Grecia: La Plataforma de Izquierda se desmarca de Syriza y forma un nuevo partido

Resumen Latinoamericano, 21 de agosto 2015.- La Plataforma de Izquierda, una facción de Syriza, ha anunciado la formación de un nuevo partido que se presentará a las elecciones anticipadas previstas para este otoño tras la dimisión del primer ministro, Alexis Tsipras. El nuevo se llamará Unidad Popular y formará su propio grupo parlamentario con 25 diputados.

«La Plataforma de Izquierda contribuirá a la formación de un frente amplio, progresista, democrático y antimemorando que participará en las elecciones para imponer la cancelación de los memorandos (con los acreedores)», afirma en un comunicado.

Esta facción, que apuesta por la vuelta al dracma como moneda nacional, ha criticado duramente las negociaciones de Tsipras con los acreedores por su oposición a la implementación de nuevos ajustes. Una de las personalidades más conocidas de la facción es el exministro de Energía Panayotis Lafazanis.

El nuevo partido se llamará Unidad Popular y formará su propio grupo parlamentario con 25 diputados, según ha informado el Parlamento griego.

«Las elecciones que decidió provocar Alexis Tsipras tienen lugar para enterrar el ‘no’ del referéndum, las luchas del pueblo contra los memorando y su esperanza», añade la nota

En el grupo Unidad Popular no están ni el polémico exministro de Finanzas Yanis Varoufakis ni la presidenta del Parlamento, Zoí Konstandopulu; los dos votaron en contra del tercer rescate el pasado viernes. Entre los 25 diputados rebeldes sí figuran, sin embargo, algunos de los ministros defenestrados por Tsipras en julio en la remodelación del Gobierno, como el antiguo número dos de Defensa, Kostas Ysichos, y el responsable de Seguridad Social, Dimitris Stratulis. También se ha sumado a Unidad Popular el conocido economista Kostas Lapavitsas

El anuncio de la Plataforma de Izquierda liderada por Lafazanis de que creará un nuevo partido contenía serias críticas a Tsipras por «mostrar una nueva cara completamente opuesta a la de Syriza». «Las elecciones anticipadas que ha decidido Alexis Tsipras se celebrarán para enterrar el orgulloso no del referéndum [del 5 de julio], para enterrar la lucha antirrescate y las esperanzas de la gente. A los griegos se les pide ahora que se aprieten la soga alrededor del cuello y respalden un nuevo memorándum. La Plataforma de Izquierda, fiel a los compromisos de Syriza, congruentes con el no del pueblo griego, enarbola la bandera de la lucha para salir de la crisis…», señala el anuncio, realizado horas antes de que se conociera la formación del grupo parlamentario propio de esta facción, la más importante y organizada de Syriza.

Con sus 25 escaños el grupo parlamentario de Lafazanis se convierte en el tercero más importante de la Cámara, por delante del de los neonazis de Aurora Dorada. De esta manera, el mandato de formar Gobierno recaerá sobre ellos y no sobre el partido neonazi, como establece la Constitución. La formación de un grupo parlamentario le serviría además para provecharse de los privilegios de los partidos con representación parlamentaria de cara a las futuras elecciones.
Unidad Popular se convierte así en la tercera fuerza política del país, por lo que, según el procedimiento establecido por la Constitución, recibirá el mandato del presidente de la República para formar gobierno si la segunda fuerza política no lo consigue.
El presidente del partido conservador griego Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, ha recibido el mandato para formar Gobierno del presidente de la República, Prokopis Pavlopulos. Se reunirá con él este viernes por la mañana.
La fecha de los comicios dependerá entonces del uso que hagan los partidos de su turno para formar Gobierno, pero oscilarían entre finales de setiembre y principios de octubre.

Tsipras dimitió este jueves al asegurar que su mandato ha terminado tras pactar el tercer rescate con los acreedores internacionales y que ahora es el momento de que el pueblo griego decida mediante su voto si legitima su gestión.

__________________________________________

Nueva Democracia se reúne con el presidente griego para tratar de formar gobierno
Vangelis Melmarakis, líder de Nueva Democracia, trata de agotar las vías para no enfrentarse a unas nuevas elecciones y se reunirá con el presidente griego, Prokopis Pavlopoulos, con el fin de crear un nuevo gobierno. La posibilidades de formar una coalición son mínimas.
Seguidores de Nueva Democracia durante las últimas elecciones. (Angelos TZORTZINIS/AFP)
El líder de Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, principal partido de la oposición griega, se reunirá hoy con el presidente del país, Prokopis Pavlopoulos, para recibir el mandato de formar nuevo gobierno, según fuentes del partido.

El propio Meimarakis afirmó el jueves que intentará formar gobierno con otros partidos, intentando desechar así la opción de convocar elecciones anticipadas, como sugiere el primer ministro, Alexis Tsipras. «Exploraremos todas las posibilidades en un esfuerzo por asegurar que las elecciones son la última opción, no la primera como quiere Tsipras», ha afirmado Meimarakis en una rueda de prensa.

Sin embargo, y debido a la composición del actual Parlamento, Nueva Democracia tiene pocas posibilidades de formar una coalición tras la dimisión de Tsipras, por lo que la celebración de nuevas elecciones es la opción más probable.

Incluso en el caso de que no tuviera éxito, Meimarakis ha puesto en duda la opción de celebrar elecciones el 20 de setiembre, porque, según ha dicho, otros partidos intentarán asumir el liderazgo de las negociaciones para formar gobierno y cada uno necesitará tres días.

_________________________________________________________________________________

Análisis

Tsipras: Dimitir para poder seguir liderando

Editorial diario vasco Gara

2015/08/20
Siete meses después de que tomara posesión del cargo de primer ministro griego, Alexis Tsipras ha anunciado su renuncia al cargo y la convocatoria de elecciones anticipadas en las que volverá a presentarse como cabeza de lista del partido de izquierda Syriza. Según sus propias palabras, tenía la «obligación moral» de volver a pedir la confianza al pueblo griego una vez asegurado el tercer rescate, doloroso en términos de recortes y reformas, pero necesario para evitar un colapso económico total, un «suicidio seguro». Han sido siete meses en medio de una crisis existencial para Grecia, frente a poderosos intereses, con amenazas y extorsiones nada veladas contra su país. Un mandato que empezó con la promesa de quebrar el memorándum, los acuerdos de rescate, y que prematura y provisionalmente termina con otro memorándum que está quebrando a su propio partido Syriza.

Sin un partido que le asegure la mayoría parlamentaria (un tercio de su bancada votó en contra o se abstuvo en la votación del tercer rescate) y dependiendo del voto de la oposición, Tsipras volverá a intentar asegurarse el mandato popular probablemente en setiembre. Y parece una certeza, así lo indican todas las encuestas, que lo conseguirá. El joven político goza de una gran popularidad en Grecia, es apreciado por su intento de resistir a las demandas alemanas de austeridad extrema, por su afán de no renunciar a nuevos puntos de ruptura. Y aunque parezca que su decisión aumenta la incertidumbre política, tiene todo el interés en convocar elecciones anticipadas antes de que los duros términos del rescate se hagan sentir.

La llamada ala izquierda de Syriza anuncia una plataforma electoral propia, y acusa al Gobierno de «anular la democracia» y «ceder ante la dictadura de la eurozona». No obstante, sus expectativas de voto popular no son nada grandes. Tsipras vive momentos difíciles en lo social y en su partido, pero si sobrevive políticamente demostrará a propios y extraños que es en tiempos de grandes crisis cuando más cruciales se hacen los grandes líderes.

You must be logged in to post a comment Login