ESPECIAL ARGENTINA: Elecciones conflictivas en Tucumán y represión en las calles

Resumen Latinoamericano / 25 de Agosto 2015 .   La Junta Electoral rechazó anular la elección y negó el fraude

El titular del órgano manifestó que de ser necesario «se abrirán todas las urnas». “Lo único que vale legalmente es el escrutinio definitivo”.

0825_antonio_gandur_junta_electoral_tucuman_elecciones_g.jpg_1853027552                                Gandur, titular de la Junta Electoral de Tucumán. | Foto: Captura TN

El titular de la Junta Electoral de Tucumán, Antonio Gandur, afirmó este mediodía que «no hay ningún fraude hasta el momento» en las elecciones provinciales del domingo y ratificó que a partir de las 18 comenzará el escrutinio definitivo.

«No hay ningún fraude hasta el momento», sostuvo Gandur y subrayó que «cuando empecemos el escrutinio definitivo, los pobladores verán las actas y comprobarán con nosotros si hay algún vicio, algún defecto o es nulo».

No obstante, el presidente del órgano aseguró que si todas las partes coinciden en la necesidad de revisión total del resultado electoral del domingo «se abrirán todas las urnas«.

«La población tendrá conocimiento total de la votación», prometió el funcionario y aclaró que es «imposible» que sea anulado el proceso electoral cuestionado.

El titular de la Junta Electoral afirmó que “lo único que vale legalmente es el escrutinio definitivo«, que comenzará hoy a las 18, y precisó que durante el desarrollo de ese proceso «se determinará qué urnas se tienen que abrir».

ELECCIONES 2015

La Policía reprime con gases y balas de goma un “cacerolazo” masivo en Tucumán

Convocada por las redes sociales, una masiva manifestación ocupó la Plaza Independencia, frente a la Casa de Gobierno, denunciando “fraude” en los comicios del domingo.

arton22722                                           Fotografía: @miguelvelardez

Alrededor de las 20 horas fue llegando la gente que había sido convocado por las redes sociales, convocatoria impulsada también por la oposición nucleada en el Acuerdo del Bicentenario. En pocos minutos el número llegó a varios miles, estimándose en 10.000 personas, los entusiastas afirman miles más. Con una composición mayormente de clase media, familias enteras, la protesta apunta a denunciar cómo fraudulentos los comicios que dieron como ganador a Juan Manzur en la pelea por la gobernación frente al radical José Cano.

Algunos referentes de la oposición participaron de la protesta, y se podía distinguir algunas banderas radicales. Los cánticos, carteles e insultos iban a dirigidos hacia los integrantes del gobierno provincial y nacional. Alrededor de las 21 horas, los manifestantes derribaron el vallado alrededor de la Casa de Gobierno, ocupando la escalinata principal. Los efectivos policiales tuvieron que replegarse rápidamente.

Cuando la protesta llevaba más de dos horas y media, la Policía apostada dentro de la Casa de Gobierno comenzó a disparar gases lacrimógenos y balas de gomas para dispersar a la multitud.

El jefe de Policía, el comisario Bustamante, no quiso dar declaraciones, «es todo muy confuso», afirmó.

Cerca de las 23 horas, la Policía junto a la Caballería iniciaron una ofensiva sobre los manifestantes que todavía estaban sobre la Plaza Independencia y la calle 24 de septiembre. Policías de civil golpeaban y detenían manifestantes.

unnamed

unnamedLa policía de Alperovich reprimió con brutalidad la protesta en Plaza Independencia

Los manifestantes se habían concentrado para exigir al gobierno por las anomalías en los comicios provinciales.

24/08/2015 |

  0825_tucuman_represion_g.jpg_1853027552                                                 Cacerolazo en Tucumán. | Foto: @miguelvelardez

Graves incidentes entre manifestantes y la policía se produjeron en la Plaza Independencia de la capital tucumana, donde miles de manifestantes se concentraron para protestar contra lo que consideran un «fraude» cometido en las elecciones de ayer.

Cerca de las 22.30, y cuando nada lo hacía prever, ya que la manifestación hasta ese momento se desarrollaba pacíficamente, la policía comenzó a disparar balas de goma y gases lacrimógenos, mientras los manifestantes respondían arrojando piedras contra los uniformados frente a la Casa de Gobierno.

Media hora después y cuando ya se contabilizaba alrededor de una veintena de heridos, ingresó a la Plaza el cuerpo de la Montada de la policía tucumana, que realizó cargas contra los manifestantes, quienes se resistían a abandonar el lugar.

Según denuncias de los manifestantes, al menos cinco personas fueron detenidas y se encontraban alojadas en el interior de la Gobernación, aunque esta información no pudo ser confirmada oficialmente.

Al grito de «el pueblo no se va», cientos de personas, muchos con banderas del radicalismo, continuaban antes de la medianoche en la Plaza, cuando parecía que los ánimos empezaban a calmarse.

unnamed(1)
unnamed

Los manifestantes se concentraron esta noche en la Plaza de la Independencia para reclamar al gobierno de José Alperovich por las irregularidades que se desarrollaron durante los comicios provinciales. Con distintos carteles que mostraban reclamos tanto al gobierno provincial como a la administración nacional y al candidato presidencial del FpV Daniel Scioli, la marcha se realizó sin la presencia de dirigentes del opositor Acuerdo del Bicentenario, que llevó a José Cano como candidato a la gobernación. Pasadas las 21, comenzó a incrementarse el número de manifestantes, que pasaron de tocar las cacerolas a lanzar insultos y silbidos hacia el gobierno tucumano y lograron derribar las vallas de la Casa de Gobierno provincial para ubicarse en las escalinatas.

Si bien no había dirigentes de peso, sí había banderas rojas y blancas del radicalismo y del Acuerdo del Bicentenario, con el rostro de Cano impreso.
«José (Alperovich): quema de urnas no es transparencia», señalaba una de las pancartas que se veían frente a la Casa de Gobierno, que contaba con una fuerte custodia de la policía tucumana, equipada con escudos.

Entre los reclamos que se realizaban, figuraba la necesidad de «abrir las urnas» para volver a contar los votos y condenar la quema de otras 42 urnas, que podría motivar la convocatoria a una elección complementaria. Un ciudadano portaba una remera con la leyenda «Alperovich delincuente», mientras que otra consigna exigía: «Scioli, reconocé el fraude».

unnamed

Alperovich: «Quiero llevarle paz a los tucumanos»

Hace minutos el gobernador de la provincia de Tucumán dio una conferencia de prensa, acompañado por el candidato electo Juan Manzur.

arton22752-bb9b2
El gobernador anunció que se abrirá una investigación por la represión policial de anoche. Señaló en la conferencia: «Yo estoy totalmente en desacuerdo con la represión, eso se está investigando».

Asimismo hizo hincapié que quiere preservar el sistema democrático. En ese sentido indicó que «no tiene miedo a la apertura de las urnas» porque «no hemos hecho trampa».
Entre otras cosas agregó «quiero llevarle paz a los tucumanos». Por lo que señaló que «no estamos de acuerdo con la contramarcha» que se estaría proponiendo desde sectores del oficialismo para enfrentar nuevas manifestaciones.

Para Beatriz Rojkés (esposa del gobernador) la quema de urnas y los incidentes fueron «detalles»

 

La senadora nacional y esposa del gobernador Alperovich minimizó los episodios de irregularidades y violencia que se vivieron en la elección.

24/08/2015 |
   0824_beatriz_rojkes_g.jpg_1853027552La senadora nacional y esposa del gobernador tucumano José Alperovich, Beatriz Rojkés. | Foto: Dyn

La senadora nacional y esposa del gobernador tucumano José Alperovich, Beatriz Rojkés, calificó hoy como «detalles» a los incidentes ocurridos en distintos municipios de Tucumán durante las elecciones provinciales de ayer, y vinculó la quema de urnas con «gente del radicalismo».

«Ha sido tan importante el día de ayer que esos detalles para mí son detalles. Todo el manejo lo tiene la Junta Electoral y la policía», sostuvo.

En ese sentido, la legisladora señaló que la destrucción de 42 urnas en diferentes localidades tucumanas fue realizada por «gente del radicalismo», y aclaró que los responsables «están detenidos».

Rojkés consideró que las elecciones provinciales fueron «buenas» y «claramente a favor» del candidato del kirchnerismo Juan Manzur, según consigna la agencia Dyn.

Asimismo, la dirigente criticó a la oposición por las acusaciones de fraude en los comicios, e ironizó: «Cuando ellos ganan inflan globos y bailan, y cuando pierden siempre es fraude».

«Hemos sido permanentemente víctimas de operaciones políticas, siempre con los medios a la par y esta vez no es la excepción. Hace meses que vienen hablando que iba a haber fraude porque los tucumanos que estamos hoy en el gobierno somos los peores de todos», concluyó la mujer del mandatario provincial.

 

Tucumán

Cano ahora pide «una nueva elección»

El candidato a gobernador de la oposición volvió a hablar de «fraude» en los comicios del domingo y adelantó que reclamará «que se haga una nueva elección a gobernador y vice». Más temprano, Cano había rechazado reconocer el triunfo del oficialista Juan Manzur antes de que culminara el escrutinio definitivo, aunque admitió que ese resultado era «probable».

25-08-2015_jos_cano_el_candidato_aEl candidato a gobernador de Tucumán por el opositor Acuerdo por el Bicentenario, José Cano, reclamó que «se haga una nueva elección» en la categoría de titular del Ejecutivo tucumano, al considerar «deslegitimados por el fraude» los comicios del domingo pasado. El pedido de volver a las urnas no alcanzó a los cargos municipales, en los que la oposición obtuvo las intendencias de las ciudades principales.

«Si Alperovich, Scioli y Manzur han venido a festejar y dicen que ganaron por 14 puntos, que se haga una nueva elección de la fórmula gobernador y vice con las garantías que corresponden», exigió el dirigente radical. En declaraciones al canal TN, Cano exigió «que sea el pueblo de Tucumán el que legitime el futuro gobierno».

«Es una elección absolutamente deslegitimada por el fraude, que es robar 10, 100 o 1000 votos. No está atado al porcentaje, sino al modus operandi, a la actitud de pergeñar un sistema electoral que es perverso», insistió el candidato opositor.

Esta mañana Cano había solicitado la apertura total de urnas, pero admitió la probabilidad de que el escrutinio definitivo ratifique el triunfo de Manzur. «Es probable, y forma parte de las reglas de la democracia. Aún con estos resultados, que estamos seguros de que vamos a recuperar muchos votos, nosotros hicimos una elección histórica, le dimos a los tucumanos una alternativa política distinta a la que representa el Gobierno en 12 años», señaló en declaraciones radiales.

Un final con represión

«Lo de anoche en Tucumán fue un sistema preparado afuera de nuestro país»

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó que «se busca deslegitimar las elecciones» del domingo en Tucumán y advirtió que «lo vamos a volver a ver en el Chaco a cortísimo plazo». Se manifestó «en contra de la represión» registrada anoche en la capital provincial en el marco de una marcha opositora y denunció que lo ocurrido «fue preparado afuera de nuestro país».

anibaltucumans«Toda la modalidad excede el manual de Jaime Durán Barba y tiene que ver con las acciones del Norte», apuntó Aníbal.

«Estoy en contra de la represión, pero también veo que esto tiene que ver con una profecía autocumplida donde dirigentes de la oposición toda la semana pasada estuvieron denunciando posibilidades de fraude», afirmó Fernández al ingresar esta mañana a la Casa Rosada. En su contacto con la prensa, añadió que «toda la modalidad excede el manual de Jaime Durán Barba y tiene que ver con las acciones del Norte, que buscan deslegitimar las elecciones y tiene en sus voceros a personas como Laura Alonso y Elisa Carrió».

«Les quiero decir que lo de anoche en Tucumán fue un sistema preparado afuera de nuestro país, ¡Algo muy grave, señores! Un sistema preparado para deslegitimar las elecciones de los argentinos, preparado y dirigido para estorbar, para generar enfrentamiento, para generar un hecho malo, para generar el caos, para generar lo que sucedió y para eso se batió el parche y se fomentó todo la semana y esto se articuló con los sectores políticos opositores en Tucumán. Se que esto no saldrá en ningún diario, en ningún portal de noticias», disparó el funcionario.

Sobre los choques entre manifestantes y policías registrados anoche frente a la Casa de Gobierno tucumana, el jefe de Gabinete aseveró: «No me satisface el tema de la represión, no me satisfacen acciones de estas características porque no son saludables en ningún lado». Asimismo, añadió: «No conozco los pormenores, no conozco razones, espero que no haya gente lastimada de gravedad».

Para el funcionario nacional, «lo que realmente quieren es desligitimar las elecciones, tratar de deslegitimar las elecciones en la provincia. Se comienza con una acción de una semana antes generando todo tipo de sospechas y el ‘qué nos irá a pasar..'». Y completó: «Se va a elecciones, la gente se expresa, no hay ningún conflicto, todo va bien, comienza con el escrutinio, y cuando comienza el escrutinio se comienza con ‘el ya pasó, ya pasó y ya pasó'».

Para Víctor Hugo, los incidentes en Tucumán fueron organizados por TN y el Grupo Clarín

 

El conductor radial y televisivo del oficialismo afirmó que “la represión policial de ayer fue fruto de una estrategia montada por varios medios de comunicación opositores”.

25/08/2015
   0710_victor_hugo_morales_cedoc_g.jpg_1853027552

Víctor Hugo Morales apuntó al Grupo Clarín de estar detrás de una operación para ensuciar la imagen del Gobierno nacional. | Foto: Cedoc

El periodista Víctor Hugo Morales analizó hoy lo sucedido en la provincia deTucumán donde la policía reprimió a un grupo de manifestantes. Según el uruguayo, la represión policial de ayer fue fruto de una estrategia montada por varios medios de comunicación opositores.

Durante su programa en radio Continental, el locutor afirmó que la multitudinaria marcha realizada en la plaza Independencia de la capital tucumana fue una operación arreglada entre el canal de televisión Todo Noticias (TN) y el grupo Clarín: «Lo que vimos anoche fue uno de los peores crímenes mediáticos«.

Y agregó: «Salen a buscar uno, dos o tres muertos» en un «acto organizado eufemisticamente a través de las redes sociales». El periodista también defendió que en realidad anoche en Tucumán no hubo heridos ni ningún tipo de represión por parte de las autoridades.

Por ello, afirmó que los últimos sucesos violentos contra el Gobierno nacional serían operaciones organizadas por el CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, en un intento de desestabilizar la buena imagen del gobierno: «El Grupo Clarín de Héctor Magnetto está lanzado a un golpe antes de octubre«, en el que se incluirían los sucesos en Tucumán.

En esa línea, enumeró otros casos que según él fueron orquestrados por los medios para embrutecer la imagen del oficialismo: «Lo de Nisman, definitivamente un suicidio, y tampoco sirvió la acusación de asesino contra Aníbal Fernández (apuntado en el Triple Crimen de General Rodríguez)».

Según Morales, la única posibilidad es esperar a que amaine la tormenta: «Esperando que todo pase y se diluya. ¿Cuánto puede durar la locura?«. Y agregó: «Lo único que se puede hacer es esperar que pase». El pronóstico del periodista es catastrófisco: “lo que pasó en Tucumán se repetirá en cada elección de ahora al 25 de octubre”.

 

 

ANÁLISIS

Lo que dejaron las elecciones en Tucumán

Las elecciones del domingo cierran una etapa que duró 12 años y tuvieron a Alperovich en el centro de la escena. Durante la jornada hubo muchos episodios que pusieron en cuestión la legitimidad de la votación, por lo que hasta los vencedores son cuestionados. La represión acelera los tiempos.


Maximiliano Olivera
arton22713                                                           Fotografía: DyN

Según la página que dispuso el Correo Argentino, el escrutinio de las mesas se paró en el 81,55%. No continuó porque hay unos 300 telegramas objetados. Con estos datos, Juan Manzur (FpV) logró un 54,4% y José Cano (Acuerdo para el Bicentenario, ApB) un 40,7%. La otra gran disputa fue la capital, donde Germán Alfaro (ApB) ganó con un 49,7% y Yedlin (FpV) quedó atrás con el 38,5% de los votos.

Los hechos que marcaron la jornada son conocidos, y una enumeración basta: de a 20 a 30 fiscales de mesa en cada cuarto oscuro; una urna cerrada pero llena con 30 votos a Manzur antes de iniciar la votación; Gendarmería echando a los fiscales para reacomodar las escuelas abarrotadas, la quema de dos urnas en Sargento Moya; la denuncia de balaceras a locales del ApB; la golpiza a un trabajador de prensa que filmaba la entrega de bolsones; la quema de 27 urnas en San Pablo; un gendarme golpeado y la cacería desatada por Gendarmería, inclusive en el hospital; balaceras en La Florida; una carga de cómputos sospechosamente lenta; 42 urnas quemadas en toda la provincia; Gendarmería golpeando y deteniendo a fiscales del FIT en Los Ralos. Lo demás forma parte de la “fiesta de la democracia”: robo de boletas, reparto de bolsones y la puesta en funcionamiento de la maquinaria punteril (que no es sólo pejotista).

El triunfo de Manzur es, entonces, sumamente cuestionado. Este cuestionamiento puede resultar un importante escollo, que trasciende a las denuncias que esgrimen Cano-Amaya (y que respaldan Macri y Massa, amplificados por los medios nacionales opositores), es un componente del “humor social” frente a gobiernos que asumen, en murmullos, que gradualmente se aplicará un ajuste sobre el pueblo trabajador. Si el chiste ayer fue que “el dotor al final los ofló”, la pregunta de mañana puede ser “cuándo nos va a oflar el dotor a nosotros”. La represión desde la Casa de Gobierno a los manifestantes , mayormente votantes de Cano, ¿es un adelanto?

Los acoples

Estuvieron en boca de todos. Sólo en la capital compitieron 50 listas, la mayoría de ellas detrás de Manzur, y un número menor sumaban para Cano. Para algunos, la solución al (turbio) mar de boletas es el voto electrónico, o una boleta única (¿cuánto mediría una papeleta que contemple 50 listas?). Pero el problema es más agudo.

Cuentan que para las elecciones de 1999, el radicalismo –sí, el radicalismo– barajaba a Alperovich como candidato para enfrentar al bussista Topa en la capital. Alperovich se puso un objetivo: “quiero ser Intendente, no candidato”. Lo curioso es que para esa época, Alperovich pretendía aparecer en tres boletas de candidatos a la gobernación, Rodolfo Campero (UCR), Julio Miranda (PJ) y Gumersindo Parajón (PU). Un visionario. Sus rivales de la época rechazaron la oferta. Finalmente, la candidatura quedó trunca y el resto es historia conocida.

La ley de acoples fue sancionada tras la reforma constitucional de 2006, ¿acaso para Domingo Amaya, constituyente en aquella reforma, no era fraudulenta en ese momento cuando la votó? Herramienta privilegiada del oficialismo, ¿acaso la UCR no utiliza también los acoples desde la constitución del Acuerdo Cívico y Social? Para ilustrar, el PRO y Libres del Sur, fueron como acoples de Cano-Amaya. El PRO, dicho sea de paso, presentó una cautelar contra el voto a los 16 años, ¿democráticos? El cuestionamiento a los acoples es, en última instancia, un cuestionamiento a uno de los pilares del régimen tucumano.

La verdadera maniobra fraudulenta fueron los acoples, en donde la disputa misma llegó a ser entre los más grandes contra los más chicos, según el territorio en donde se esté. Gendarmería tenía órdenes de echar a los fiscales generales después de las 18 hs, favoreciendo así a los aparatos que contaban con fiscales de mesas. Totalmente antidemocrático. Fiscalizando para el FIT en Los Ralos, militantes del PO fueron reprimidos por Gendarmería; dos terminaron quebradas, una baleada con perdigones y el candidato a delegado comunal José Kobak detenido, mientras la fiscalía no da las razones ni explicaciones. Denuncian que trataban de impedir que un grupo ligado a un puntero alperovichista se lleve las urnas.

Herederos de los sublemas menemistas, los acoples han permitido al PJ contener al “trabajo territorial”, para que los caudillos no saquen los pies del plato. Que parezcan que se pelean, pero que se reproduzcan (los votos). Pero esta vez hasta Manzur tuvo que reconocer en medio de la arenga victoriosa que “algunos incidentes”, eufemismos, tienen que ver con “peleas entre los propios peronistas, lo que nos avergüenza”. Aunque no llegaron a quemar 27 urnas, en otras localidades ya se dieron cruces calientes por las intendencias. Un acoplado Darío Monteros derrotó a los Khoder en la Banda del Río Salí. En Alderetes la puja entre los alperovichistas Salomón y Silman, se resolvió a favor del bando de Silman. En Famaillá La Cámpora desafiaba a los faraónicos mellizos Orellana en una votación ajustada que habría dado como ganadora a la esposa de Enrique Orellana.

Pero otra figura se realzó en el peronismo. Germán Alfaro será el nuevo intendente capitalino gracias a los cálculos de un radical. Desde 2013, cuando Cano le ganó al alperovichismo en las legislativas, se descuenta un triunfo opositor allí. En las negociaciones para concretar el tándem Cano-Amaya, el radicalismo entregó como prenda la intendencia segura por el “objetivo mayor”, la gobernación. A la luz de los resultados, las boinas blancas festejaban en el Catalinas Park el triunfo en Bella Vista, Concepción y Yerba Buena. De la capital no hablaban, y no por una cautela necesaria. Astucia de la razón peronista, podríamos decir.

Por fuera de la polarización, que arrastró más del 95% de los votos, quedó el bussismo que alarga su agonía, logrando un legislador y un edil capitalino. Lo viejo que no termina de morir.

En el caso del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, el resultado de las provinciales no logró acercarse al desempeño realizado en las PASO. Sin embargo, la intensa campaña llevada adelante plantea como desafío capitalizar políticamente la simpatía lograda en franjas de trabajadores, mujeres y jóvenes. En el plano electoral, el FIT se presentará como la única alternativa a los candidatos del ajuste –Scioli, Macri y Massa–, bajo la figura de Nicolás del Caño. La difusión de ideas hacia cientos de miles se combina con nuevos referentes, potencializando la perspectiva estratégica de construir una izquierda anclada en la fuerza social de los trabajadores y el pueblo organizado.

Con proyección nacional

Dos presidenciables arribaron a la provincia en las últimas horas del domingo. Daniel Scioli se instaló en la Casa de Gobierno y Mauricio Macri –acompañado por Ernesto Sanz– fue hacia el bunker del ApB. Fue el primer test electoral tras las PASO. Scioli apuesta a retener el casi 60% logrado en Tucumán, y Macri anhela que un triunfo de Cano le dé un impulso más hacía octubre.

Scioli llegó antes pero Macri pegó primero. El país escuchaba a un Macri exigirle que garantice paz y transparencia. El líder del PRO ya había recorrido la provincia durante la semana, planteando que el kirchnerismo planeaba un fraude en Tucumán. Scioli alcanzó a responder con una metáfora poco feliz para un gobernador con una provincia inundada, “ven el resultado y abren el paraguas”.

Tras una tensa calma en el despacho del gobernador, Scioli pudo festejar el triunfo de Manzur, vivido como un triunfo sobre Macri. En la madrugada del lunes, a las 2, fuegos artificiales anunciaban que el oficialismo se adjudicaba el triunfo gracias a una “tendencia irreversible”. Poco importó que para esa hora solo se fuera escrutando el 17%. Desde la mañana el bonaerense le reclama, con un leve énfasis, a su rival que reconozca la derrota de Cano, es decir, su derrota.

Con diez minutos de diferencia y con dos cuadras de distancia de Manzur, Cano y Amaya se hacían presente en el Correo Argentino, pedían que se suspenda el escrutinio provisorio y se declaraban ganadores. Mientras, Macri fogonea la idea del fraude, que encuentra elementos de realidad, para que al menos si su alfil Cano no gana, el triunfo de Scioli sea cuestionado.

El día después

La represión con balas de gomas y gases de la movilización convocada como un “cacerolazo contra el fraude” –motorizada por el canismo– plantea el interrogante de si la deslegitimación puede abrir una crisis política en el régimen provincial, con alcance al gobierno nacional. Crisis que la oposición, sin límites geográficos, buscará capitalizar. Ahora, las elecciones del domingo tienen un sabor amargo para Scioli y el triunfo de Manzur se desvanece en el aire.

fuente: La Izquierda Diaria

You must be logged in to post a comment Login