cómo se inició todo?: El Caso de ‘La Línea’

El 16 de abril de 2015, tras varios años de investigación, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y el Ministerio Público desarticularon una red criminal de contrabando y fraude aduanero en la nación latinoamericana, supuestamente liderada por el secretario privado de la vicepresidenta de Guatemala, Juan Carlos Monzón, y que involucraría a varios altos funcionarios del Gobierno.

Según se desprende de la investigación de este caso de corrupción, que fue bautizado con el nombre de ‘La Línea’, la red criminal ofrecía a los importadores la posibilidad de pagar menos impuestos a la hora de pasar la aduana a cambio de sobornos.

El caso desató la indignación de la población, mientras que activistas y grupos opositores lanzaron la campaña #RenunciaYa, debido a la posible involucración en la red criminal del presidente del país, Otto Pérez Molina.

¿Qué tiene que ver el presidente con la red?

En las escuchas telefónicas presentadas en las audiencias, los involucrados varias veces mencionaron a terceras personas como ‘el presidente’, así como ‘la Señora’, ‘la R’ y ‘la 2’ lo que levantó las sospechas de que Otto Pérez Molina pudiera estar involucrado en la red criminal, mientras que las otras tres indicaciones podrían referirse a la primera dama, Rosa María Leal de Pérez.

El 24 de abril de 2015 los líderes de los partidos opositores Winaq y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca presentaron una denuncia penal contra el mandatario guatemalteco y la vicepresidenta Roxana Baldetticon con el objetivo de que ambos perdieran su inmunidad. La denuncia imputa a los políticos ocho delitos: encubrimiento propio, obstrucción a la Justicia, incumplimiento de deberes, asociación ilícita para el contrabando aduanero, conspiración para delinquir, colusión, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias.

unnamed(1)                                     Reuters

El 9 de mayo renuncia la viceministra Roxana Baldettico, y el presidente del país, que fue quien anunció la dimisión de la política, declaró que había sido fruto de una decisión «personal, meditada, difícil y valiente».

La repercusión social

Decenas de miles de guatemaltecos se unieron a numerosas manifestaciones en contra de la corrupción, exigiendo la renuncia del presidente y castigo para los responsables de la situación. El 17 de mayo salieron a las calles unas 50.000 personas.

Asimismo, varios reconocidos activistas del país, como la líder indígena y defensora de los derechos humanos Rigoberta Menchu, expresaron su apoyo a las protestas. «Exijo la renuncia inmediata del general Otto Pérez Molina de la presidencia de Guatemala como máximo responsable de las redes de corrupción que saquean los recursos del Estado», declaró la mujer.

«Estoy tranquilo»: Pérez Molina se defende

El 1 de junio otros tres grupos civiles (Cadenas por la Libertad, la Fundación Denuncia Guatemala y la Asociación de Enfermos Renales de Guatemala) presentaron acciones penales contra el mandatario guatemalteco por el caso de corrupción, mientras el descontento popular seguía creciendo. «No tengo ninguna responsabilidad y me puedo sentir tranquilo, porque no cometí ningún hecho delictivo», declaró, a su vez, Otto Molina en una conferencia de prensa del 11 de junio, según ‘Siglo 21’.

El 19 de junio el secretario general de la Corte de Constitucionalidad de Guatemala anunció la decisión del tribunal de suspender temporalmente la investigación contra el presidente. Al mismo tiempo, el 15 de agosto el Congreso del país suspendió el proceso legal para retirar la inmunidad al mandatario, lo que provocó la indignación social y aún mayores protestas de la ciudadanía.

Un agosto políticamente calienteunnamed(2)

A finales de agosto la situación política en el país guatemalteco se volvió más tensa. El día 22 la Fiscalía acusa a Pérez Molina de liderar la trama de fraude fiscal, horas después de que fuera detenida la exvicepresidenta Roxana Baldetti por el mismo caso de ‘La Línea’.

El hecho desencadenó una nueva ola masiva de protestas, mientras que los ministros de Economía y Educación renunciaron de sus cargos al sentirse «decepcionados» por el Gobierno.

El 25 de agosto la Corte Suprema de Justica, determinó por unanimidad dar trámite de antejuicio contra el presidente, y la Procuraduría General de la Nación pide la dimisión de Otto Molina para evitar la ingobernabilidad del país centroamericano, idea que fue apoyada también por la Contraloría General de Guatemala.

Más de 70 organizaciones civiles convocaron una huelga general de tres días que terminó el pasado 27 de agosto con una protesta masiva frente al Palacio Nacional en Guatemala en la que los manifestantes exigieron la renuncia de Pérez Molina.

El mismo día de la manifestación, el mandatario guatemalteco declaró que se «someterá» al proceso de antejuicio, aunque subrayó que no renunciará, ya que «eso va contra la ley». «Le pido a los guatemaltecos su paciencia, le pido la paz y la tranquilidad. Aquí se deben respetar las leyes. No podemos querer arreglar las cosas rompiendo las leyes», afirmó el mandatario citado por ‘La Hora’.

unnamed(3)                                                                        Reuters

Sobre la crítica situación que atraviesa el país, el analista internacional Antonio Roberto Wagner opina que el mejor camino a seguir para Guatemala sería la total reestructuración del sistema político.

«Ya se ha confirmado que el presidente Pérez Molina es el eje de la corrupción, ya sea participando directamente o habiendo incluido en su equipo de trabajo a las personas que hoy están en la cárcel», recuerda el experto, subrayando que «el camino pasa por reestructurar completamente el sistema político en el cual los funcionarios democráticamente elegidos resultan estar involucrados en un acto de corrupción y de fraude».

«Ahora la gente en Guatemala ha despertado y se manifiesta de manera pacífica y sin vandalismo, lo que puede ser el inicio de un mejor futuro para el país», añade el analista en declaraciones a RT.

Corrupción: Exministros de Interior y Defensa huyen de Guatemala

Publicado el 8/27/15 • en Contrainjerencia

mauricio-lopezbonillaLos exministros de Gobernación (Interior), Mauricio López Bonilla, y Defensa, Manuel López Ambrosio, salieron de Guatemala, trascendió hoy aquí, mientras miles de personas salieron a las calles a pedir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

Usuarios de las redes sociales colgaron en Twitter fotos de López Bonilla en el aeropuerto internacional La Aurora, cuando abordaba el vuelo CM389, que despegó a las 7:08 hora local rumbo a Panamá.

López Bonilla, uno de los hombres de confianza de Pérez Molina, renunció el pasado 21 de mayo, cuando fue reemplazado por Eunice Mendizábal.

López Ambrosio, sustituido en el cargo el pasado 14 de agosto por Williams Mansilla, viajó ayer rumbo a Panamá en el vuelo 319, que salió de La Aurora a las 13 horas, notificaron medios locales de prensa.

Ambos aparecen en un documento encontrado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) que podría implicarlos con la red de fraude aduanero denominada La Línea, lo cual aún está en investigación.

Pérez Molina y Baldetti son señalados por el MP y la Cicig de dirigir La Línea, estructura dedicada al desvío de millones de dólares de las aduanas.

Miles de personas salieron el jueves a las calles a exigir la dimisión del jefe de Estado, mientras que Baldetti fue liga a proceso y enviada a prisión preventiva por el mencionado caso de defraudación aduanera.

La Procuraduría General de la Nación, la Contraloría General de Cuentas, la cúpula empresarial, la Asamblea Social y Popular y diversos grupos sociales, políticos y académicos exigen la renuncia inmediata del mandatario.

Sin embargo, el jefe de Estado afirmó en un mensaje a la nación el domingo que seguirá en el cargo hasta que finalice su mandato, el venidero 14 de enero.

Casi una veintena de funcionarios de su gabinete dimitieron desde el viernes pasado, cuando la Cicig y el MP señalaron a Pérez Molina de encabezar La Línea, lo cual le habría permitido obtener millones de dólares en este país centroamericano de altos índices de desigualdad y pobreza. –

 

PL

You must be logged in to post a comment Login